Revista Qué

17 Sep 2014 | Un sondeo a 800 personas adictas a las selfies en busca de conductas particulares, descubrió que el 83% de las personas entrevistadas no tiene una vida sexual activa

¿Más selfies, menos sexo?

La tecnología avanza y cada vez más a paso agigantado, constantemente se cuestiona las consecuencias que acarrea depender de la tecnología, a tal punto que desde la llegada de los celulares con cámara delantera, la conocida selfie (antes denominada autofotos), es furor en todo el mundo. En esta oportunidad un estudio holandés sobre 800 jóvenes reveló que […]

mas_selfie_menos_sexo_el_especialito.jpg_t750x550La tecnología avanza y cada vez más a paso agigantado, constantemente se cuestiona las consecuencias que acarrea depender de la tecnología, a tal punto que desde la llegada de los celulares con cámara delantera, la conocida selfie (antes denominada autofotos), es furor en todo el mundo. En esta oportunidad un estudio holandés sobre 800 jóvenes reveló que algunos que comparten sus fotos en las redes sociales tienen muy poco sexo. La misma fue realizada por Christyntje Gallagher, un investigador de la Universidad de Van Wageningen, fue el encargado de llevar adelante el estudio.

La investigación de nombre La Gracia y la soledad de fotografiar encontró que el 83% del total de los jóvenes encuestados tienen poca actividad sexual. La contabilización de los entrevistados dio a conocer que por cada 45 fotos que suben al mes, las personas sólo mantuvieron dos relaciones sexuales durante el mismo periodo. Según el investigador, todo parece indicar que la clave está en su estado de ánimo. Las instantáneas reflejan una baja autoestima y falta de seguridad, ¡y lo más importante! Falta de sexo.

El estudio interpreta las imágenes catalogadas como autofotos como un vuelo digital de la realidad, marcada por la inseguridad y el miedo al abandono. Por su parte el investigador explicó, “los adictos a las selfies evalúan su nivel de bienestar en la imagen que construyen de sí mismo, utilizando las tecnologías para manipular la imagen real que obtuvieron de sí mismos, y así poder vender algo que no existe y sienten ellos, sin entender que la vida no es un Photoshop…”.

Compartir
?