Revista Qué

26 Feb 2015 | Para los tímidos

Escuelas te enseñan a seducir

La seducción es el acto de seducir, de inducir y persuadir a alguien con el fin de modificar o hacerle adoptar un determinado comportamiento según la voluntad del que seduce. 

seductorAunque suele emplearse para referirse a intentos de conseguir interacciones de tipo sexual.

Pero saber seducir ¿se aprende? ¿se enseña? ¿o se nace siendo seductor? Los hombres solos que, por su timidez o su inseguridad, no han confesado su amor y piensan que conseguir pareja es una cuestión ajena y propia de galanes de telenovela, ahora tienen una alternativa gracias a las crecientes escuelas de seducción en el mundo.

En estas profesa que cualquier hombre puede convertirse en un conquistador y que lo más importante es seducirse a sí mismo. Además sostienen que la seducción es cuestión de inteligencia emocional.

Eso es, al menos, lo que defienden las cada vez más numerosas escuelas de seducción, cuyos métodos y enseñanzas, ya sean impartidos en vivo o incluso a través de Internet, prometen transformar a un don nadie en un Don Juan, casi de la noche a la mañana.

En Córdoba, “Seducción Social Club” cobra un curso para aprender a seducir, con un “Costo – Inversión” de $600, duración 4 meses. Desde el sitio aseguran que con 4 clases ya serás un gran seductor.

Por otro lado, Argentina exporta técnicas de seducción, en www.seducirmujeres.com.ar, es un grupo de rosarinos que inventaron un manual, que lo venden en dólares a todo el mundo en el cual en pocos pasos enseñan a los hombres esta maravillosa técnica.

Finalmente muchos sitios de internet, concluyen que a quien primero tenemos que aprender a seducir es a nosotros mismos, estar seguros para poder salir a seducir al sexo opuesto.

Por su parte en Tucumán, la escuela cordobesa Seducción Social Club comenzó a dar seminarios en 2009. Fue por una razón casual y personal, explica el líder de la empresa, Gabriel Marco. Es hijo del conocido humorista local “El Gaucho” Marco. Además viaja dando charlas por Córdoba, Rosario y Mendoza.

“Trabajamos sobre el lenguaje corporal y las etapas de seducción. El objetivo es valorar la femineidad”, explica. Además de las clases teóricas, se enseñan técnicas de striptease y make up hot.

Martín Herrera, de la escuela de seducción LevantArt opina: “Es posible transmitir conocimientos para que otros rompan el cascarón y descubran que pueden conquistar a la mujer deseada”.

Cuenta que egresó de la escuela de seducción LevantArt, la primera en el rubro en la Argentina. “Lo que aprendí acá me ayudó para la vida, para enfrentar situaciones con mayor seguridad, no sólo frente a una mujer. Quizá haya gente que no lo necesite y no entienda que uno tome cursos para ganar seguridad”, explica.

Pero no todo es para el hombre, para las mujeres también hay. Paola Kulliok, hermana de Luisa Kulliok y Directora de PK Escuela de Sexo, cuenta su experiencia en la enseñanza de técnicas para conquistar a varones esquivos.

“Enseñamos seducción e imagen personal: son talleres para ayudarnos a ver cuáles son los problemitas, y entre todas nos ayudamos a sacar lo mejor de cada una”, explica Kulliok.

Compartir
?