Revista Qué

25 Ago 2014 | Los que se niegan a madurar

Pendeviejos

Cada vez se ven más parejas con una amplia diferencia de edad paseando de la mano cual adolescentes. Él canoso, maduro, elegante pero informal y ella joven, generalmente voluptuosa y con actitud de señora mayor aunque no supere los 30 años. ¿Qué sucede con los hombres de más de cincuenta años que buscan mujeres mucho […]

Cada vez se ven más parejas con una amplia diferencia de edad paseando de la mano cual adolescentes. Él canoso, maduro, elegante pero informal y ella joven, generalmente voluptuosa y con actitud de señora mayor aunque no supere los 30 años.
¿Qué sucede con los hombres de más de cincuenta años que buscan mujeres mucho menores para formar pareja? ¿Será que les agarra el viejazo? ¿Necesitarán probarse que aún pueden conquistar? ¿No querrán asumir su edad?
Existen sobrados ejemplos en la farándula: Jorge Rial y Mariana Antoniale, Dady Brieva y Mariela Anchipi, Roberto Pettinato y Karina El Azem (ya separados, pero cuya relación duró al menos siete años).
En principio, estar con una mujer mucho más joven los hace sentir que no envejecen, que los años no han pasado para ellos, como dice un proverbio chino “el hombre tiene la edad de la mujer que ama”,
La consecuencia directa de esto es que comienzan a cuidar su apariencia, se realizan cirugías, hacen deportes antes impensados para alguien de esa edad y recurren a aditivos químicos para tener mayor energía y mejor rendimiento.pendeviejos
Estas relaciones les permite jugar el rol de proveedor y protector, ya que un hombre de 50 años o más suele estar en una situación económica estable y la mujer joven accede al cuidado, la caballerosidad y actitud paternal de su pareja; algo que posiblemente con alguien de su mismo rango etario no sucedería ya que la mujer de 50 años o más que trabaja es absolutamente independiente.
La mirada de los demás sigue siendo importante a esa edad en la que deberían estar “de vuelta”, les interesa lo que sus allegados piensen; y el estar con una mujer muchos años menor y bonita los hace sentirse exitosos, que aún pueden mantener el status que significa tener una pareja “que pueden mostrar”.
La pregunta que surge es si realmente se enamoran de esas mujeres a las que muchas veces doblan en edad o si es simplemente autoengaño disfrazado de amor. En lo cotidiano es difícil imaginar cuánto pueden compartir, de qué hablan, qué anécdotas pueden contarle uno al otro que no le parezca un cuento de abuelitos o una situación que no logran siquiera entender.
Ni hablar a medida que pase el tiempo, y que los achaques y problemas de salud típicos de la tercera edad empiecen a afectarlos. ¿Ellas estarán dispuestas a cuidar de su pareja a la par de cuidar al niño pequeño ambos?
Como dijo el “gran pensador” Jacobo Winograd, billetera mata galán, pero también es sabido que todo tiene un precio, y a la hora de evaluar costos y beneficios, ¿no sería conveniente (y más económico) tirarse una canita al aire con alguna jovencita sin promesas de amor a largo plazo?

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?