Revista Qué

8 Nov 2017 | juegos de la juventud 2018

Un derroche olímpico

Se acerca la competición deportiva que tendrá sede en el sur de la Ciudad. El Gobierno porteño avanza con licitaciones y adjudicaciones operativas de todo tipo. El gigantesco evento se devorará, al menos, 450 millones de dólares. Las empresas amigas que se beneficiaron del proyecto. Se sabe que el desarrollo de los Juegos Olímpicos de […]

Se acerca la competición deportiva que tendrá sede en el sur de la Ciudad. El Gobierno porteño avanza con licitaciones y adjudicaciones operativas de todo tipo. El gigantesco evento se devorará, al menos, 450 millones de dólares. Las empresas amigas que se beneficiaron del proyecto.

Se sabe que el desarrollo de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, que recibirá a miles de atletas y de deportistas de todo el mundo, es uno de los principales caballos de batalla de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad.

Es que el proyecto, heredado de la gestión de Mauricio Macri, va de la mano de un programa de integración urbana y puesta en valor de la Comuna 8 (Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo), mediante el diseño y construcción de obras de infraestructura, las cuales, según el Gobierno porteño, servirán para el desarrollo del megaevento y, además, cubrirán necesidades habitacionales.

La competición, que pondrá primera el 6 de octubre del año que viene, y que durará dos semanas, ya se devoró cifras colosales y tendrá un saldo global de 450 millones de dólares. Las obras corren por cuenta de la Unidad de Proyectos Especiales (UPE) que conforman el ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, cuyas riendas maneja Franco Moccia; y el ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología, orientado por Andy Freire, quien asumirá una banca en la Legislatura de la Ciudad en diciembre tras haber resultado ganador de las elecciones locales.

Según datos oficiales, la UPE para los JJOO tiene asignadas en el proyecto de Presupuesto 2018, que Larreta ya giró a Legislatura, cifras por $ 2.410.342.531 en Modernización y $ 136.327.946 en Desarrollo Urbano.

Pero el trasfondo del asunto implica el gasto de montos considera-bles que guardan relación directa con la organización del evento. En un exhaustivo relevamiento ejercido por Qué, en las diversas ediciones del Boletín Oficial de la Ciudad, emergen licitaciones y adjudicaciones menores de todo tipo destinadas a los Juegos Olímpicos.
Así, se pueden advertir erogaciones ciertamente llamativas, pequeñas pero fundamentales en el detrás de escena, para que se pueda llevar adelante la competición. Por caso, se gastarán casi 20 millones de pesos en “ropa de cama, abrigo y baño”, se destinarán otros $ 24.000.000 para “muebles de apartamentos y afines”, y se desembolsarán $ 10.272.502 en la adquisición de “muebles de pichonera, interiores de placard y otros”.

Asimismo, ya se licita el gasto para las traducciones del evento. El mismo, enmarcado oficialmente como “Servicio Profesional de Traducciones”, se estipuló en $ 6.780.000. En las planillas anexas del pliego, se indica que el volumen máximo del servicio asciende a 11.300 fojas, y el cálculo es de 600 pesos por cada una. Además, en ese mismo ítem, la firma English Services SRL resultó adjudicada de otro servicio de traducción, por $ 893.910.

También se destaca la contratación de un “servicio de desarrollo, mantenimiento y administración de un sitio web educativo”, por $ 4.063.310,64, adjudicado a El Perro en la Luna SRL, y la de un “Servicio profesional de prensa, diseño y marketing digital”, por 23 millones de pesos, otorgado a Havas Media Argentina S.A.

Por lo demás, $ 20 millones irán a la contratación de un “Servicio integral de planificación, coordinación y ejecución del programa de voluntariado”, a cargo de la firma Adecco Recursos Humanos Argentina S.A., y $ 11.577.943 tendrán destino a la “Adquisición y colocación de cortinas blackout”, para la empresa Abea S.A.

En tanto, Antiplaga Norte SRL brindará el servicio de control de plagas en áreas comunes y apartamentos, por
$ 595.000, mientras que se gastarán $ 75.845 en la “4° Edición del Desayuno con los Socios de Marketing del Comité Olímpico Internacional”.

Además, U$S 805.053 irán para la provisión de equipamiento deportivo de boxeo, taekwondo, judo, lucha y karate, y otros U$S 427.397 en la provisión de equipamiento deportivo de dos superficies de juego de fútsal con “servicio de instalación y mantenimiento”.

AMIGOS
Pero estos son solamente algunos de los pliegos lanzados a lo largo del 2017. A ellos se les suman los números erogados en materia de infraestructura. En ese entramado, emergen las empresas amigas del oficialismo (ver aparte), que se quedaron con buenas porciones de la torta de la Villa Olímpica. Las adjudicaciones, sumadas, dan un total de $ 3.407.035.181.

Una de las viejas conocidas y viejas proveedoras del Estado porteño beneficiadas es Criba. La firma, que presiden Alberto y Eduardo Tarasido, es la que más facturó: ganó licitaciones para construir bloques de viviendas, un estadio de gimnasia y obras en los pabellones A3 y A4. ¿El total? Unos $ 750.706.226. Alberto Tarasido es titular de Mejores Hospitales S.A., que también tiene varias adjudicaciones en la Ciudad (algunas con polémica, como la ampliación de las áreas de emergencia del hospital de Niños Ricardo Gutiérrez).

Por otra parte, se destaca la presencia de empresas como SES S.A., ligada a Nicolás Caputo, y con una lista intermina-ble de adjudicaciones en la Ciudad; de Cunumi S.A., de Raúl Nicolás Orsini, que en todo 2016 le facturó al Estado porteño un total de $ 210.563.170; de Bricons, firma clave en la construcción del Metrobús; de Emaco, que está relacionada

a la legisladora porteña del PRO, Carmen Polledo; y de Salvatori S.A., que en 2015 había sido beneficiada con un sinfín de obras para el espacio público de la Ciudad por montos totales de 190 millones de pesos.

LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN #161 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?