Revista Qué

25 Nov 2014 | Los wingman/wingwoman

Ganan terrenos los servicios de celestina por horas

Se conocen como wingman/wingwoman, personas que ofrecen  sus servicios como asesores de citas por horas, con el objetivo de que sus clientes acaben la noche yéndose de la mano de una potencial pareja o una historia de una noche.  

celestino 2En Estados Unidos esta figura está ganando cada vez más adeptos, especialmente entre los divorciados con recursos. Si bien es cierto todavía no son competencia de las innumerables aplicaciones para Smartphone y plataformas web, como Tinder o eDarling, dedicadas a la búsqueda de pareja que han proliferado gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías. 

El término Wing man, en inglés, ahonda sus raíces en el ámbito militar, para designar al segundo piloto que vuela con su avión detrás de otro como apoyo. Posteriormente, el término derivó en un modismo para referirse a los hombres que acuden a los bares en busca de mujeres acompañados por otro amigo masculino.

Ahora, alude a esos profesionales que se mueven entre los límites de un psicólogo y un asesor de imagen, con el cometido de dar apoyo estratégico a sus clientes por unas horas para que se desenvuelvan a la hora de ligar.  

Las funciones que desempeñan este “improvisado amigo de una noche” en este contexto son varias, como recoge la página Hireawingwoman, dedicada a ofrecer estos servicios. 

Desde dar directrices sobre qué hablar y cómo actuar en el preciso instante en el que se interactúa con la persona con la que se quiere ligar y ganar confianza a tiempo real, hasta distraer a los amigos de la “potencial víctima” para fomentar un momento a solas. También ofrecen asesoramiento a la hora de elegir el mejor look para una noche de éxitos amorosos. 

Eso sí, contratar a uno de estos coaches no es barato. Una hora con estas celestinas del siglo XXI cuesta una media de 82 dólares, unos 168.000 pesos. A partir de las dos horas, el desembolso asciende a 38 dólares (78.000 pesos) cada media hora añadida. 

DeAnna Lorraine, es una de las asesoras de citas con más renombre en el mundo, que nada tiene que ver con una wingman, pues su cometido es dar a sus clientes estrategias para mantener a la persona con la que quieren tener una relación duradera. 

Apodada ‘La reina de corazones’, la coach con base en San Diego, California, considera que esta proliferación de “celestinas por una noches” se debe a que en la actualidad, las personas son cada vez más reacias a comprometerse.

Lo que ella denomina “la epidemia de la fobia al compromiso”, se debe a que las opciones se han duplicado, por lo que cada vez resulta más complicado centrarse en un único pretendiente y verle los beneficios de mantener relaciones de pareja que duren en el tiempo.  

Ahora buscan implementar el mismo sistema en la Argentina. ¿Dará resultado? ¿Te animas a contratarlo?

Compartir
?