Revista Qué

2 Dic 2014 | Para estimular parejas!!!

Ya es furor la escuela de sexo oral en Moscú

Moscú esa tierra de contrastes… tan conservadora para algunas cosas, y tan abierta para otras. En Rusia, hace ya un año abrió una Escuela donde se imparte un nuevo curso llamado “Arte del sexo oral”.

escuela 2 escuela 3 escuela 4 escuela 5 escuela 6 escuela 7 escuela 9 escuela 10 escuela 11 escuela 13 escuela 14 escuela

Es un curso intensivo de 3 horas y media de duración en donde las alumnas (porque no también alumnos), podrán aprender más de 50 técnicas diferentes de sexo oral, donde cada alumna tiene, además de papel y boli para tomar apuntes, un pene de plástico con el que hacen prácticas.

La profesora responsable de la charla Yekaterina Lyubimov, psicóloga y sexóloga cuenta: “Creo que el sexo es lo más importante. Cada mujer en la cama puede ser tanto el actor como el director de las fantasías más profundas de sus parejas. Y si es capaz de desenvolverse en las diversas técnicas sexuales, se garantiza el éxito ante los ojos de su hombre”.

El centro recibe más de dos mil clientas mensuales, más de la mitad de las cuales se apunta a las clases de sexo oral, que duran tres horas y media cada una y cuestan cuatro mil rublos (unos 100 euros).

Las clientas, que pueden acudir al centro no sólo en Moscú, sino también en San Petersburgo y Saransk, son en su mayoría fieles esposas con hijos y mujeres a punto de contraer matrimonio, pero también acuden jóvenes despechadas y amantes inseguras.

Cada mujer puede matricularse en una asignatura o en las doce que ahora mismo se ofrecen. De todas ellas hay dos cursos que causan furor: “Ahora mismo los talleres que más demanda tienen son los de sexo oral y el enfocado a hacer ‘garganta profunda’ con éxito”, explica Ekaternina Liubímova, una mujer alta y rubia que aunque estudió cine, lleva años ligada al mundo de la formación sexual.

Liubímova afirmó que la tendencia mundial no es la poligamia, sino la monogamia, por lo que el centro ofrece técnicas para fortalecer el matrimonio y la autoestima de las mujeres a través de la exploración sexual.

“Estoy escribiendo un libro que incluye casi un centenar de técnicas de sexo oral, y cuando una mujer maneja infinidad de técnicas, demuestra lo importante que es para ella el ego de su pareja, y éste no puede no apreciarlo”, dijo.

En su opinión, no hay mejor antídoto contra la poligamia y la infidelidad masculina, que la riqueza y la diversidad en las relaciones sexuales.

En el centro está prohibida la entrada de hombres, aunque ellos sean en muchos casos los que animan a sus parejas a acudir, ya que las mujeres ya no se sentirían tan seguras, lo que estropearía la atmósfera de confidencialidad y libertad que reina en el centro.

Liubímova, recurre a las bromas al animar a sus estudiantes a arrodillarse ante penes de plástico fijados en las paredes de espejos, para que las clientas dejen atrás sus complejos y prejuicios. Las chicas practican con muñecos, consoladores y hacen ejercicios por parejas. Muchas enseñanzas persiguen despojarlas de determinados miedos o actos reflejos.

Cada mes pasan más de mil chicas por nuestros cursos de sexo oral”, presume Liubímova, que ha abierto una sucursal en la ciudad rusa de San Petersburgo y otra en la vecina Moldavia. En los próximo meses se abrirán más ‘sexoacademia’ en cinco ciudades rusa más, pero ahora estan dispuestos a dar el gran salto y quieren abrir franquicias en España (Ibiza o Tenerife).

“He tenido alumnas que estaban casadas con españoles y con italianos, fue un éxito para ellos”, añade Liubímova orgullosa antes de recordar que ha tenido alguna estudiante llegada de Japón sólo para aprender cómo ser una diosa en la cama. La media de edad suele ser de 30 años, “casi todas tienen una pareja estable y un par de niños en muchos casos”.

En todo caso, subrayó que su negocio “no es en absoluto vulgar”, ya que, al contrario que otros establecimientos de la industria del sexo, la Escuela SEKS.RF promueve la fidelidad en el seno de la pareja.

Las mujeres se congregan a partir de las 19:00 hora local en la escuela para seguir al pie de la letra las instrucciones de Liubímova, que cree que leer sobre sexo es una absoluta pérdida de tiempo, por lo que el lema de su centro es “Sólo práctica”.

En países como Brasil y Estados Unidos ya existen escuelas para aprender a hacer sexo oral, aunque en el país carioca las asistentes, en su mayoría, son mujeres dedicadas a la prostitución.

Entre los beneficios de hacer sexo oral está el que previene el cáncer de mama. Las proteínas y enzimas del semen disminuyen los riesgos de padecer esta enfermedad. Ayuda a controlar la eyaculación precoz, ya que en el sexo oral la satisfacción no depende de la erección.

Seguramente te llevaras un certificado con el cual podrás adornar alguna pared de tu casa.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?