Revista Qué

28 May 2016 | A MEDIDA EMPRESARIAL

El proyecto Distrito Joven

El Gobierno porteño busca la rezonificación de los predios de Costanera Norte, que permitirá el auge del sector privado en desmedro de los espacios verdes y públicos. Se acrecienta el debate por el repudio de la oposición. Cuando en noviembre de 2015 el Ejecutivo presentó un proyecto de ley para rezonificar los predios que se […]

El Gobierno porteño busca la rezonificación de los predios de Costanera Norte, que permitirá el auge del sector privado en desmedro de los espacios verdes y públicos. Se acrecienta el debate por el repudio de la oposición.

distritojoven

Cuando en noviembre de 2015 el Ejecutivo presentó un proyecto de ley para rezonificar los predios que se extienden a lo largo de Costanera Norte, éstos ya estaban ocupados desde hacía largo rato por varios locales comerciales que, pagando cánones bastante bajos, venían desarrollando sus emprendimientos en áreas destinadas a espacios verdes y públicos.

Pocos tomaron nota de lo que implicaba el enroque que Mauricio Macri y compañía querían ejecutar: desafectar los predios del Distrito Urbanización Parque (UP) del Código de Planeamiento Urbano y afectarlos al nuevo Distrito E4 – Distrito Joven – Equipamiento Esparcimiento. Traducido: mutar el destino público de los dominios en uno liberado para el sector privado. Esto habilita al Gobierno a hacer concesiones para la explotación comercial de la zona, sin la obligación de generar espacios libres y más vía pública.

Por una ordenanza sancionada en 1993, dichas áreas tienen como único destino el uso público, cosa que no se cumple desde hace unos cuantos años en Costanera Norte: durante varias décadas se explotaron en la zona boliches, salones de eventos y restaurantes que funcionaron -y funcionan- con el goce de concesiones y permisos otorgados por el Gobierno. “Lo vienen haciendo a precios irrisorios sobre predios destinados a parques”, dijo a Qué Jonatan Baldiviezo, abogado del Observatorio del Derecho a la Ciudad. Algunas de las firmas son: Pachá, Rosebar, Tequila, Gardiner, Aquellos Años, Rodizio, Siga La Vaca, Brandy, Happening, Azul Profundo, El Palacio de las Papas Fritas y Los Platitos. Todas sus concesionarias pagaron durante años cánones anuales insignificantes con relación a la superficie que cada lugar ocupa. Ante este problema hubo una cadena de denuncias y presentaciones judiciales que desembocaron en una serie de decretos sancionados en 2015. Así se actualizaron algunos cánones mediante licitación pública para concesionar ocho de esos dominios por cinco años, aunque nunca se subsanaron las irregularidades que tenían que ver con la ocupación privada de zonas que, por ley, deben ser destinadas a vía pública y espacios verdes.

Baldiviezo, quien investiga el tema desde hace tiempo, subrayó las ilegalidades en las que se enmarca el proyecto. “Se están privatizando espacios que no pueden ser privatizados; pasa con todos los locales que están en Costanera Norte”, sentenció. Asimismo, agregó: “En la Legislatura se están discutiendo negocios inmobiliarios, como la Agencia de Bienes, en vez de apuntar a necesidades importantes, como el déficit habitacional”.

El 20 de noviembre de 2015, el Gobierno presentó el proyecto y lanzó la propuesta de erigir el Distrito Joven en el tramo comprendido entre el límite de la Ciudad con Vicente López sobre el río de la Plata hasta la ribera de la dársena F del puerto. Como consta en el expediente, la justificación se basa en la necesidad de “mejorar el tejido y distribución de los usos del suelo en la franja costera”, y de “delimitar un espacio dentro de la Ciudad que, por su lejanía a sectores residenciales, permita absorber el impacto negativo de las mismas, armonizando la convivencia de los vecinos”. Y en esa línea, una de las premisas pasa por lograr el desplazamiento de los locales bailables clase C a la zona costera. Actualmente hay 150 emprendimientos de ese tipo en CABA.

El expediente logró el visto bueno del Parlamento el 3 de diciembre pasado, cuando se votó a libro cerrado y sin debate alguno. Hubo 48 pulgares arriba, 11 abajo y una abstención. Después, el 19 de abril de este año, se desarrolló la audiencia pública, donde el director general de Políticas de Juventud, Fabián Pereyra, expuso sobre las bases del proyecto. El trabaja en coordinación con el legislador del PRO Agustín Forchieri, quien preside la comisión de Planeamiento Urbano y que, en diálogo con este medio, esgrimió sus argumentos a favor del proyecto. Aseguró que
la idea matriz trata de un proyecto integral para ampliar el espacio costero y que incluye diversos atractivos culturales, polos gastronómicos, deportivos, bibliotecas flotantes, gimnasios inteligentes y demás. “Queremos recuperar la vida diurna en el río”, enfatizó el legislador.

NO ES SOLO ALGO NOCTURNO”

En diálogo con Qué, el legislador del PRO y presidente de la comisión de Planeamiento Urbano, Agustín Forchieri, aseguró que el proyecto es mucho más amplio de lo que muchos creen, puesto que se lo ha catalogado únicamente como algo nocturno. “Lo nocturno alcanza sólo a una pequeña parte del Distrito Joven. La idea es ampliar el espacio
público costero, generar atractivos culturales, gastronómicos y deportivos”, afirmó.

Forchieri habló además de “canchas, espacios culturales, bibliotecas, gimnasios inteligentes
y muchas otras cosas que mejorarán la vida diurna”, y explicó que la idea no es sacar el proyecto rápidamente sino “trabajarlo bien y seguir escuchando propuestas”. En tanto, sobre las concesiones a boliches admitió que “queremos hacer algo ordenado y prudente, donde se invierta, lo que conlleva más control policial, de salud y mayor atención concentrada”.

LA OPOSICIÓN QUIERE PREGUNTAR

En la audiencia pública del 19 de abril pasado, el que expuso sobre el proyecto fue el director general de Políticas de Juventud, Fabián Pereyra. El funcionario, habló de iniciativas y programas sociales, culturales, ecológicos y deportivos, ítems no detallados en el expediente. “Enumeró cosas a las que nadie podría oponerse pero que no figuran en la iniciativa legislativa”, contó a Qué Romina Braga, juntista de la Comuna 13 por la Coalición Cívica. Y “Si los predios se concesionan y afectan a locales bailables y restaurantes por 10 años, ¿en qué superficie se construirán los espacios culturales, bibliotecas, centros de estudio y deporte que el funcionario anunció para el Distrito Joven?”.

Compartir
?