Revista Qué

28 Feb 2017 | Cama para tres

De la fantasía a la realidad

A la hora de plantear un trío, una experiencia swinger, una orgía y todos los casos en los que implica involucrar a otra persona en la relación sexual, se presenta un sinfín de dudas.

¿Es buena idea pasar de la fantasía a la realidad? ¿Con quién es conveniente realizar un trío sexual? ¿Cómo se lo propongo a mi pareja?.

Estas y decenas de inquietudes más rondan en nuestras cabezas cuando decidimos mantener una relación sexual de a tres.

Según los especialistas, esta experiencia puede traer nuevos aires a la relación de pareja. Porque si está bien planteada la situación entre ambos, un intercambio sexual con alguien distinto puede llegar a ser una novedosa refrescada, pero sin necesidad de engañar o romper con la pareja.

Una ventaja interesante que tiene concretar un trío con tu pareja es que podés acostarte con otra persona pero no le estás siendo infiel, porque ella también está siendo parte.

Por otro lado, también positivo es que ya nos compenetramos con nuestra pareja. La confianza con nuestra compañía sentimental da mucha seguridad a la hora de afrontar un trío. Además, después de haberlo hecho, la relación tendrá un nuevo vínculo y una nueva experiencia en común.

Y, por último, otra cosa buena que tiene un trío con nuestra pareja es el hecho de que sólo necesitaremos encontrar a una tercera persona para plasmarlo. Si estamos solteros, necesitaremos convencer a dos personas para tener el deseado trío, lo que es más complicado.

Ahora vamos con lo negativo. Mientras que en las parejas homosexuales es más fácil realizar un trío, porque a ambos les atrae el mismo sexo, en las heterosexuales hay más conflictos a la hora de decidirse.

Esto es por el hecho de que el hombre no está dispuesto a acostarse con otro hombre y la mujer tampoco acepta a otra mujer.

Otro problema que afecta, en mayor o menor medida, en un trío con tu pareja son los celos, ya que es complicado el hecho de ver al/la compañero/a sexual disfrutando con otro.

Además, un trío puede dejar en evidencia los desequilibrios de la pareja. La falta de confianza o la posesividad pueden salir a la luz en un trío y crear nuevos conflictos.

En estos casos, uno de los dos integrantes de la pareja suele dejarse llevar y disfrutar mucho con la persona invitada, mientras que el otro integrante cada vez lo pasa peor.

La duda más frecuente: ¿A quién incluir en el trío?

Decidir con la pareja a quién incluir en una experiencia sexual de este tipo es sumamente difícil. Hay quienes dicen que es mejor que sea alguien muy conocido; otros dicen que lo mejor es que sea alguien que escoja él o ella, según el caso.

Otra cosa difícil de pensar es el género de la persona que los acompañará. En el caso de los hombres, casi siempre se espera que sea una mujer la incluida en el trío; en el caso de las mujeres, no es tan específico y el tema que suele llevar larga discusión. Una recomendación de los expertos es que la tercera persona elegida, no sea demasiado cercana.

Cinco razones por las que debes hacer tríos: 

  • Descubrís una nueva dimensión para tu vida sexual.
  • Imprime un nivel de excitación mucho mayor, tanto al tener sexo con una personas nueva, como al ver que tu pareja tiene sexo con alguien más.
  • Fortalece el vínculo de la pareja, uniendo esfuerzos para encontrar a la tercera persona y, además, disfrutar de la experiencia.
  • La estimulación y el placer se multiplican por tres.
  • Si se tienen tendencias bisexuales, esta idea es perfecta, porque se puede disfrutar de relaciones con ambos sexos.

Cinco razones por las que no debes hacer tríos:

  • Puedes crear tensiones, inseguridades y celos.
  • Existe la posibilidad de que uno de los integrantes del trío empiece a mostrar mayor preferencia por otras personas.
  • Puede existir reparos o desconfianza hacia la tercera persona.
  • Si no sale bien, los que intervienen pueden quedar marcados.
  • Hay que superar distintos tabúes o ideas preconcebidas según el entorno en que la pareja principal ha crecido

 

 

Gentileza Revista LA TECLA 

 

Compartir
?