Revista Qué

14 May 2015 | Campaña

Vidal, en off side

Anotada en la pelea bonaerense, la vicejefa porteña, María Eugenia Vidal, no preside las sesiones de la Legislatura como marca la Constitución de la Ciudad. El caso de dos ministros

María Eugenia Vidal es la candidata de Mauricio Macri para la Gobernación de la provincia de Buenos Aires. Pero, en la actualidad, ocupa el cargo de Vicejefa de gobierno porteño aunque gran parte de su tiempo lo dedica a la campaña del otro lado de la avenida General Paz.

Es quizás el caso más paradigmático del macrismo. Funcionaria pública, la segunda en el mando de la Ciudad, no sólo vive fuera de los límites distritales -en Morón- sino que, cuatro años después de haber sido elegida por el electorado porteño, se anota en 2015 para captar a otros votantes, los del principal distrito del país.

De acuerdo al artículo 71 de la Constitución de la Ciudad, la Vicejefa de gobierno ejerce la “presidencia de la Legislatura Porteña” y es quien “conduce los debates, tiene iniciativa le-gislativa y vota en caso de empate”.

Sin embargo, desde que comenzó el período de Sesiones ordinarias en 2015, sólo asistió a la apertura el 1º de marzo en la que Mauricio Macri dirigió su discurso. Ergo, nunca condujo un debate o una sesión desde entonces, responsabilidad que asumió el vicepresidente 1º, Cristian Ritondo.

Aunque es el más emblemático no es el único. Como es sabido, Macri también cuenta en su Gabinete con dos funcionarios que tienen sus horizontes electorales más allá del límite de la Ciudad. Se trata del ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, y del titular de la cartera de Seguridad, Guillermo Montenegro.

Ambos se promocionan en las redes sociales como vecinos de sus respectivos distritos. El primero, de Lanús; el segundo, de San Isidro. Ostentan y resaltan sus cargos en la Ciudad y reparten su tiempo entre campaña y función pública en dife-rentes jurisdicciones.

Pero el caso de Vidal es el que más llama la atención y forma parte de un extenso debate en la Legislatura: el rol del Vicejefe como presidente del cuerpo. “Es algo que forma parte de la práctica cotidiana. No es habitual que el Vicejefe esté al frente de las sesiones. Cecilia Felgueras, la primera vice de Aníbal Ibarra, fue sólo el primer año y medio; Telerman, muy pocas; y Gabriela Michetti, prácticamente nunca”, comentó una fuente que conoce hace años los pasillos del edificio de Perú 160.

MEVLanus 1Fruto de esa discusión es que en 2009, mientras Gabriela Michetti secundaba a Mauricio Macri, la
legisladora porteña Liliana Parada (Buenos Aires para Todos) presentó un proyecto de declaración con el fin de reafirmar “la importancia y jerarquía del cargo de Vicejefe de gobierno en consonancia con la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Y no sólo eso. También planteó que el cuerpo de diputados porteño inste a la Vicejefa de gobierno “a honrar el cargo para el que fue electa cumpliendo con el mandato
constitucional”, una iniciativa que, por supuesto, no prosperó y pasó a archivo, de acuerdo a los requeri-mientos del bloque macrista.

A raíz de eso se destaca un hecho trascendente. Michetti dejó vacante ese año la Vicejefatura de gobierno para asumir como diputada nacional en las primeras elecciones en las que Macri revalidaba su caudal electoral obtenido dos años antes. El diputado Oscar Moscariello asumió entonces el control
legislativo como un virtual vicejefe.

No obstante el tiempo, el debate bien vale para la actual vicejefa que acostumbra a presentarse en el interior bonaerense como la “referente del Pro bonaerense”, quizás buscando dejar atrás el hilo institucional que mantiene con la Ciudad.

En su documento, Liliana Parada cita al abogado y ex decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de La Plata, Hugo Quiroga Lavié, quien publicó la “Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Comentada”. En esa obra, Lavié precisa que la “función específica” del Vicejefe es la de “presidir la Legislatura”.
A su vez, plantea reparos respecto de la conducción del Vicepresidente 1º y aclara que su desempeño al frente de una sesión “equivale a la Presidencia Provisoria del Senado en la Constitución Nacional” pero, sobre todo, y tal como dice la Carta Magna porteña, marca que su función es la de “administración y coordinación del cuerpo”.

“Se entiende que cuando la norma habla de coordinación no se está refiriendo a ninguna intervención de dicho funcionario en la conducción de las sesiones de la Legislatura, sino solamente a la coordinación administrativa del Cuerpo que el Constituyente ha considerado conveniente otorgarle, con la aparente finalidad de descargar de esta responsabilidad funcional al presidente del Cuerpo”, escribe Quiroga Lavié.

MEV141209SanFernando-5917Es argumento usual en Legislatura explica que el Vicejefe puede ausentarse de las sesiones debido a sus responsabi-lidades ejecutivas, otorgadas por la ley 4013 de Ministerios como la de planificación de políticas para la juventud, la cultura cívica y la participación ciudadana, así como la de “actividades referidas a desarrollo social, cultura y artes visuales y escénicas, educación, y salud” en coordinación con otras áreas.

Sin embargo, el debate parece no ce-rrarse. Parada acusó en ese momento de “menospreciar” la actividad legislativa a la ahora presidenta del bloque de senadores nacionales del PRO. “La Lic. Michetti permaneció ajena a los asuntos legislativos, sin presidir las sesiones, sin integrar la comisión de labor parlamentaria y sin ejercer, sino muy excepcionalmente, alguna de sus obligaciones constitucionales como presidenta de la Legislatura”.

No se conocen respuestas de Vidal, en este sentido, pero sí de Michetti. “No me planteo jamás conducir las sesiones. Estoy dedicada a otra cosa y siento que de esa manera honro las instituciones”, afirmó en una entrevista en el periódico Perfil.

Pero, acaso más discutible que desempeñar otras funciones y restarle importancia a la Legislatura puede ser la de “escapar” de la Ciudad. La actual Vicejefa cruza con mucha frecuencia, aún en días hábiles, la General Paz para fortalecer su imagen en la provincia de Buenos Aires.

LEA LA NOTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA Nº 31 DE QUÉ

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?