Revista Qué

16 Sep 2016 | Nuevas sensaciones

Los tres juguetes sexuales para el sexo anal

El sexo anal es para muchas mujeres una práctica desagradable para muchas mujeres, que sienten a la práctica como algo sucio, pero más allá de eso, el sexo anal puede ser una práctica muy excitante y enriquecedora. 

anal anal 3 anal 2Las mujeres terminan aceptando en mejor o menor grado el sexo anal por amor a su pareja. Es posible que con el tiempo se acostumbren y terminen aceptando con agrado. Pero, inicialmente, el sexo anal es algo que tienden a rechazar casi todas las mujeres.

Pero una vez que has alcanzado la confianza plena en una pareja, experimentar nuevas posturas y experiencia, puede ser de lo más excitante y favorecedor en la pareja.

Si te horroriza la idea del sexo anal no debes llevarlo acabo, ahora si te pica la curiosidad y te apetece, es hora de que conozcas un poco algunos tips para tener en cuenta a la hora de llevarlo a la práctica.

Descripción: Las caricias anales son una buena manera de iniciarse con suavidad en la práctica del sexo anal, ya que las puede hacer cualquier miembro de la pareja y es un modo de descubrir con rapidez si practicar sexo anal te interesa o no.

Placer: La zona anal está plagada de nervios, y es una de las zonas erógenas importantes. Por eso las caricias o el roce suelen ser el inicio de un estado de excitación

¿Duele?: Siempre que las caricias se hagan con delicadeza no tiene por qué doler.

Precauciones: La higiene, como en cualquier otro tipo de relación sexual, es básica. La proximidad del ano y del clítoris y las caricias entre los miembros de la pareja, pueden provocar una propagación de bacterias.

También hay juguetes sexuales que son seguros y saludables, para experimentar nuevas sensaciones u otros puntos de placer. Pero cualquier juguete se puede utilizar para estimular esa parte del cuerpo. Sin embargo, es recomendable que tengas uno en específico para tener sexo anal, y evitar el contagio de cualquier infección.

1. Tapones anales. Están diseñados exclusivamente para ser insertados en el ano. Su diseño permite que se queden en su lugar. Muchas personas suelen utilizarlos mientras practican otro tipo de penetración o continuar con las caricias.

2. Bolas anales. Son una serie de bolas de diferente tamaño unidas por una cuerda y bien aseguradas en cada esquina para evitar que se queden adentro del ano.  El primer paso es insertar una con ayuda de  lubricante; después la persona debe presionar los músculos del esfínter para meter todas. Algunas de éstas incluyen un vibrador con diferentes velocidades para que tras su iniciación puedas seguir experimentando con esta práctica.

3. Dildos anales. Son consoladores diseñados para la penetración anal; no tienen motores, por lo que no vibran. Por lo general, no cuentan con bordes afilados o costuras para evitar molestias. Están elaborados de jalea de caucho, silicona, plástico, acrílico y metal.

4. Vibrador anal. Está especialmente fabricado para la penentración anal. Al ser tan estrecho, suave y flexible, es ideal para la iniciación en el sexo anal. Además, puedes ajustarlo a tus necesidades ya que su diámetro aumenta a medida que lo vayas introduciendo.

Te animás a probarlos!!!

 

Compartir
?