Revista Qué

29 Ago 2017 | Sexo oral

¿Te animas al teabagging?

Cuando se trata de prácticas sexuales, en la variedad está el gusto, y la verdad es que hay tantos gustos co-mo parejas en el mundo. Uno de los métodos para llevar al hombre al pico de excitación es el teabagging. Pero, ¿de qué se trata?

La palabra teabagging podría traducirse como remojar la bolsa de té, una manera muy gráfica de explicar en qué consiste esta particular práctica, que refiere a meterte los testículos de tu pareja en la boca durante el sexo oral.

La idea de esto es que la pareja vaya introduciendo con cuidado los testículos en su boca, y así poder lamerlos y jugar guiándose por la reacción del varón.

El ambiente húmedo, la suavidad y el estímulo de esta sensible zona puede convertirse en un cóctel de placer para el hombre, haciendo que el sexo oral se convierta en una experiencia nueva e increíble.

A muchos hombres, esta sensación les provoca cosquillas, e incluso los hace llegar más rápido al orgasmo. Sin embargo, hay una minoría masculina que rechaza el placer.

Para saber si el teabagging les gusta, no hay otra opción que probarlo. Es recomendable acariciar suavemente el área antes de lamerla, lo que permitirá ver la reacción de él.

Cómo practicar el Teabagging

Para un sexo oral placentero, que haga a tu hombre vibrar, es importante que alejes los dientes, y con el teabagging ocurre lo mismo. El movimiento debe ser realizado por tu lengua y labios, jamás por tus dientes.

Una de las posiciones más comunes para esta práctica es que la mujer se recueste en la cama y que él se coloque arrodillado sobre su cabeza.

No debés tener reparo con el vello, pues los testículos no suelen estar depilados, así que es algo que tenés que aprender a manejar si querés probar esta práctica. Luego, si él realmente lo disfruta, podés pedirle que se recorte un poco la vellosidad de la zona, para facilitar la estimulación.

Dejá tus manos libres para tocar y estimular los testículos, no todo el trabajo debe ser realizado necesariamente por tu boca.

Alternarlo con el sexo oral y hacé que explote de placer.

Atrévete a disfrutarlo tanto como él. Si querés probar con el teabagging es importante que la idea te genere morbo y placer, para que puedas disfrutarlo realmente; sólo así ambos lo pasarán muy bien.

Definitivamente no es para todos. A algunos hombres les da cosquillas y prefieren no hacerlo; otros aman la sensación y los ayuda a llegar al orgasmo más rápido. Intentalo despacio y medí la reacción de tu chico. La clave está en hacer un poco de succión y usar tu lengua para acariciar el área. Pero si la idea de tener testículos en la boca no te gusta, ¡no lo hagas!

SECRETOS VERDADEROS

1.El sexo oral es una excelente opción para estimular los testículos; lamerlos suavemente y besarlos con pequeños roces de los labios es muy excitante.

2.También puede llegarse al orgasmo estimulándolos si se introducen en la boca, se hace un ligero movimiento de succión y se va alternando.

3.Recordá que nada en el sexo debería ser forzado. Si no te gusta tener los testículos en la boca, no lo hagas; hay otras maneras de dar placer.

Compartir
?