Revista Qué

20 Jul 2016 | DÉFICIT PORTEÑO

Se pinchó el globo PRO

El oficialismo siempre se jactó de cerrar bien las cuentas. Sin embargo, en el último informe de inversión correspondiente a 2015, se registró un déficit financiero superior a los 6 mil millones de pesos. Dos lecturas opuestas con el foco en los recursos y los gastos de la Ciudad. “Nosotros tenemos superávit hace muchos años, por […]

El oficialismo siempre se jactó de cerrar bien las cuentas. Sin embargo, en el último informe de inversión correspondiente a 2015, se registró un déficit financiero superior a los 6 mil millones de pesos. Dos lecturas opuestas con el foco en los recursos y los gastos de la Ciudad.

Nota de tapa QUE #93

“Nosotros tenemos superávit hace muchos años, por eso invertimos lo que invertimos”, aseguró, orgulloso, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en una de sus tantas visitas a la mesa de Mirtha Legrand. Desde que el PRO llegó a la Ciudad de Bue-nos Aires, destacó en todo momento el orden y la transparencia en sus cuentas. Sin embargo, no todo es lo que parece y, de acuerdo a los últimos informes de Cuentas de Inversión, se les pinchó el globo.

En últimos días de junio, el ministerio de Hacienda envió a la Legislatura los documentos correspondientes al ejercicio 2015, es decir, el final del mandato de Mauricio Macri al frente de la Ciudad. En los mencionados documentos, se concluyó que el Resultado Financiero fue deficitario en $ -6.431.186.000 y que significó un incremento del 106,1 % respecto al ejercicio 2014.

No obstante, desde la cartera económica que conduce Martín Mura, aseguraron a este medio que, en realidad, la gestión económica financiera del sector público de la Ciudad registró un superávit de $ 7.229.155.000, teniendo en cuenta el Resultado Económico Primario y que los números en negativo tienen que ver, específicamente, con la incidencia de los Recursos y Gastos de Capital (como pueden ser la obra pública o de infraestructura), sumado al cargo por los intereses de la deuda.

Sin embargo, el manual del Sistema Presupuestario del ministerio de Economía de la Nación considera que el superávit o déficit fiscal surge del resultado financiero, e incluye los recursos y gastos corrientes y de capital. Por lo tanto, siguiendo este lineamiento, los números de la Ciudad son negativos.

“El Cuadro de Ahorro e Inversión al cierre del ejercicio 2015, expone un Resultado Económico Primario con un superávit de $ 7.229.155.000, que significó una reducción del 31,4 % respecto al ejercicio anterior. Dada la incidencia de los Recursos y Gastos de Capital, el Resultado Primario resultó deficitario en $ -4.481.023.000, que en definitiva contemplando el cargo por los intereses de la deuda pública de $1.950.163, arrojaron un Resultado Financiero deficitario de $ -6.431.186”, reza el informe enviado al parlamento. Al cierre del ejercicio financiero (31 de diciembre de 2015), la Ciudad generó un total de ingresos por $ 99.012.342.000. De esa cifra, $ 95.177.697.000 corresponden a Recursos Corrientes (pago de impuestos, venta de bienes, ingresos de operaciones de empresas); mientras que los restantes $ 3.834.644.000 son Recursos de Capital (Transferencias de Capital del Gobierno de la Ciudad, al capital de las Empresas).

En tanto, el Gasto primario devengado, ascendió a $ 103.493.364.000, de los cuales $ 87.948.542.000 fueron corrientes (remuneraciones al personal, bienes y servicios, impuestos y transferencias); mientras que
$ 15.544.822.000 correspondieron a gastos de capital (inversión real por terceros y por producción propia, transferencias de capital e inversión financiera).

En esta línea, si los ingresos fueron por 99 mil millones, y los egresos por 103 mil millones de pesos, se deduce
que el resultado fue, exactamente, $ -4.481.023.000. A esto, hay que sumarle los Intereses devengados de la Deuda Pública, que sumaron $ 1.950.163.000, que incrementaron en un 1,9% el Gasto Primario, por lo que los Gastos Totales ascendieron a $ 105.443.527.000, de lo que se concluye en el Resultado Financiero deficitario en $-6.431.186.000.

DEUDA Y MAS DEUDA
Una de las políticas del Gobierno PRO que generó y genera mayor polémica es la excesiva toma de deuda. De acuerdo a la Cuenta de Inversión 2015, el Gobierno de la Ciudad poseía un stock de deuda de 13.482 millones de pesos (9.762 millones de deuda privada y 3.720 millones de pública); 2.145 millones de dólares y 92 millones de euros.  “Hoy en día, la Ciudad no tiene problemas en colocar deuda en pesos”, repiten desde el minis-terio de Hacienda de la Ciudad. Así quedó evidenciado en los últimos números. En comparación con 2014, el stock de deuda en pesos se incrementó en un 35 por ciento; la de dólares en un 10 por ciento y en euros se redujo en un 6 por ciento. La deuda pública en pesos registró una de las mayores diferencias, al pasar de 886 millones en 2014 a 3.720 millones en 2015. En este ítem, los tipos que predominan son las Letras del Tesoro y los Bonos Tango.

En cuanto a la deuda pública en dólares, los mayores valores se registraron con los organismos internacionales de crédito (US$ 98 mi-llones) y con el Banco de China (US$ 30 mi-llones). Cabe destacar que, durante todo el mandato de Mauricio Macri al frente de la Ciudad, la deuda en dólares se cuadruplicó: la misma pasó de US$ 559 millones en 2007 a US$ 2.145 millones en 2015.

A fin de cuentas, por más que desde el Gobierno de la Ciudad aporten otra (y válida) mirada, lo cierto es que el globo del PRO ya se pinchó. Los índices del ejercicio 2015 registraron un multimillonario déficit y un importante incremento de la deuda, tanto privada como pública.

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN #93 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?