Revista Qué

12 Nov 2012 | NO TODO ES SEXO

La importancia de las caricias

Investigadores de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, estudiaron cuántas posibilidades hay de que una sesión de caricias y mimos terminen en un encuentro sexual.

Las caricias como fuente de conversación

Las pueden ser el disparador de una buena conversación

Desde la universidad examinaron los métodos, las motivaciones y los resultados eventuales de las sesiones de caricias de parejas promedio, y los resultados muestran que por lo general, éstas sólo llevan a la conversación.

A más de 500 hombres y mujeres en pareja se les preguntó acerca de la naturaleza de sus caricias, definidas como “el contacto íntimo, físico y amoroso que no implica conducta sexual, aunque sí cierto grado de caricias de cuerpo entero, no sólo tomadas de mano o besos en los labios”.

Los investigadores encontraron una serie de resultados interesantes: el tiempo promedio de una sesión de mimos es de 47 minutos y 36 segundos. La mayoría de las parejas les gusta hacerlo en el sofá delante de la televisión. La mayoría lo hace por lo menos ocho veces a la semana, y a las mujeres les gusta más que a los hombres.

Sin embargo, las caricias no suelen conducir al sexo. Los participantes del estudio reportaron fuertes sentimientos de intimidad y relajación durante y después de la sesión, que tienden a llevar a la conversación.

Compartir
?