Revista Qué

13 Dic 2016 | Coloquio sobre Refugiados

Vera disertó en el Vaticano

El legislador porteño, Gustavo Vera, fue el último orador del Coloquio sobre Refugiados en el Vaticano y encargado de leer el documento final firmado por unos 80 alcaldes. “No es un encuentro para una foto si no que es el ladrillo fundador de una red de redes de alcaldes, religiones y sociedad civil para la […]

El legislador porteño, Gustavo Vera, fue el último orador del Coloquio sobre Refugiados en el Vaticano y encargado de leer el documento final firmado por unos 80 alcaldes.

Vera

“No es un encuentro para una foto si no que es el ladrillo fundador de una red de redes de alcaldes, religiones y sociedad civil para la ayuda humanitaria a los 65 millones de desplazados que hoy llegan a Europa”, afirmó Gustavo Vera, en el día de los derechos humanos a nivel mundial que coincidió con la última jornada del Coloquio de Alcaldes sobre Refugiados desde la Casina Pío IV, los jardines del Vaticano, a cargo de la Academia de Ciencias.

Fue el propio canciller de la Pontifica Academia, el argentino monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, quien presentó al último orador del Coloquio, Gustavo Vera, diciendo que “es un colaborador muy importante de este encuentro, un viejo amigo del Papa Francisco y un colaborador en tantas batallas del entonces cardenal en Buenos Aires sobre todo ante las nuevas formas de esclavitud, como el narcotrafico, la trata, el trabajo forzoso y el trabajo infantil”.

Luego anticipó Sánchez Sorondo que Vera leería el documento final y dejaba abierta la invitación a que los presentes firmaran el acuerdo con políticas públicas para enfrentar el drama de los refugiados.

Enseguida Vera se refirió al Coloquio como la “piedra fundacional de un encuentro que fue más bien un taller de trabajo práctico de solidaridad con el que huye por guerras, hambruna o métodos salvajes de trabajo”, y añadió el titular de Alameda “es el primer ladrillo de la red de redes, en los territorios donde ya se está viviendo el drama.

Ahora tenemos que lograr que más alcaldes y de mas continentes, y hacer una cooperación práctica entre el sur de Europa, con África, para poner fin a la causas de millones de refugiados, porque un ínfima minoría deja su país por voluntad.Tenemos que terminar con los problemas que generan los refugiados como la guerra en Siria, que se cumpla el acuerdo de París por el Cambio Climático, y terminar con las practicas salvajes en la agricultura que generar las multinacionales”.

En la declaración de Alcaldes se recuerda que fueran las ciudades europeas, algunas de ellas más antiguas que el cristianismo como Atenas, Roma o Lesbos, han sido ejemplos de acogida de inmigrantes “por ello tenemos que hacer memoria para enfrentar hoy la mayor crisis de desplazados desde la segunda guerra mundial. Por ello debemos estrechar brazos de solidaridad y crear una red de alcaldes con ciudades acogedoras, y corredores de refugiados seguros”.

Las políticas públicas para los refugiados que los alcaldes se comprometieron efectivizar sería sostenida, según la propuesta del documento leído por Gustavo Vera, con el dinero de los propios paraísos fiscales que deben ser eliminados.

Compartir
?