Revista Qué

13 Sep 2014 | Prácticas íntimas

Tantra espera se disfruta

Mucho se ha hablado del sexo tántrico. Y aunque se sabe de qué se trata, no tanto cómo ponerlo en práctica. He aquí algunas sugerencias para introducirse en ese mundo nuevo del sexo de larga duración. Para comenzar, el sexo tántrico es una práctica mental además de física. Se basa en la concentración y la […]

Mucho se ha hablado del sexo tántrico. Y aunque se sabe de qué se trata, no tanto cómo ponerlo en práctica. He aquí algunas sugerencias para introducirse en ese mundo nuevo del sexo de larga duración.
Para comenzar, el sexo tántrico es una práctica mental además de física. Se basa en la concentración y la búsqueda espiritual.
En principio hay que preparar el ambiente: utilizar música relajante, sábanas suaves, aromas que perfumen la habitación.
Es aconsejable, sobre todo en parejas que han perdido el interés por el sexo, no tener relaciones durante un mes. Si bien parece mucho tiempo, esa abstinencia ayuda a aumentar el deseo a la hora del encuentro.
Tantra sexo1
Más allá de los consejos de exploración desde lo espiritual, es importante conocer las posiciones y las prácticas que permiten que el sexo tántrico sea sumamente placentero. El hombre debe sentarse con las piernas abiertas, las rodillas cerca del piso y los talones uno frente al otro, y la mujer debe subirse sobre él y abrazarlo con sus piernas. En ese momento deben respirar en forma pausada y cuando uno inhala el otro debe exhalar. La idea es que uno respire el aire del otro y acariciarse suavemente a través de movimientos circulares y largos uno al otro, recorrerse mutuamente el uno al otro en principio sin llegar a pechos y genitales.
No se debe olvidar utilizar la boca y la lengua, explorar y recorrer todo el cuerpo de la pareja con besos, comenzando por el cuello, cerca de las orejas, e ir bajando generando un estímulo lento, de a poco, para poner en clima al otro; y dejar que él o ella haga lo mismo. Luego concentrarse en sus partes íntimas, acariciar longitudinalmente el pene o la vulva suavemente y luego de hacerlo con la mano, realizarlo con la boca al igual que en el resto de su cuerpo con besos suaves.
El secreto del tantra es no necesitar del sexo genital o la penetración para gozar de una relación sexual hasta llegar al clímax, algo que es muy difícil en las culturas occidentales, el tantra se basa en un orgasmo sin necesidad de eyaculación, la eyaculación aleja al hombre del orgasmo verdadero, pero mientras se aprende, todo puede suceder.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?