Revista Qué

21 Nov 2014 | En la Ciudad

UNEN, con pronóstico reservado

Se trató de una semana candente para el frente progresista. El resultado de la reunión en San Fernando alejó a Carrió de su candidatura a nivel nacional. En el ámbito porteño hay incertidumbre y aguardan que se calmen los ánimos.

Se trata de tiempos difíciles para UNEN que en los últimos días no ha dejado de ser novedad por los constantes cortocircuitos en los que se vio inmerso. Desde hace meses que dentro y fuera del espacio se vienen alimentando rumores de eventuales alianzas con el macrismo o con el massismo, lo que en la práctica se traduce en un debilitamiento del espacio, que no para de sumar contradicciones.

UNEN MEDIO

Una de las mayores precursoras al momento de hablar de eventuales alianzas fue Elisa Carrió, quien repitió hasta el hartazgo que UNEN debía ampliar sus filas, y nada más ni nada menos que con Mauricio Macri, uno de los principales motores que llevó a UNEN y los bloques que lo integran, a consolidarse como una alternativa justamente al macrismo en la Ciudad hacia finales del año pasado.

Desde el interior del espacio, algunos sectores aseguran que Carrió no es la única responsable de la situación que atraviesa hoy el espacio, y aseguran que fueron muchos los que miraron para el otro lado cuando la líder de la Coalición Cívica hablaba de una posible alianza con Macri”.

Dentro de UNEN hay una puja que oscila entre el pesimismo y el optimismo: hay quienes depositan todas sus esperanzas en uno de los candidatos más posicionados para competir por la jefatura de Gobierno de la Ciudad, el economista Martín Lousteau,quien aún no se arriesga a confirmar su precandidatura en el ámbito porteño, pero al mismo tiempo viene trabajando por y para ello con una actividad a agenda completa en las distintas comunas de la Ciudad.

Si bien falta la confirmación oficial, todo indicaría que sí sería el candidato de UNEN. Hasta la propia referente Elisa Carrió dio el visto bueno para que así sea y se mostró esta semana junto a Lousteau en una actividad en Belgrano. Los más pesimistas o cautos del espacio aseguran que no es el momento de confirmar nada. UNEN está desprestigiado interna y externamente, lo que se traduce en una mirada negativa por parte de la opinión pública que en definitiva le resta votos.

Si hoy Lousteau confirma su deseo de ser jefe de Gobierno, sería como “mandarlo a la hoguera” expresan algunos referentes de UNEN en el ámbito porteño. Para otros,los que prefieren no involucrarse demasiado ni aventurar posibles resultados, dicen que simplemente “hay que esperar que bajen las aguas” , aseguran.

Por otra parte, pareciera ser que el posible candidato de UNEN en la Ciudad a su vez es preso de sus propias contradicciones: por un lado sale a desmentir en medios nacionales que no será el candidato de UNEN, pero al mismo tiempo se muestra con Carrió y visita distintos barrios porteños.

A la anterior contradicción se suman sus dichos de ayer, durante una visita en Villa del Parque donde se refirió a UNEN como “un espacio sin dueño”.Claro está que no es momento de arriesgar nada, pero lo más probable es que su contradicción responda también a la presión de las circunstancias marcadas profundamente por la puja que existe entre UNEN y el radicalismo.

Yendo a lo concreto , quien en definitiva sostiene su campaña es un sector del radicalismo, que a su vez esta semana pasó a convertirse en el nuevo enemigo político de Carrió, quien no dudó en acusarlos de ser funcional al Kirchnerismo, por mencionar solo una cuestión.

Un dato no menos importante de la convención del lunes en San Fernando es que
se elaboró un documento donde el radicalismo da vía libre a su partido para hacer alianzas en los distritos, cuestión que se contradice con lo que planteó UNEN en un principio.

Esa convención devino en el alejamiento de Carrió de UNEN nacional: inmediatamente después de la reunión anuncia que renunciaba a su candidatura a nivel nacional.Pero se encargó de dejar bien en claro que no iba a abandonar al espacio en territorio porteño ni en provincia, y no dudó en enarbolar y elogiar la figura de Lousteau como el candidato estrella de UNEN para la Ciudad.

Pero el reality show en UNEN no acaba ahí, a los poco felices dichos y acciones de Carrió, que no tiene reparo en disparar contra todos en detrimento de la imagen y la credibilidad del propio espacio, se suma ahora el acercamiento del precandidato presidencial “Pino” Solanas a un dirigente moyanista, al que se lo vincula con el duhaldismo, el dirigente Geronimo “Momo” Venegas.

Se trató de una semana para el olvido para UNEN, que con el correr de los días va sumando conflictos y contradicciones, que operan a favor de un eventual debilitamiento del espacio y un fortalecimiento del macrismo en la Ciudad, que esta vez se sentó a mirar la situación desde afuera.

Compartir
?