Revista Qué

27 May 2016 | Después del paro de hoy

Se dictó la conciliación obligatoria

Los vericuetos gremiales en el subte siguen a la orden del día. Después de semanas de conflicto con los metrodelegados, el Gobierno porteño sumó un nuevo capítulo: problemas con los empleados de seguridad privada. Una media de fuerza tomada por dichos agente, que acompañaron los metrodelegados, paralizó la línea C durante la mayor parte de […]

Los vericuetos gremiales en el subte siguen a la orden del día. Después de semanas de conflicto con los metrodelegados, el Gobierno porteño sumó un nuevo capítulo: problemas con los empleados de seguridad privada.

Una media de fuerza tomada por dichos agente, que acompañaron los metrodelegados, paralizó la línea C durante la mayor parte de la mañana. El conflicto se desató por el despido de dos los efectivos.

Pero, hace algunos minutos, se dictó la conciliación obligatoria entre la empresa y Metrovías, quien es la encargada d operar el servicio junto con Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE).

Según denunció la concesionaria del servicio, la protesta la hicieron “personas que no son empleados de la empresa Metrovías y que mantienen un conflicto laboral con sus empleadores, quienes prestan servicios de seguridad privada en distintos ámbitos de la Ciudad”.

Subte

Según los trabajadores de la empresa de seguridad privada, la protesta se realizaba en reclamo de la reincorporación de dos delegados que fueron despedidos.

Los metrodelegados son uno de los gremios más combativos en la Ciudad, sin embargo, la orden del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, es que el conflicto entre ambas facciones, los de la línea B que responden al FIT, cuyo delegado, Claudio Dellacarbonara, fue candidato, y los de la C, que responden al kirchnerismo y cuyo referente es Claudio Segovia, se hagan sombre entre ellos.
Compartir
?