Revista Qué

13 Oct 2017 | Hombres y mujeres

¿Cuáles son los 12 puntos de placer?

A la hora de provocar la excitación de tu pareja deberás tener en cuenta cuáles son las zonas del cuerpo que desatan esa irrefrenable pasión por la búsqueda de sexo.

Existen partes de nuestro cuerpo donde se encuentra una mayor cantidad de terminaciones nerviosas; por ello son más sensibles que otros lugares de la anatomía humana, lo que hace que disfrutemos cuando son estimuladas de forma adecuada.

Se las denomina zonas erógenas y están divididas en dos: las primarias, que son las más sensibles y responden con mayor facilidad a la estimulación; y las secundarias, que también responden a las caricias, pero en un menor grado.

CABELLO: El masaje del cuero cabelludo produce un relajamiento muy placentero, por lo que se recomienda al comienzo y al final del acto sexual.

BOCA: La sensibilidad de los labios aumenta con la excitación, haciéndolos muy sensibles al roce y la caricia de otros labios.

ANO: De gran sensibilidad, tanto en el hombre como en la mujer. Se describe como un tipo de orgasmo, especialmente en la dama, de gran profundidad e intensidad.

PECHOS: El pecho del hombre responde sexualmente, pero con menos intensidad que el de la mujer. Los senos de ellas son muy sensibles, y un centro de placer femenino. Los soplidos suaves, y hasta una pluma, pueden ser buenas estrategias para aumentar la satisfacción y elevar la temperatura.

ESPALDA: En los lados de la columna vertebral y el vientre, alrededor del ombligo (en mujeres) y entre el ombligo y el pubis (en hombres). Las caricias no deben ser demasiado suaves, esta zona del cuerpo necesita firmeza para captar las sensaciones.

OREJAS: Son partes del cuerpo muy sensibles y, en contra de la creencia general, las de los hombres suelen serlo más que las de las mujeres. Hay dos zonas muy sensibles en ambos sexos: el lóbulo y la parte trasera.

PIES: Los pies están llenos de terminaciones nerviosas que proporcionan sensaciones muy placenteras.

PRÓSTATA: Llamada punto G masculino, por las sensaciones intensas que produce. El placer se alcanza estimulando la zona anal, precisamente el perineo.

BRAZOS: En las axilas y la parte interna del antebrazo. Tanto esta zona como las manos se pueden estimular usando la punta de la lengua.

CLÍTORIS: Es la parte más sensible sexualmente y, para mu-chas mujeres, la de más fácil estimulación. Se describe como un tipo de orgasmo.

EL PENE Y LOS TESTÍCULOS: Son zonas de extrema sensibilidad en un hombre y, por lo tanto, donde recibe las sensaciones más intensas y placenteras. Cada sector del pene tiene relación con otras áreas del cuerpo, por lo que se experimentan sensaciones distintas. El sexo oral es una excelente opción para estimular los testículos, lamerlos suavemente y besarlos con pequeños roces de los labios.

VAGINA: La entrada de la vagina es rica en terminaciones nerviosas y reacciona con intensidad a toda clase de caricias. Se describe como otro tipo de orgasmo.

 

Gentileza Revista La Tecla 

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?