Revista Qué

15 Nov 2012 | DEUDA

Por el 82%

La legisladora kirchnerista María José Lubertino denunció que el gobierno de Mauricio Macri endeudará un 82% más a la Ciudad este año.


A través de un informe, la diputada aseguró que la deuda externa de la Ciudad de Buenos Aires podría incrementarse en un 82% de manera anual.

“Entre 2007 y 2012 -afirma el texto- aumentó un 259%, con un incremento de 58% sólo en el último año. Si se considera la totalidad de la deuda en dólares el incremento es igualmente preocupante: 145% entre 2007 y 2012, 47% en el último año”.

“El PRO quiere ir por más, dado que presentó un proyecto, aún pendiente de aprobación, para otra emisión por U$S 216 millones. De concretarse ésta última emisión, el aumento anual del stock de deuda ascenderá a 82%”, agregó Lubertino.

La ex titular del INADI afirmó que “al incremento de la deuda se suma el problema de que la misma ha sido contraída en moneda extranjera. En efecto, Macri ha llevado a cabo una dolarización de la cartera de títulos y créditos: prácticamente la totalidad del stock de deuda actual está nominado en dólares (99%), mientras que en 2007 dicha proporción ascendía a 34% (el ratio actual para la deuda del Gobierno Nacional es 60%). Ello compromete aún más las posibilidades de repago a futuro”.

“Para justificar el permanente aumento de la deuda pública, el Ejecutivo sostiene que el financiamiento obtenido se destina a obras de infraestructura. Sin embargo, estos dichos contrastan con la pobre ejecución presupuestaria. Al segundo trimestre de este año se lleva ejecutado sólo un 20% del crédito presupuestario destinado a obra pública (partidas correspondientes a Inversión Real Directa y Construcciones). En particular, la ejecución presupuestaria de las diferentes dependencias encargadas de las obras viales asciende sólo 12,5%”.

“La subejecución presupuestaria de las obras de infraestructura es una constante en la gestión macrista: en 2010 quedaron sin ejecutar $734,6 millones, mientras que en 2011 el monto ascendió a $977,2 millones. Si continúa el ritmo de ejecución actual en lo que resta del año, el Gobierno de la Ciudad dispondrá de un crédito presupuestario total destinado a Inversión Real Directa sin ejecutar de $3.250 millones. El mismo ejercicio aplicado a las Unidades Ejecutoras a cargo de las obras de infraestructura vial arroja un monto de $129,2 millones de pesos”, ejemplificó.

“Existen recursos disponibles específicamente asignados presupuestariamente a obras de infraestructura vial que la Ciudad no está utilizando, por lo que no resulta necesario ni conveniente aumentar la deuda”, concluyó.

Compartir
?