Revista Qué

5 Abr 2017 | ANDY FREIRE

“Vengo a hacer una gestión histórica”

El titular del Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología hizo un balance del primer año de gestión frente a una cartera nueva. Opinó sobre Rodríguez Larreta, Macri y el mapa electoral. También habló acerca de sus aportes al Estado desde su rol de emprendedor. El ministro de Modernización, Innovación y Tecnología de la Ciudad de […]

El titular del Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología hizo un balance del primer año de gestión frente a una cartera nueva. Opinó sobre Rodríguez Larreta, Macri y el mapa electoral. También habló acerca de sus aportes al Estado desde su rol de emprendedor.

El ministro de Modernización, Innovación y Tecnología de la Ciudad de Buenos Aires, Andy Freire, le respondió a Qué todo sobre su primer año de gestión en un ministerio nuevo. El mapa electoral, su trabajo como emprendedor y su desvinculación del grupo IRSA.

-¿Cómo evalúa el primer año de gestión de Ho-racio Rodríguez Larreta?
-Creo que Horacio tenía un desafío muy interesante, porque la vara que había dejado Mauricio Macri era muy alta. Cuando Mauricio dejó su gestión, la dejó con más del 70 por ciento de imagen positiva, y después de dos gestiones con grandes hitos, como el metrobús.

-¿En qué se distingue Rodríguez Larreta?
-Horacio tiene su impronta propia, y eso es lo más interesante. Hubo dos o tres cosas que fueron larretismo al 100 %. Una fue el tema de integración de villas; la segunda, la transformación del zoológico en el Ecoparque; y la tercera, su filosofía de cercanía. Es algo que está en el ADN de Horacio.

-¿Cree que mantiene la imagen positiva?
-Creo que los números lo reflejan, la imagen positiva de Horacio sigue siendo altísima. Fue un año muy bue-no. Lo más interesante que hizo fue el proyecto de integración de villas, un proyecto osado, igual que el Ecoparque, pero sobre todo el trabajo en equipo. Esta idea de trabajar en conjunto es una de sus grandes improntas de gestión.

-¿Cómo evalúa el primer año de gestión de Mauricio Macri en el Gobierno nacional?
-Metafóricamente, a Mauricio lo pusieron a pilotear un avión en el medio del aire, y le dijeron: ‘Todos los números y todo lo que dice el tablero está mal’. Así que le tocó un desafío descomunal, y creo que lo que logró fue estabilizar el avión que se estaba cayendo en picada y no sabíamos cómo iba a terminar. Mauricio pudo estabilizar el avión y recuperar los números del tablero. Ahora, el avión está encaminado, aunque habrá tormentas que atravesar.

-¿Fue un año positivo para el Presidente?
-Creo que fue un año para estabilizar, y ahora es un año para empezar a encaminarse al lugar correcto. Se empezó a generar empleo, el producto bruto interno empieza a subir, la inflación empieza a estar controlada, aunque sabemos que podría estar un poquito más baja y que queremos que el empleo se genere más rápido. A mí, que estoy a cargo de la agencia de inversiones, me encantaría que éstas vinieran más rápido, pero la verdad es que siento que está controlado, y creo que va en la dirección correcta.

-¿Cómo fue su primer año frente al Ministerio de Modernización?
-Fue un año muy interesante para mí, porque yo no venía de lo público. Si bien tenía mucha cercanía a mucha gente del espacio de Cambiemos, una cosa es estar viéndolo desde la platea preferencial, y la otra es estar con los pantalones cortos y los botines jugando en la cancha.

-¿Cumplió con sus expectativas?
-Realmente, estoy muy satisfecho, muy contento. Primero, porque descubrí una vocación, descubrí algo que me apasiona, que es lo público; segundo, porque podía ser lo mismo que yo era, con mi espíritu emprendedor apasionado de querer hacer que las cosas pasen, llevándolo a lo público. Entonces, siento que no tuve que cambiar quien soy, y pude seguir siendo quien era, llevando mi experiencia a lo público, y pude lograr muchas cosas.

-¿Fue un desafío estar al frente de un ministerio nuevo?
-Fue un primer año de gestión de un ministerio nuevo, que se creó con la cartera de Desarrollo Económico de Pancho Cabrera, con parte del ministerio de Modernización, que era de Andrés Ibarra; Turismo, que estaba en Cultura; y los Juegos Olímpicos, que estaban en Jefatura de Gabinete. Todo eso generó un nuevo desafío de armar una nueva estructura, con una nueva filosofía, una nueva manera de trabajar integrando áreas que no habían trabajado juntas, y yo aprendiendo a cómo contribuir a lo público. La verdad es que estoy muy contento, y mucho más satisfecho de haber descubierto mi pasión por lo público que de los resultados que tuvimos este año.

-¿Cuál fue uno de sus principales logros en la cartera de Modernización?
-Un proyecto muy importante fue estar a cargo del desarrollo de los Juegos Olímpicos, lo que tiene que ver con la organización, con prepararnos para un evento que es histórico en Argentina. Nunca en la historia vinieron 210 países a participar de un evento olímpico que tiene los más altos estándares de exigencia. Entonces, haber conformado todo un equipo de trabajo de los JJ.OO, para mí, fue uno de los grandes logros del año.

-¿Hubo otros proyectos de gran en-vergadura?
-El autódromo fue otro gran logro que tuvimos de la gestión. El automovilismo es el segundo deporte más im-portante para los argentinos, y haber logrado pasar la segunda lectura con 41 votos para poder desarrollar todo el proyecto del autódromo fue muy bueno. Estuve en el Super TC2000, vi lo que es la pasión, había 45 mil personas, y cómo volvimos a traer el orgullo del automovilismo a la catedral de ese deporte para mí fue un logro notable.

-¿Qué proyectos han trabajado en conjunto con otras carteras?
-El área de Ciudad Inteligente e Innovación es netamente transversal, trabajamos todo el tiempo con otros mi-nisterios. Por ejemplo, lanzamos el programa ‘Codo a Codo’ con la ministra de Educación, Soledad Acuña, con más de cinco mil inscriptos que se van a formar como programadores en un curso de 10 meses con salida laboral, porque lo creamos con las empresas de tecnología.

-¿Mantienen trato cotidiano?
-El proyecto del autódromo lo hicimos con Diego Santilli y el equipo de la Subsecretaría de Deportes; el proyecto de VeaTaxi lo hicimos con la Subsecretaría de Transporte; el proyecto de los Juegos Olímpicos lo hicimos con Desarrollo Urbano; y con Eduardo Macchiavelli estamos haciendo la transformación del Planetario. Con Guadalupe Tagliaferri hicimos todo el proyecto de emprendedores sociales. Con todo ellos tengo un trato cotidiano. En general, tenemos un área que tiene mucho diálogo con las demás.

-¿Cómo ve el mapa político en la Ciudad?
-Creo que, en la Ciudad, no va a ser un año tan relevante a nivel político como lo va a ser a nivel nacional y en la provincia de Buenos Aires. Nuestras charlas de política son más relacionadas a cómo es el panorama a nivel nacional que a cómo va a ser el escenario a nivel local. Estamos muy enfocados en gestionar, porque todavía falta, y es un poco temprano para pensar en la situación política de Capital Federal.

-¿Cómo ve el escenario político a nivel Nación?
-Va a ser una discusión entre volver al pasado o seguir apostando al futuro. Mauricio, Horacio, María Eugenia y Cambiemos vinieron con una propuesta de futuro. Es ‘la quiero o no la quiero y prefiero lo que había antes’. Creo que esa va a ser la discusión de fondo en las votaciones de este año.

-¿Piensa ser candidato?
-No, me lo preguntan mucho, y me resulta gracioso. Vengo a gestionar para llevar a cabo una gestión histórica, porque para eso me invitó Horacio, y a aportarle al equipo una mirada innovadora para poder complementar el equipo que faltaba, pero no tengo vocación de ser candidato de nada.

-En la oposición dicen que la Ciudad es un gran negocio inmobiliario.
-No, creo que hay un malentendido cuando se hacen proyectos de desarrollo urbano. Por ejemplo, el autódromo va a tener inversión privada que va a desarrollar todo el lugar, pero las tierras van a seguir siendo del gobierno de la Ciudad. Cuando mirás lo que estamos haciendo en la Villa Olímpica, la estamos construyendo para los atletas, pero están siendo 1.300 viviendas que después se destinarán a gente que vive en la zona sur de la Ciudad.

-También se le critica al oficialismo que beneficia a privados…
-La Ciudad tiene muchos edificios públicos y privados, y parte de la responsabilidad del Gobierno porteño es poner en valor esos lugares. En el Ecoparque, hay más de 50 edificios de patrimonio histórico, y tenemos que transformar eso en un proyecto dentro de un paseo histórico, y que vuelvan a relucir y a ser una atracción. No tengo dudas de que vamos a agregar hectáreas de espacio verde al final de la gestión de Horacio.

-¿Qué puede aportar desde su rol de emprendedor?
-Lo mejor de haberme metido en lo público es que puedo ser el mismo que era aportando el espíritu y la pasión de emprendedor en lo que hago, y que tengo la vocación de ayudar a otros emprendedores, sobre todo a los que menos tienen en términos económicos y en términos de talento.

LA NOTA COMPLETA, EN LA EDICIÓN #130 DE REVISTA QUÉ

Compartir
?