Revista Qué

11 Jul 2017 | Considera que se gasta mucho dinero

Santilli también quiere derogar las PASO

El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli coincide con sus compañeros del oficialismo en el planteo de la opción de suprimir el régimen de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Considera que “cumple su objetivo”. Diego Santilli se acopló al reclamo del oficialismo de derogar las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias ya que […]

El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli coincide con sus compañeros del oficialismo en el planteo de la opción de suprimir el régimen de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Considera que “cumple su objetivo”.

Diego Santilli se acopló al reclamo del oficialismo de derogar las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias ya que no cumplen su objetivo y se gasta mucho dinero en ellas.

“Es una realidad. Hay que analizarlo, por lo menos. Hay que repensar cómo hacemos para no gastar tanto dinero de los ciudadanos”, evaluó Santilli.

El vicejefe de Gobierno argumentó que “por lo general, las PASO tienen un grado de participación importante cuando son para cargos ejecutivos”, pero no para “elecciones de medio término. Lo vamos a analizar en el contexto una vez que pase el año electoral”.

Cabe resaltar que en la Ciudad de Buenos el primero en solicitar que las PASO se deroguen fue el diputado por el Socialismo Auténtico, Andrián Camps, por el elevado costo que tienen.

“Las PASO le cuestan al país $27 mil millones, cuando esos fondos se podrían utilizar para mejorar la salud y la educación pública, que están en situación de emergencia” expresó el legislador porteño. Y agregó:  “Además, paralizan la gestión pública por varios meses en los tres poderes, ya que los funcionarios públicos se enfocan más en la campaña electoral que en solucionar los problemas de los vecinos”.

Por otro lado, recordó que en estas elecciones prácticamente no hay internas en las distintas fuerzas políticas: “La finalidad que tienen es que los porteños voten una encuesta obligatoria, cuyo único fin es proscribir a los partidos que no superan el 1.5% de votos. Cristina Kirchner, impulsora de las PASO, evitó competir con Randazzo, y Horacio Rodríguez Larreta actuó de la misma manera frente a Martín Loustau”.

“Hay porteños independientes que no están interesados en votar una interna política y sin embargo la ley los obliga a participar. Las listas deberían definirlas los afiliados de los diversos espacios políticos” finalizó Camps.

 

Compartir
?