Revista Qué

22 May 2017 | Kamasutra

Posturas según las formas de ella

Mucho se habla de las medidas de los hombres pero poco de las mujeres. Cada cuerpo es diferente, y la forma y tamaño de la vagina repercute en el encuentro sexual. Te contamos, qué posturas adoptar según el tipo de genital

Así como desde siempre has escuchado una y otra vez hablar sobre los tipos y tamaños de penes, por si no lo sabías, las vaginas también tienen una anatomía diferente. Por eso, ambos miembros de una pareja deben aprender qué es lo más recomendable para el placer según la forma de vagina.

Tipo 1

También conocida como vagina olímpica, las mujeres que presentan esta forma, tienen el clítoris más oculto que el resto, razón por la cual, las posiciones sugeridas para que estas féminas alcancen el orgasmo de una forma pronta son: ‘El Lotus’, en la que el hombre tendrá que sentarse con las piernas cruzadas (como en yoga) y la mujer se sentará encima de él cruzando las piernas por su espalda. Así mismo, ‘La Amazona’ (él sobre la cama con las piernas flexionadas había arriba, y ella en cuclillas sobre él) es otra de las más recomendadas.

 Tipo 2

Este tipo de vagina presenta labios largos y un orificio más abierto que las demás. Motivo por el cual, la clásica posición del ‘misionero’ y ‘de perrito’, la harán llegar al cielo. Además, una buena sesión de sexo oral hará que ella explote de placer.

Tipo 3

Ojo cerrado. Este tipo de vagina es muy estrecho, algo que la cataloga como la favorita de los varones, quienes debido a la presión ejercida, dicen sentirse más complacidos. Gracias a su forma, cualquier posición resulta satisfactoria, sin embargo aquellas posturas en donde ellas se mantienen arriba resultan mejor.

Tipo 4

Percebe. Contrario a la olímpica, en esta vagina el clítoris está mucho más expuesto, así que para conocer el paraíso, tienes que optar por posiciones como ‘el escalador’ (ella acostada boca arriba y con las piernas elevadas y ligeramente inclinadas hacia él); ‘la cucharita’; o ‘el Dragón’ (como la posición ‘perrito’ pero sobre el borde de la cama para que él entre en acción parado).

Tipo 5

Mariposa (labios vaginales abiertos). ‘El tornillo’ (ella recostada al borde de la cama o mesa con sus piernas flexionadas a un lado de su cuerpo. Él, de frente comienza la penetración al tiempo que mantiene las piernas abiertas de ella cruzadas); ‘las garras de águila’ (ambos parados y con las piernas entrelazadas), son posturas para probar.

 

¿Hay una medida estándar? Muchas veces se habla de vaginas angostas o anchas, pequeñas o grandes, profundas o más cortitas. ¿Hay medidas estándar? Científicamente está comprobado que la vagina es un conducto músculo membranoso de unos 12 centímetros de longitud y 3 de ancho. Normalmente está plegado, apoyando la cara anterior sobre la posterior, lo que origina un orificio virtual que se abre y distiende durante el coito. Los tamaños pueden variar según las características generales de la mujer. Si la pelvis es amplia y grande podría ser que la vagina sea más larga. Las diferencias de tamaño interno tienen que ver, por lo general, con la capacidad de distensión y la longitud. El ginecólogo puede llegar a tener una medida aproximada en un tacto vaginal.

 

Vaginas Intuitivas. La vagina es capaz de adaptarse al tamaño del pene: puede ampliarse o retraerse. En definitiva, lo abraza. Por lo tanto, se podría decir que no existen vaginas grandes o pequeñas, existen vaginas ‘intuitivas’. La vagina es una cavidad virtual, con paredes muy elásticas y con mucha capacidad, para distenderse durante la excitación y el orgasmo. Si quedan dudas sobre su capacidad de ampliación, basta con imaginar un trabajo de parto.

 

Más allá de las medidas. El tamaño de la vagina no es un tema que preocupe a los hombres, justamente por la capacidad que tiene el órgano femenino de adaptarse al tamaño del pene. Los hombres disfrutan mucho en contacto con el cuerpo femenino, más allá de sus medidas.

 

Tono y elasticidad. No hay que confundir tamaño con tonicidad. No es que una vagina sea grande, sino que se ha dejado que pierda su tono y elasticidad. Por eso, los ejercicios de Kegel son muy importantes y deben establecerse como una rutina.

 

Compartir
?