Revista Qué

11 Nov 2015 | Entrevista

Scioli: “Cambio seguro, sin riesgos”

El candidato del FpV explica el giro en la campaña de cara al balotaje; dice que el oficialismo “está más unido que nunca”; ratifica y extiende anuncios; y se muestra firme contra una abrupta devaluación.

Gentileza Revista La Tecla

En el living principal de la residencia del Gobernador, entre acto y acto, entre reunión y reunión, Daniel Scioli hace un alto para charlar de la campaña. Se muestra confiado, afirma que decir lo que va a pasar no es una campaña del miedo, se ubica como el garante de los logros y de los cambios justos, dice porqué tomó propuestas de Sergio Massa y, siempre fiel a su estilo, ratifica para su posible Gabinete los nombres que dio antes de las generales.

-Falta cada vez menos

-Sí, pero realmente yo tengo mucha confianza y fe en el pueblo de la provincia de Buenos Aires y en el conjunto del pueblo argentino. Se ha tomado una conciencia colectiva de qué se trata esta trascendental definición del 22 de noviembre en-tre dos caminos: uno que va hacia el desarrollo y otro que busca volver a políticas económicas, sociales y de un rol del Estado que tiene a mucha gente preocupada. Tanto que se habla de cambio, yo quiero proponer un cambio seguro, sin riesgos; un cambio superador a partir de todo lo que hemos hecho.

-¿Volvió la idea de la continuidad con cambios?

-Si hay algo que se ha dado en estos años, son transformaciones, avances; y hay que darles continuidad a políticas centrales como desendeudamiento y re-industrialización, introduciéndoles cambios como el que se ha dado en el parque industrial de Berazategui, por ejemplo. Lo visité recientemente y veía una escuela técnica integrada al parque, y también una delegación del Banco Provincia.

-¿Y cuáles son los cambios?

-El cambio es incorporar más ciencia y tecnología, es el 82 por ciento móvil, es sacar las retenciones a las economías regionales, es eximir de Ganancias a los trabajadores hasta 30.000 pesos.

-¿Faltó explicarlo mejor en la etapa previa a las elecciones generales?

-Creo que ahora está la ventaja del balotaje, donde quedan nítidamente dos alternativas. Y ahí es donde se ponen de manifiesto los proyectos, pese a las pocas definiciones que ha tenido esta nueva alianza. Me consta que muchos trabajadores, pequeños productores y sectores populares están preocupados por las fuertes contradicciones que hay en función de todas las posiciones que ha tenido el candidato de la alianza a lo largo de todos estos años. Y no estamos hablando de veinte años atrás; estamos hablando de ahora, de la semana pasada, cuando se opusieron a la gratuidad de las universidades.

-¿Sólo sirve hablar de futuro porque lo que se hizo la gente ya lo toma como un derecho adquirido?

 

-La gente incorporó estas conquistas que le han dado derechos; y mi misión es sembrar de buenas expectativas y de esperanza que lo que viene va a ser cada vez mejor. Yo garantizo cuidar las cosas que hay que cuidar, continuar las que se deban continuar y corregir lo que haya que corregir. Y hacerlo siempre a mi manera, en el ejercicio pleno de las facultades constitucionales, como lo he hecho a lo largo de estos años en la Provincia, con total autonomía e independencia.

scioli

 

 

-¿Se hizo autocrítica en el Frente para la Victoria por el resultado?

-Siempre se hace autocrítica. Desde lo personal, todos los días. Cuando uno hace, no es infalible, y tiene que interpretar un electorado que fue en busca de otras fuerzas políticas; y ahora busco cómo acercarme a él, diciéndole que lo escuché y que todavía estoy abierto a introducir más cambios.

-A su criterio, ¿qué busca el votante que eligió a Sergio Massa?

-Es un voto que fue en busca del 82 por ciento móvil, de eximir Ganancias, de preocupación por el narcotráfico. La gran mayoría ha estado en nuestro espacio, y los siento mucho más cerca que de Macri, como ellos mismos lo han manifestado. Como el caso de Felipe Solá, que es un hombre de gran experiencia y ha dicho con toda claridad que de la mano del candidato de la alianza se viene un ajuste, quita de subsidios y devaluación. Y es obvio que es así, porque lo están diciendo; que van a devaluar, que van a quitar subsidios; y si se deja liberado al mercado el tipo de cambio, eso es ajuste.

-¿Eso no es campaña del miedo?

-No. Si hay alguien que ha instalado el miedo, pesimismo y panorama desolador sobre la realidad y sobre las perspectivas futuras es, precisamente, el espacio con el que estamos confrontando. Que no es un enfrentamiento en términos personales, sino de debate de ideas. Uno de los dos es el que garantiza el trabajo argentino; uno de los dos es el que sabe cómo llevar adelante un millón de viviendas a partir de haber recuperado Procrear; uno de los dos es el que cree que de la mano de la ciencia y la tecnología la economía va a ser cada vez más competitiva; uno de los dos es el que cree que tenemos que mejorar la cantidad y la calidad del empleo y la distribución del ingreso.

-¿En qué se concentran hoy sus equipos técnicos?

-En un gran paraguas, que es la agenda del desarrollo y seguir con todas las políticas activas que permitan desarrollar el máximo potencial de nuestra materia gris y nuestra materia prima. Y agregar valor e integrar la educación con el mundo del trabajo. Cuando Macri salió a cuestionar la creación de las nuevas universidades, o salió a de-cir que la ciencia y la tecnología eran un despilfarro, es no comprender que los procesos productivos necesitan cada vez más de la tecnología.

-Antes de las elecciones había anticipado quiénes serían sus ministros en algunas áreas. ¿Mantiene esa lista?

-Primero hice un relevamiento de Argentina, de las expectativas; di cuatro veces la vuelta al país. Luego formé equipos técnicos, profesionales y, a partir de allí, puse responsables en cada una de las áreas, que son personas de experiencia, idóneos, comprometidos con estos objetivos. Y hoy están todos focalizados en el 22 de noviembre.

-¿Pero ha revisado esos anuncios?

-Son los mayores referentes que tengo en cada una de las áreas.

-¿La Cámpora tiene lugar en su Gabinete?

-Yo soy muy integrador, de todos los sectores. Se ha buscado muchas veces demonizar a jóvenes con una gran vocación militante y que asumen responsabilidades. Y yo no quiero una juventud diferente, quiero una juventud comprometida, que tome posición, que se la juegue; de la agrupación juvenil que sea, de cualquier partido político.

-¿Miguel Bein continúa como colaborador suyo?

-Sí. Yo tengo una manera de trabajar, que escucho a muchos economistas. Ahora, las decisiones las tomo yo. La política es la que tiene que conducir la economía, no los economistas, porque lo van a hacer con una mirada de que les cierren los números como sea.

-¿Le preocupa que el Banco Central vaya perdiendo reservas?

-Me preocuparía muchísimo que el país estuviera híper endeudado, como estaba. Hoy hay una gran capacidad de maniobra para incorporar cada vez más reservas vía incentivo a la repatriación de capitales o acuerdos con bancos centrales de otros países. Ya lo hablé con la presidenta de Brasil y con las autoridades de China.

-¿Se arrepiente de no haber sido antes “más Scioli”?

-El “más Scioli que nunca” tiene que ver con lo previsible, lo confiable, la moderación, la impronta que le he dado siempre a las cosas. El 10 de diciembre termina un gobierno y empieza otro, termina un ciclo constitucional de la Presidenta y si el pueblo así lo decide me tocará la responsabilidad de llevar adelante la conducción del país para orientarlo hacia donde he dicho que voy a poner todo el esfuerzo.

-Se habla mucho de la relación con la Presidenta, ¿cómo han sido las últimas semanas, después de las generales?

-Estamos en permanente contacto y con una gran armonía. El Frente para la Victoria está más unido que nunca, más allá de los que quieran sembrar cizaña y escoria; y si hay diferencias se plantean, muchas veces públicamente. Siento que en esta parte de la definición de la elección presidencial hay un nivel de mística y de compromiso inmenso. Y no solamente adentro de nuestro espacio, sino de muchísimos argentinos. Hay temor por las definiciones del candidato de la alianza, de retroceder. Como lo que ha planteado en materia de subsidios, que los va a empezar a sacar, y eso es aumento de la luz, del gas y del transporte.

-¿Tiene garantizada toda la fiscalización de la elección?

-Sí, está garantizada. Lo garantiza el despliegue territorial que tenemos y toda la gente que trabaja conmigo.

-¿Y los intendentes que perdieron?

-Tienen un gran compromiso, porque han demostrado grandeza, han demostrado generosidad y yo se los agradezco. Aparte yo los tengo comprometidos a que me ayuden en la Presidencia.

 

San Miguel de Tucumán, Tucumán.- 29/10/2015.-El candidato a presidente por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli junto a su compañero de formula, Carlos Zannini, participó hoy de la toma de juramento del gobernador electo de Tucumán, Juan Manzur; su vice, Osvaldo Jaldo y la totalidad de su gabinete, en el teatro "General San Martin",  de esa ciudad. Prensa Scioli.

-¿Cómo espera el debate?

-Nunca más oportuno. Ahí se van a exponer claramente las contradicciones. El que tiene un problema es el candidato de la alianza, Macri, por cómo sostiene todas las posiciones que ha tenido en los últimos meses o años. Aparte, cuando uno va a profundizar el cambio vacío que propone no encuentra nada. Cuando encuentra, encuentra devaluación, quita de subsidios y ajuste.

-¿Siente que usted es el único candidato que dice qué va a hacer y cómo?

-Lo voy a hacer con el respaldo de pertenecer a un espacio político que ha hecho avanzar a la Argentina y con el respaldo de todo lo que hice estos años en la Provincia.

-¿Llegar al balotaje significa un fortalecimiento o un escollo hacia la futura gobernabilidad?

-Consolida la gobernabilidad y facilita el debate, porque quedan claramente dos nítidas opciones.

 

“Una devaluación es ajuste”

 

-¿Cuál es para usted el precio del dólar?

-Eso es otro enfoque que contrasta con mi visión. Ellos (por la oposición) piensan que la competitividad viene tras una gran devaluación, y eso es ajuste. Están hablando de un dólar a 13 o a 14 pesos; eso ya pasó, y lo que pasó es el pasado. Yo convoco al gran futuro que tenemos por delante, con una economía más eficiente, pública y privada.

-¿Qué le recomendaría a un argentino que tiene unos pesos guardados y no sabe qué hacer?

-Que invierta en lo que sea. Los activos van a valer cada vez más en términos reales. No por inflación, sino porque va a haber un interés creciente en tomar posición sobre Argentina. El crédito hipotecario va a dinamizar mucho el mercado de las propiedades, y las empresas argentinas van a valer más. Por eso he definido eximir de ganancias a la re inversión de las pymes para aumentar la capacidad productiva instalada, que es un proyecto de ley que estaba dando vueltas en la época de Lavagna y que creo que es el momento de debatirlo y aprobarlo.

 

“Que no desande avances que hemos tenido”

 

-Después de ocho años en la Provincia, ¿qué consejo le daría a Vidal?

-En primer lugar que no desande avances que hemos tenido. Y luego lo que yo siento que quedó pendiente, y como presidente me comprometeré a ayudarla, como ya se lo dije.

-Si es presidente va a tener las principales jurisdicciones políticas de otra bandera, es todo un desafío.

-Córdoba no es un problema, porque Schiaretti tiene una visión productivista, desarrollista; tengo una gran afinidad con él. Yo sé que Rodríguez Larreta aspira a que la Ciudad vaya teniendo su autonomía y me he comprometido con eso; es la ciudad en la que nací y la conozco muy bien. Y la Provincia, si hay alguien que conoce lo que hemos hecho, lo que está pendiente, y cómo resolverlo, soy yo. Aparte, una de las formas que votó la gente es la búsqueda de un poder más equilibrado.

 

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 57 DE QUÉ

Compartir
?