Revista Qué

14 Jul 2017 | Las preferidas de ellas

El ranking de las fantasías femeninas

Todos, incluidas las mujeres, tenemos situaciones y escenarios eróticos a los que volver con asiduidad. Las fantasías nos transportan a los lugares más íntimos, sensuales y secretos de la mente.

Aunque se ciñan a la imaginación, alimentan el deseo, intensifican el placer y pueden enriquecer la vida sexual.

Te contamos cuáles son las diez fantasías más recurrentes del género femenino.

TRÍO CON DOS HOMBRES: Dos hombres para ella sola. Es una de las fantasías preferidas por las mujeres, al menos de las que se atreven a reconocerlo. Un menage a trois donde cabe todo: la pareja, desconocidos, bisexuales… lo que sea con tal de multiplicar el placer, la excitación, las manos, las caricias..

JUEGOS DE ROL: Aunque estemos hablando de fantasías, las expertas recomiendan los juegos de rol como una manera de reavivar la pasión. Dejan claro que el deseo de variedad no significa que la mujer quiera salirse de la relación, sino más bien ganas de relacionarse de manera diferente. Puede ser algo tan sencillo como jugar a ser desconocidos y encontrarse por primera vez, personajes de televisión, alguna profesión, etc.

SEXO CON UN EXTRAÑO: Tener sexo con un hombre al que nunca han visto, y quien nunca verán. Un ‘acá te agarro y te parto’ quedará para la memoria. Suele ser una fantasía muy común, especialmente dentro del entorno en donde el sexo casual está mal visto.

INTERCAMBIO DE PAREJAS: Al contrario que los hombres, muchas mujeres sienten que la sociedad pone un tabú a la promiscuidad. El estilo de vida swinger elimina, al menos en terreno de las fantasías, estas barreras y restricciones sociales. No obstante, esta fantasía se puede quedar en a intimidad.

DOMINACIÓN: Si algo hay en las fantasías es que puedes ser todo lo que quieras, incluso compartir la cama. Excitarse con el estilo de una dominatrix tiene mucho que ver de cómo es la persona misma y su práctica podría ayudar a resolver problemas de autoestima.

TRÍO CON UN HOMBRE Y OTRA MUJER: El tipo de trío por el que fantasea una mujer dice mucho de ella. Si prefiere añadir a la mezcla heterosexual a otra mujer, quizá lo haga para sentirse más segura. A veces se achaca a esa curiosidad por lo bisexual. Pero aún así quiere que su pareja la acompañe en esa experiencia. Es que evitan explorar la sexualidad con otro hombre porque ya están familiarizados.

EXHIBICIONISMO: Tener un espectador estimula los sentidos y los deseos dormidos. El goce está en dejarse ver y saber que probablemente está excitando a la persona que está observando y apreciando cada parte del cuerpo desnudo. Sin duda es una fantasía divertida y estimulante.

FANTASÍA CON UN NEGRO: En mediciones hechas en grandes grupos de poblaciones, en promedio el pene de un hombre de color es un centímetro más grande que el de un blanco, y el del blanco es uno más grande que el de un oriental. Este dato despierta las fantasías más íntimas en las mujeres.

El deseo negro puede llegar a ser parte de una aventura; algo breve y estimulante. Es sólo cuestión de preferencia. Para algunos esto es una farsa creada por las mujeres; para otras, el deseo de toda una vida.

Gentileza Revista La Tecla 

Compartir
?