Revista Qué

23 Sep 2014 | Adelanto en seguridad Vial

Inventan asiento para alertar borracheras

Investigadores japoneses de la Universidad de Hiroshima, la Universidad de Tokyo y la empresa Delta Tooling, desarrollaron una tecnología para los automóviles, que es capaz de registrar el estado del sistema cardiovascular del conductor. La misma puede colocarse en el asiento de un coche y detectar si el conductor se encuentra ebrio, bajo el efecto de […]

asiento 1asientoooInvestigadores japoneses de la Universidad de Hiroshima, la Universidad de Tokyo y la empresa Delta Tooling, desarrollaron una tecnología para los automóviles, que es capaz de registrar el estado del sistema cardiovascular del conductor. La misma puede colocarse en el asiento de un coche y detectar si el conductor se encuentra ebrio, bajo el efecto de alguna droga o si se está quedando dormido al volante.

 

¿Pero cómo es posible? El dispositivo detecta el sonido y la vibración que produce el sistema cardiovascular a través de la espalda, gracias a un micrófono integrado en un complejo entramado de tejido espumoso; el respaldo de un asiento. El entramado permite captar con claridad la onda del pulso aórtico (la mezcla de sonido y vibración que genera el sistema cardiovascular en la piel), sin que interfiera ruido externo.

Con la terrible estadística de 3,3 millones de muertes por año en todo el mundo, habla que muchísimas muertes podrían haber sido evitadas. Esto podría cambiar los índices de personas alcohólicas al volante de cualquier país. Las posibilidades que tienen los responsables de esta herramienta hablan de alertar cuando se producen irregularidades propias del consumo de alcohol o las drogas, la somnolencia o un fallo cardíaco.

Esta tecnología también sirve para evitar accidentes que se producen cuando se sufre un infarto al volante, los cuales representan un 50% de las muertes en carretera en Japón. Esta tecnología también puede usarse en una cama y así avisar si el pulso de un paciente empieza a ser irregular, o si éste está sufriendo un infarto.

Compartir
?