Revista Qué

24 Feb 2016 | Para disfrutar lo que queda de vacaciones

Deportes acuáticos en verano

Aunque ya se termina el verano, las temperaturas se mantienen muy altas, por lo cual aún se puede disfrutar del aire libre como el sol, todo lo que fomenta la práctica de los deportes acuáticos, para aquellos amantes del agua.

snorkel jet raftingLa búsqueda de emoción y nuevas experiencias, como la velocidad que se desarrolla en el agua, suele ser un factor que interviene a la hora de elegir dónde vacacionar, como así también la descarga de adrenalina y energía pura.

Con disciplinas que van desde los más conocidos como rafting, jet-ski y snorkel hasta kitesurf, surf, FlyBoard (muy de moda) y wakeboard.

Los deportes acuáticos en su mayoría, entrañan un mínimo de riesgo, por lo cual es recomendable siempre realizarlos con el apoyo de empresas que ofrezcan cursos para poder practicarlos con una mayor seguridad.

Por eso para aprovechar al 100% lo que se viene de estas vacaciones de verano y ya vayas programando, te proponemos tres opciones que podés practicar y así elegir la que se adapte más a tu perfil.

Por eso si querés sumar un poco de emoción a tus vacaciones, apuntá: el rafting es el deporte extremo ideal para aquellos que sin previo conocimiento, deseen vivir una experiencia llena de adrenalina y vértigo.

Primero porque es una práctica grupal y segundo porque la balsa será guiada por un experto en la materia.

Pueden ser seis u ocho tripulantes los que harán que la embarcación surfee por caudalosos y riesgosos ríos. Por lo general se practican en provincias con ríos y montañas como Neuquén, Río Negro, Salta y Mendoza.

Por su parte el Jet Ski, emocionante como pocos otros deportes, necesita de cierto dominio de la moto para andar en el agua.

Hay muchos sitios donde te pueden enseñar o practicar este deporte, uno de los lugares más visitados para llevarlo a cabo es el Acantilado de los Gigantes, España.

También podés elegir el snorkel, una modalidad de buceo pero más sencillo. Debes practicarlo preferentemente en aguas poco profundas para obtener mayor visibilidad y que sean tranquilas. Se puede practicar tanto en el mar como en ríos, lagos y embalses.

El primero es uno de los deportes acuáticos que más atrae al público, a la hora de elegir donde vacacionar en
verano. Consiste en el recorrido del cauce del río en la dirección de la corriente (río abajo).

Las embarcaciones más comunes son la balsa, la canoa y el kayak. En América Latina hay muchos destinos para el
rafting, pero Mendoza es el más elegido.

Por su parte el jet-ski donde las motos de agua son otra opción para divertirnos en el agua, pero se usan sólo en grandes distancias como laguna o mar.

Es calificada como la embarcación de motor ecológica porque su sistema de propulsión a turbina ayuda la oxigenación del agua.

El Snorkel es una modalidad de buceo, pero con la diferencia de que la puede practicar cualquier persona que sepa nadar.

Sólo necesitas unas gafas de buceo y un tubo (snorkel), que te permitirá mantener la respiración. Puede ser snorkel abierto sin sumergirte y con válvula, si haces éste último te recomendamos usar patas de rana.

Compartir
?