Revista Qué

22 Sep 2017 | red de subte

Sigue la polémica bajo tierra

Se vence el contrato con Metrovías y continúa la incertidumbre por el destino del manejo de la red de subterráneos porteña. Seis proyectos, incluido uno del oficialismo, esperan ser tratados. La idea de un operador extranjero. A fin de año vence el contrato entre el Estado porteño y Metrovías por la explotación del servicio de […]

Se vence el contrato con Metrovías y continúa la incertidumbre por el destino del manejo de la red de subterráneos porteña. Seis proyectos, incluido uno del oficialismo, esperan ser tratados. La idea de un operador extranjero.

A fin de año vence el contrato entre el Estado porteño y Metrovías por la explotación del servicio de subterráneos en la ciudad de Buenos Aires. Cinco proyectos de la oposición, más una iniciativa del Gobierno de la Ciudad, ya fueron presentados, aunque se sigue dilatando el tratamiento de los mismos.

Todo indica que la administración Larreta quiere evitar el mal trago que significa la discusión de un tema tan sensible en épocas electorales. De no llegar con los tiempos requeridos por el procedimiento administrativo -cosa que finalmente sucedería-, la Ciudad prorrogaría la concesión a la actual prestadora por seis meses más, una vez vencido el contrato.

Qué consultó a los espacios políticos que presentaron proyectos en el parlamento capitalino para conocer las posturas sobre la dilación en el tratamiento, y su aporte al tema.

Desde el Frente para la Victoria expresaron que presentaron una iniciativa para que, después de diciembre, sea la Ciudad, a través de SBASE, la que administre y opere el servicio. Resaltaron que eso sucede en la mayoría de las grandes ciudades del mundo, como Londres, Nueva York, Paris, Berlín, México y Santiago de Chile, entre otras.

El legislador Javier Andrade sostuvo que “el FpV tiene una firme postura respecto al subte: “Debe volver a manos del Estado. Los porteños somos quienes financiamos el subte; por lo tanto, debe ser el Estado de la Ciudad
el que lo gestione con eficiencia y con un sentido público”.

El diputado Adrián Camps (Partido Socialista Auténtico), quien presentó una idea alternativa, opinó que “la intención del Gobierno es tener una nueva concesión; seguramente están manejando los tiempos de acuerdo al calendario electoral”.

Camps reconoció, en este tema, dos posiciones: habilitar una nueva concesión o retomar el control para la Ciudad. “Creo que las experiencias de las concesiones que tu-vimos fueron lo suficientemente malas como para que sigamos por el mismo camino”, apuntó el legislador socialista.

Diego García Vilas (Confianza Pública) comentó que hay “un primer proyecto presentado por el Ejecutivo, que ingresó, hace unos sesenta días, en la Comisión de Obras y Servicios”. El diputado oficialista, que preside la mencionada comisión, recalcó que “lo importante que hay que comprender del proyecto oficial es que la concesión es al solo efecto de la operación y mantenimiento del servicio de transporte. Todo el tema de andenes, de negocios, de publicidad, e incluso las cuestiones de ampliación, quedan en manos de SBASE. Esto se aplica para las redes que hoy operan, y si se extienden nuevas redes”, señaló García Vilas.

La legisladora del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Laura Marrone, sostuvo que “el PRO quiere evadir una discusión sobre un tema muy importante antes de las elecciones. Sobre todo porque hubo varios proyectos, no sólo el del FIT, planteando el cuestionamiento a que continúe una concesión privada y que, en cambio, se reestatice tanto la gestión del subte como de todos los servicios que lo rodean”.

Marrone agregó que “el plan [del oficialismo] es, en principio, una privatización a empresas extranjeras. Es lo que dijo el propio representante de SBASE, y también lo dijeron algunos diputados del PRO, que era necesario abrirlo a un concurso internacional. Creo yo que hay mucha sensibilidad en nuestro país para una cosa así, después de lo que fueron las experiencias de privatizaciones de Aerolíneas y de YPF, donde las empresas extranjeras provocaron el vaciamiento y luego se fueron”, añadió la diputada del FIT.

Ante un posible pedido de prórroga por seis meses por parte del gobierno de Larreta, la diputada María Inés Gorbea aseguró que el fin de la concesión “no es un imponderable que sucedió sin que sepamos. Hace un montón que sabíamos todos que en el subte se vencía el contrato con Metrovías a fin de año, motivo por el cual esto se podría haber trabajado. Inclusive, hay un proyecto del Ejecutivo, que ingresó este año, que habla de un nuevo llamado a licitación para la concesión del servicio”.

Consultada sobre la posibilidad de que no se trate el tema por la proximidad de las elecciones, la presidenta del bloque Suma+ dijo que “debemos tratar de evitar esas cosas porque el subte sigue funcionando y presta un servicio. Hay una concesión que se vence y ya sabíamos que sucedía en un año electoral.”

Para Gabriel Fuks (Corriente Nacional de la Militancia), “cuando mandaron el proyecto oficial a la Legislatura, había muchas inconsistencias, por lo cual uno podía suponer que no iba a ser tratado este año.”

El legislador Fuks dijo que “el oficialismo propone una licitación internacional. Todos los otros proyectos plantean una gestión estatal. El llevarlo a la discusión les iba a resultar imposible antes de fin de año. Pasó lo que todos presuponíamos: no se discutió. Cuando vino el presidente de SBASE me di cuenta de que no tenían plan B”.

El otro punto que queda sin resolver es si Metrovías, en caso de prosperar la iniciativa oficial, logrará renovar el manejo de la red de subtes de la Ciudad. Fuentes cercanas a la empresa manejada por Benito Roggio aseguraron que la firma ya contaría con un importantísimo socio internacional que le aseguraría volver a controlar el subterráneo. De confirmarse esto, la firma cumpliría uno de los requisitos que exige el oficialismo, la participación de una operadora extranjera.

Más allá de lo que vendrá, los usuarios del subte siguen quejándose por las costantes deficiencias del servicio.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN #154 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?