Revista Qué

3 Dic 2012 | PRECAUCIONES

Letra chica antes de viajar

La secretaría de Gestión Comunal y Atención Ciudadana advirtió sobre los cambios que las empresas turísticas realizan entre sus ofertas publicitarias y los contratos finales.

A través de un comunicado, la Secretaría indicó que “con la llegada de las vacaciones muchas personas eligen contratar paquetes turísticos, pero antes de su contratación se deben tomar algunos recaudos. El primero de ellos es conservar el volante o publicidad de la oferta que se haya elegido”.

“Si el vecino recibe un folleto o ve un aviso en internet, debe imprimir la página, ya que la publicidad obliga a la empresa a cumplir los términos y condiciones publicados”, afirmó Eduardo Macchiavelli, Secretario de Gestión Comunal y Atención Ciudadana.

“Una vez que la publicidad está en manos del consumidor, éste se debe dirigir a la agencia de viajes y comparar los detalles del servicio promocionado con aquellos que efectivamente aparecen en el contrato que suministra la empresa. Podrían surgir diferencias que, detectadas a tiempo, se podrán solucionar”, afirmaron.

“Por otro lado, al momento de realizar un pago es muy importante recordar exigir factura o ticket fiscal. La regla general es nunca realizar depósitos bancarios a terceros que no están respaldados por una empresa con sucursal o representación en la Ciudad. Asimismo, es recomendable controlar en Internet que el alojamiento elegido cumpla con los servicios que la agencia de viajes ha prometido”, señala el texto.

“Ante cualquier duda o inconveniente los ciudadanos pueden asesorarse llamando a la línea gratuita 147 o dirigirse a las oficinas de Defensa del Consumidor que funcionan en las Comunas de la Ciudad”, señalaron.

Una de las principales dificultades denunciadas por los porteños es el incumplimiento de los servicios contratados. El 51% de los reclamos correspondió a este tipo de infracciones. Entre las problemáticas se encuentran, diferencias de categoría entre los hoteles contratados y los efectivamente utilizados, excursiones que no se realizaron y cambios de último momento en los horarios de traslados.

En segundo lugar, un 29 % denunció que las promociones publicitadas no se correspondían con el servicio finalmente ofrecido. Como consecuencia el consumidor tuvo que pagar más para obtener el servicio que había pagado.

A estos inconvenientes le siguieron aquellos que se originaron en la falta de información. Esta irregularidad sumó el 15 % de los reclamos del rubro y generan también gastos extras no establecidos en la venta.

Por último, un 5% de las denuncias están dirigidas contra la modalidad denominada Tiempo Compartido, por la imposibilidad de rescisión del contrato.

Compartir
?