Revista Qué

18 Nov 2014 | El nuevo fenómenos en las redes sociales

Aftersex selfie: ¿De qué se trata?

Las autofotos del siglo XXI o selfies se instalaron firmes en la cultura contemporánea y evidencian que mostrar la vida en fotos a los otros es importante. Posiciona. Y desde allí se tejen vínculos y relaciones. Desde Presidentes hasta actores famosos, nadie ha podido escapar al fenómeno del ‘selfie’.

after self after selfie 4 afterselfLa moda de tomarse fotos a uno mismo y luego subirlas a las redes sociales creció insospechadamente, e incluso ha tenido algunas variaciones con el paso de los meses.

Pero ahora surge con fuerza una variante de esta tendencia: las selfies después del sexo o #after sexagregando al debate  sobre la discusión de los límites y la privacidad de las personas.

Se trata de retratos de parejas que no se muestran desnudos, sino que buscan compartir con el mundo virtual la expresión de sus rostros después del sexo.

El sitio de internet Nerve.com fue el primero en dar a conocer esta tendencia que calificó como un síntoma de “voyeurismo!”, pues se tiene el pleno conocimiento de que las fotos que sean publicadas con el hashtag #aftersex pueden ser vistas por miles de personas, lo que es una clara violación “permitida” a la intimidad.

 De acuerdo con la Asociación Americana de Psiquiatría (APA, por sus siglas en inglés), tomar “selfies” es un trastorno mental denominado “selfitis”.

La “selfitis” no es más que “el deseo compulsivo obsesivo para tomar fotos de uno mismo y publicarlos en las redes sociales como una forma de compensar la falta de autoestima y para llenar un vacío en la intimidad”.

Se  busca constantemente la aprobación de su grupo de pares. Este aumento de exposición parecería ser un intento más de búsqueda de reconocimiento y elogio ya no solo personal sino también por sus ‘supuestas’ conquistas y proezas sexuales. De modo que las #aftersex funcionan como un espejo más donde reflejarse. En una sociedad donde mostrar contenidos sexuales cada día escandaliza menos.

Así, un momento genuino que debería ser desinhibido y auténtico adquiere un carácter artificial y forzado.

Compartir
?