Revista Qué

7 Ene 2015 | Polémica por las grúas

Presentaron un amparo para frenar el aumento

El legislador Marcelo Ramal recurrió a los Tribunales porteños para que se dicte una medida cautelar que suspenda la suba en el acarreo de vehículos.

El legislador porteño por el Partido Obrero Marcelo Ramal presentó un recurso de amparo ante la Justicia porteña para buscar frenar el aumento en el acarreo de vehículos, según confirmaron fuentes judiciales.

Ramal además solicitó que el planteo sea tratado durante la feria judicial y que el tribunal dicte una medida cautelar para suspender el aumento hasta llegar a una resolución.

El gobierno porteño dictó la Resolución Conjunta 8/MJGGC/14 por la cual se aumentó un 29 por ciento la tasa de acarreo y remoción de vehículos por parte de las empresas STO (Dakota S.A) y SEC (BRD S.A.C.I.F.I), que quedó en 580 pesos.

Ramal sostuvo que “el valor del acarreo aumento más de diez veces desde que la actual administración del gobierno porteño inició la escalada de aumentos de esa tasa”, ya que pasó de 56,7 pesos en diciembre de 2007 a los actuales 580 pesos.

“Ese incremento más que duplica a la evolución de la tasa de inflación, incluso medida a través de indicadores ‘no oficiales’”, sostuvo el amparo que patrocinan las abogadas Liliana Alaniz y Valeria Díaz.

Para Ramal el aumento, que calificó de “abusivo”, busca “revestir al acarreo de un carácter sancionatorio, o sea, de una multa encubierta”, ya que la persona que cometió una infracción paga una multa por eso.

La causa quedó a cargo del juez en lo contencioso administrativo y tributario de la ciudad de Buenos Aires Darío Reynoso, quien comenzó a darle trámite al amparo.

El magistrado pidió opinión a la Fiscalía para que dictamine si corresponde habilitar la feria judicial para analizar el planteo.

El legislador Gabriel Fuks también se refirió al tema y obervó que “en cinco años, el subsecretario de Transporte no mostró la capacidad necesaria para resolver el servicio de acarreo en la Ciudad, sino que lo agravó año tras año aumentando las tarifas que recaen directamente en el bolsillo de los porteños. Él mismo reconoce la ineficacia y la falta de solvencia propia y de la gestión”.

“Dietrich prefiere trasladar los altos costos operativos de dicho servicio a todos nosotros, los que vivimos y transitamos la Ciudad”, fustigó Fuks.

Por último, el legislador kirchnerista dijo que Dietrich “tampoco explicó porqué la necesidad de subsidiar a ambas compañías, que en el 2014 percibieron una suma superior a los 55 millones de pesos. Ni cómo resolverá el Gobierno porteño la relación contractual que, hace 13 años, roza la ilegalidad”.

Compartir
?