Revista Qué

29 Oct 2012 | ALIMENTACIÓN

Un buen comer mejora la digestión

Hacer una buena digestión es tan importante como cumplir con una dieta balanceada. Para esto, se pueden cumplir con ciertos tips que ayudan a mantener una alimentación adecuada.

Comer sano mejora la digestión

Uno de los secretos es una alimentación saludable.

Lo primero que hay que tener en cuenta es evitar realizar actividades intensas, ya que la digestión es un proceso que requiere de un notable flujo sanguíneo y si se deriva a los músculos se estaría entorpeciendo el proceso de asimilación. Por este motivo, se recomienda dejar pasar algunas horas o llevar adelante tareas que no demanden demasiado gasto energético.

Si la idea es dormir después de comer, ya sea una siesta o a la noche, lo mejor es también dejar correr un tiempo para evitar el favorecer el reflujo gastroesofágico y los molestos ardores y digestiones pesadas.

También es importante la posición al ingerir alimentos: lo mejor es evitar comer en poses extrañas como de pie o en la cama. A esto se le suma no consumir en una misma comida alimentos muy grasos. Igual sucede con el picante, que hace las digestiones muy pesadas, conviene no comer picante antes de ir a dormir o si lo hace no pasarse con la cantidad, porque puede alargar las digestiones hasta en dos horas.

Los problemas digestivos vienen sobre todo después de la cena, por culpa de las comidas copiosas y el irse a la cama demasiado pronto después de comer. Reducir las calorías de la última comida, sobre todo la grasa y salsas y cenar mínimo dos horas antes de irse a la cama soluciona casi todos los problemas digestivos que se tienen por la noche.

Compartir
?