Revista Qué

24 Sep 2014 | Montañas azules

Para no dejar de visitar: el Parque Nacional Blue Mountains

El Parque Nacional Blue Mountains ubicado en Australia, es uno de esos lugares que no podes dejar de visitar. Una gran reserva de bosques eucaliptus y hermosas cascadas que tiene unos estratégicos miradores y mágicos senderos que te permiten adentrarte a esta maravilla natural, una muestra portentosa de la naturaleza y del paso del tiempo. […]

Blue_MountainsEl Parque Nacional Blue Mountains ubicado en Australia, es uno de esos lugares que no podes dejar de visitar. Una gran reserva de bosques eucaliptus y hermosas cascadas que tiene unos estratégicos miradores y mágicos senderos que te permiten adentrarte a esta maravilla natural, una muestra portentosa de la naturaleza y del paso del tiempo.

Este Parque es un atractivo y concurrido destino turístico de fácil acceso, que aparte de los senderos cuenta con un sistema de cable para descubrir desde lo alto y si prefieres por tierra para no caminar, también hay un tren con completas rutas. Con formaciones areniscas situadas a 1,5h de Sydney en coche se divisan en todo su extensión desde un mirador. A la izquierda hay un camino y unas escaleras (escalera gigante) para llegar a las three sisters (que son tres picos) y hacer de esta manera un recorrido por el Parque.

Las Tres Hermanas, en las afueras de Katoomba, es una misma porción que se eleva sobre el precipicio del valle, cortada en tres puntas por la erosión. Una leyenda aborigen le dio nombre a cada una: Meehni, Wimlah y Gunnedoo. Se dice que estas tres jóvenes estaban enamoradas de sendos hermanos de una tribu vecina, con quienes no podían casar por la ley de su propio pueblo. Como en tantas otras leyendas, los muchachos decidieron igualmente raptarlas, loo que provocó una guerra entre los dos clanes. Un hechicero convirtió entonces a las tres hermanas en rocas, en un intento de frenar los combates y apaciguar todo el mundo, con la intención de devolverles su humanidad una vez restablecida la paz. Sin embargo el hechicero murió durante el combate, y la historia dice que hasta el día de hoy nadie pudo devolverles a las tres hermanas su condición humana.

El camino no es difícil, pero cuando empiezan las escalera hay que tener cuidado ya que son bastantes empinadas, y no muy anchas. El pueblo de Leura, que es el más cercano,  se destaca porque tiene gran variedad de restaurantes y tiendas. Excelente para un paseo relajante después de un trekking por las Blue Mountains, es además un pueblo para relajarse durante el fin de semana.

En el camino se pasa por la entrada de una mina de carbón abandonada y luego se regresa a Katoomba en teleférico, teniendo una vez más una hermosa vista sobre las Tres Hermanas. Y en este caso sí coinciden, sobre la telecabina suspendida en el vacío, no hay que confundir el Cableway que sube desde el valle y el Skyway que los cruza desde el Scenic World, hasta el estacionamiento de las Three Sisters.

 

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?