Revista Qué

6 May 2016 | Juego

Santilli respaldó el cierre de bingos

“Mi sueño es que la Ciudad no tenga juego”, afirmó el vicejefe de gobierno porteño. Este jueves, 450 trabajadores quedaron desempleados tras el cierre de las cinco salas que funcionaban en la Capital.

En medio de la polémica por el cierre de los bingos en la Ciudad, el vicejefe de gobierno, Diego Santilli, respaldó la medida que dejó a 450 trabajadores en la calle. “Mi sueño es que la Ciudad no tenga juego”, afirmó “El Colorado” en declaraciones radiales.

size1_73916_santilli

“Los bingos son una concesión que estuvo con el tiempo. Muchos de ellos tienen correlatos en provincia de Buenos Aires. Tienen tragamonedas y en la Ciudad no. Se están viendo las concesiones en el juego a nivel nacional”, añadió Santilli.

Consultados sobre los empleados de los cinco bingo de la Ciudad, ahora desocupados, el funcionario aseguró “estar trabajando” en ello junto a Lotería Nacional, por lo que se especula que podrían ser reubicados.

Tal como publicó RevistaQué.com, desde las 16 horas de este jueves, la Ciudad cerró todas las salas de bingo. que tenían las concesiones vencidas hace dos años y funcionaban a través de un medida judicial que el había quedado fuera de efecto la semana pasada.

Durante los últimos días, los 450 trabajadores no pusieron en juego los pozos acumulados como una manera de de reclamar que les garanticen los $ 50 millones que se necesitan para cubrir las indemnizaciones, pero por ahora no recibieron respuesta.

La sala de caballito era administrada por un operario, mientras que las restantes (Flores, Lavalle, Congreso y Belgrano), estaban a cargo de una sociedad que también maneja los bingos de Lujan y Moreno y tiene una participación en el Casino de Mendoza.

El negocio de otros bingos, por ejemplo, los del GBA se sostienen con las tragamonedas. Los de Capital nunca consiguieron que les habilitaran el negocio que está monopolizado por Cristóbal López y sus socios. Desde el sindicato de trabajadores de juegos de azar (ALEARA) anticiparon que iniciaron una demanda a las empresas y al Estado porteño para garantizar el pago de las indemnizaciones.

Compartir
?