Revista Qué

4 Sep 2017 | Estancias bonaerenses

Para descansar y comer rico

La provincia de Buenos Aires cuenta con una excelente geografía para disfrutar del campo. Históricas, coquetas y tradicionales, las estancias están preparadas para que el visitante colme sus expectativas mientras dure su estadía en ellas.

Al noreste de la Provincia se encuentra la pequeña localidad de San Andrés de Giles, donde la llanura pampeana despliega todo su verde en las tierras más fértiles.

Estratégicamente situada 40 kilómetros al sur de La Pla-ta y 70 kilómetros al sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Brandsen luce como un descanso rural en pleno reino de cemento.

Por otro lado, en cercanías al cruce de rutas AU2 y RP41, en la costa este de Buenos Aires, se ubica el partido de Castelli con paisajes lacustres y rurales.

FINCA MARÍA CRISTINA (BRANDSEN): Esta estancia se consolida como uno de los mejores alojamientos de campo bonaerenses, donde el viajero puede elegir en qué sector del predio desea quedarse de acuerdo al tamaño y servicio.

El complejo cuenta con una capacidad de alojamiento pa-ra 60 personas, con unidades que van desde suites y lofts hasta casas familiares.

En materia gastronómica, Fin-ca María Cristina ofrece una cocina artesanal auténtica y platos que son elaborados en el lugar.

Estadía: $ 3.600 (2 pax con pensión completa) www.fincamariacristina.com.ar.

BELLA VISTA DE GUERRERO (CASTELLI): El casco del siglo XIX de esta estancia invita a sentirse protagonista de una glamorosa ficción retro.

Está en Castelli, a orillas del río Salado, en un campo de lomadas, llanos, humedales y 60 hectáreas de monte nativo.

Sensiblemente más importante que otros cascos bonaerenses, cuenta con 17 habitaciones, dos restaurantes (con deliciosos platos de cocina internacional y regional), café, cava, sala de juegos, biblioteca, pileta y spa. Además, todas las actividades de campo están a la orden del día.

Estadía: desde $ 3.300, www.bellavistadeguerrero.com

ESTANCIA BOUTIQUE LA SOFÍA (SAN ANDRÉS DE GILES): En San Andrés de Giles, La Sofía Boutique Hotel & Polo Resort invita a disfrutar de la desconexión y el buen comer.

Este oasis de tranquilidad, creado y atendido por sus propios dueños, cuenta con seis amplias habitaciones en suite.

En esta estancia se apuesta al buen comer y al buen vino, por lo que los menúes de La Sofía están elaborados con mucha dedicación, para que los huéspedes puedan disfrutar de la cocina regional casera.

Por otra parte, la estancia posee dos canchas de polo y una escuela para principiantes y experimentados. En verano, se puede disfrutar de la piscina exterior.

Estadía: desde $ 8.800, www.lasofiapolo.com

Gentileza Revista La Tecla 

 

Compartir
?