Revista Qué

3 Oct 2012 | Cruceros

Vacaciones en el mar

Itinerarios, precios y el consejo de los especialistas en un detallado informe sobre la oferta de cruceros en Sudamérica y el Caribe. Además, transatlánticos, expediciones a la Antártida, circuitos por la Polinesia y hasta propuestas para dar la vuelta al mundo.

Itinerarios, precios y el consejo de los especialistas en un detallado informe sobre la oferta de cruceros en Sudamérica y el Caribe. Además, transatlánticos, expediciones a la Antártida, circuitos por la Polinesia y hasta propuestas para dar la vuelta al mundo.

La temporada de cruceros en Sudamérica ya se palpita. Las grandes compañías se preparan para movilizar parte de su flota a esta región del planeta y ofrecer itinerarios por las costas de Argentina, Uruguay, Brasil y Chile. A estos recorridos se suman travesías de expedición a la Antártida, circuitos por el Caribe, salidas que unen mares, ciudades y puertos más lejanos como Dubai o Bangkok, algunas propuestas en el Mediterráneo que sobreviven durante el invierno europeo, y los transatlánticos al comienzo y final de la temporada.

El mercado de cruceros, cuya demanda crece año a año, parece no tener fronteras.

Según proyecciones del sector, ya se habla de 20 millones de pasajeros de cruceros a nivel mundial para 2012, mientras que las estimaciones a fututo señalan que dentro de 10 años, esa cifra ascenderá a 29 millones de cruceristas.

Lógicamente, la región de Sudamérica –y Argentina en particular– no son ajenas a estas tendencias. En la temporada 2006/7 embarcaron en el puerto de Buenos Aires unos 40 mil cruceristas. La temporada pasada –2011/2012– fueron 145 mil. La cantidad de cruceros que parten y regresan al puerto local también reafirma esto: mientras que en 2006/7 sumaron 73 cruceros, en 2011/12 fueron 158 y para esta temporada se esperan 163.

Las propuestas en materia de circuitos, tipos de barcos, servicio y tarifas son muy variadas. Hay minicruceros de 3 noches, salidas de 8 noches, de dos semanas, de un mes y hasta de 80 días. Hay cruceros masivos y otros muy exclusivos. Barcos con capacidad de 300 pasajeros, como los de Hurtigruten, de hasta 700, como los de Regent Seven Seas Cruises, y otros para varios miles, como los de Costa Cruceros y MSC Cruceros, verdaderas ciudades flotantes. Cruceros de expedición y cruceros en los que el barco en sí mismo es un destino que ofrece paseos de compras, palestras de escalada y hasta teatros con espectáculos de fama internacional, como el show del Blue Man Group en el Epic de Norwegian Cruise Line.

“La incorporación del Oasis of the Seas en 2009 y el Allure of the Seas en 2012, los dos cruceros más grandes del mundo, no sólo han marcado un hito significativo en la modalidad de vacaciones en el mar, sino que han exacerbado todo el potencial que un crucero puede ofrecer a sus huéspedes”, dice Sergio Pulleiro de Organfur, representante de Royal Caribbean y agrega: “Ya se sabía que Royal Caribbean contaba con barcos con pista de patinaje sobre hielo o una calle peatonal de 100 metros de largo y tres pisos de alto en el corazón del barco, pero las incorporaciones de estas dos embarcaciones generaron un antes y un después en la industria. Quién hubiera imaginado un parque al aire libre en el centro de un crucero con árboles y plantas naturales. O la posibilidad de hacer surf en alta mar en simuladores de olas. O un teatro acuático con shows de nado sincronizado y clavadistas”.

Los grandes barcos suman variedad gastronómica, espectáculos nocturnos, casino y clubes de niños.

“La temporada viene muy bien. ¿Por qué? Porque la gente se da cuenta de que la ecuación de comprar un crucero es excelente en la relación precio-calidad porque pagan un crucero y obtienen vacaciones con todo incluido. Y como si esto fuera poco, se puede pagar en pesos, al cambio oficial”, dice Jorge Ohaco, director de Crucerospremium.com, de Scotland Travel Agencia Boutique. “El primer consejo para la gente es que contrate lo antes posible: si contratás con un año de anticipación pagás hasta la mitad de lo que te cuesta tres meses antes. Los que ya han viajado en crucero lo saben y suele suceder que muchos de ellos, el mismo día que se bajan del crucero nos llaman para reservar un circuito para el próximo año”, señala Ohaco.

Por su parte, Michel Diana, gerente general de Encruceros.com de Terrapampa, comenta que con la crisis europea, regiones como Sudamérica y el Sudeste asiático se han convertido en la meca de los cruceros. “Dentro del turismo es el segmento que más creció, y todavía nos quedan varios años para que se conozca mucho más el producto. Es importante desmitificar, erradicar la idea de que el crucero es un producto caro: hoy podés hacer un minicrucero de 3 noches a Uruguay por 300 dólares, o un transatlántico de 20 días por 2.300 dólares”.

Aquí están, estos son
“La próxima temporada del grupo Costa será la mayor de su historia”. Así se presenta la propuesta de esta compañía –más de 60 años de trayectoria y definida por su hospitalidad e “italianidad”– que ofrecerá, entre Costa Cruceros e Ibero Cruceros, 83 salidas de diciembre a marzo con 7 naves, por primera vez 6 de ellas saliendo desde el puerto de Buenos Aires. Un crecimiento del 22 por ciento respecto de la temporada pasada. Un dato interesante para los tiempos que corren: “Tanto Costa como Ibero brindan la posibilidad de abonar un adicional por día para disfrutar del all inclusive de bebidas, un paquete que puede ser reservado y abonado en pesos al igual que el importe total del viaje”.

Por otro lado, MSC Cruceros –que este año inauguró el MSC Divina– también incrementó en igual porcentaje su capacidad. Su temporada en Sudamérica se destaca porque Buenos Aires será puerto de partida de 15 salidas regulares operadas por el MSC Musica y 2 del MSC Orchestra hacia las costas de Brasil. Y el 27/11, el puerto brasileño de Santos será escenario del bautismo del MSC Fantasia, con capacidad para 3.274 huéspedes y un área privada, el MSC Yacht Club, con 71 suites de lujo.

Uno de los sellos de esta compañía sos sus cruceros temáticos especializados en temas como el cuidado del cuerpo, la gastronomía o el baile. “La demanda de los cruceros temáticos se consolida año a año gracias a las figuras y empresas que nos acompañan en cada propuesta”, señala Javier Massignani, director comercial de MSC Cruceros.

Por su parte, Princess Cruises presenta diversos itinerarios para recorrer la Patagonia argentina y chilena con sus barcos Star Princess y Grand Princess (que llega con sus interiores renovados) y con Buenos Aires y Valparaíso como ciudades cabecera.

“El eslogan de Princess define la experiencia que busca quien la elige: ‘Escápese completamente’. Princess refuta todos los mitos asociados a los cruceros porque permite al pasajero elegir; no hay estructuras, sólo opciones”, dice Charlie Ryan, gerente general de Princess en Argentina.

Vale destacar que es la primera vez que la empresa trae dos barcos a Sudamérica, lo que refleja el crecimiento del mercado local. La oferta se completa con itinerarios en el Caribe, Hawaii y Polinesia. Además, ya se prepara para recibir dos nuevos barcos: el Royal Princess en 2013 y, en 2014, el Regal Princess.

El potencial de Sudamérica
En este contexto, nuestra región juega un papel interesante: hace dos semanas, la Terminal de Cruceros Quinquela Martín fue sede del Seatrade, un evento que reunió en Buenos Aires a los presidentes y CEO de las grandes empresas de cruceros y generó un interesante espacio de intercambio y discusión sobre el presente y el futuro de la industria y de la región. Entre otros conceptos, se habló de la potencialidad de Sudamérica para funcionar como destino de cruceros todo el año o, al menos, con una temporada más extensa. Actualmente, los cruceros que llegan para recorrer las costas de Argentina, Uruguay, Brasil y Chile, comienzan a llegar a mediados de octubre y noviembre y se retiran entre marzo y abril.

“Los cruceros son una fantástica herramienta para la promoción del turismo de cada país porque cuando un barco toca puerto permite a los huéspedes tener una visión general del destino para que, en otra ocasión, puedan volver y visitarlo en profundidad”, dijo Roberto Fussaro, director para Latinoamérica de MSC Cruceros. En tanto, Ricardo Amaral, presidente de ABREMAR (Asociación Brasileña de Cruceros Marítimos) señaló que “el gran desafío para esta región es romper con la estacionalidad”.

Entre otras cuestiones, se habló de la necesidad de optimizar la infraestructura para los procesos de embarque, desembarque y tránsito; de contar con puertos de embarque adicionales (además de Buenos Aires y Ushuaia), de que las terminales de cruceros estén abiertas a una competencia más justa y eficiente, y que las tasas y costos operativos en el puerto de Buenos Aires son extremadamente altos.

Si bien sus cruceros son parte de la oferta caribeña, hay que mencionar el trabajo que ha estado haciendo Colombia para posicionar el puerto de Cartagena de Indias como una gran opción para el mercado argentino que quiere un crucero por el Caribe “sin visa”. “En la última temporada, los argentinos fueron el mercado que más embarcó desde el puerto de Cartagena”, afirman en la oficina de turismo de Colombia.

A continuación, las propuestas para navegar por los mares del mundo, entre noviembre y abril.

Rumbo a Uruguay y Brasil
Los cruceros que parten de Buenos Aires y recorren las costas de Uruguay y Brasil son las estrellas de la temporada. Para muchos, representa la oportunidad de conocer, en pleno verano, varias playas y ciudades brasileñas con alojamiento, traslados y comidas resueltos, más el plus de las actividades que brinda el crucero a bordo.

De la mano de Costa Cruceros e Ibero Cruceros , el grupo Costa llega con 7 barcos a la región. En primer lugar, Costa Cruceros tendrá a sus naves Costa Serena, Costa Fascinosa –que llega por primera vez a Buenos Aires– y Costa Fortuna –que recuerda a los grandes transatlánticos– con itinerarios muy variados: desde minicruceros de 3 noches a Punta del Este, hasta recorridos de 7, 8 y 9 noches por playas como Portobello, Río de Janeiro, Buzios y Angra dos Reis. Por ejemplo, un crucero de 8 noches a bordo del Costa Fortuna con salida el 4 de enero desde Buenos Aires cuesta US$ 1.421. El mismo circuito con salida el 14/2, a bordo del Costa Fascinosa, cuesta US$ 1.526.

También estará el Costa Favolosa, con itinerarios por Brasil con inicio en los puertos de Santos y Río de Janeiro. Y no hay que olvidar el clima festivo de las salidas que coinciden con Navidad, Año Nuevo y Carnaval. Con salida el 22/12, para celebrar Navidad a bordo del Costa Serena hay que desembolsar US$ 1.274 (escalas en Angra, Río, Ilhabela, Punta del Este). En el Costa Fascinosa –Punta del Este, Porto Belo, Santos y Río–, US$ 1.463.

Ibero Cruceros aporta otras 3 naves –Grand Celebration, Grand Mistral y Grand Holiday– con cruceros de 3, 7, 8, 9 y 14 noches y un beneficio extra: las bebidas en almuerzos y cenas están incluidas en el valor del viaje. Con salida el 6 de enero a bordo del Grand Mistral, el crucero Súper Nordeste propone conocer Punta del Este, Porto Belo, Santos, Angra, Ilheús, Salvador, Buzios, Santos y regreso a Buenos Aires por US$ 2.295 (hay salidas también el 21/1, 5/2, 20/2).

Por su parte, MSC Cruceros arranca la temporada el 7 de diciembre desde el puerto de Buenos Aires con los barcos MSC Orchestra y el MSC Musica, que tiene más de 15 bares, 5 restaurantes, casino, 3 piscinas, spa, cancha polideportiva, gimnasio y Mini Club para los chicos. Salida el 13/1 con escalas en Ilha Grande, Buzios, Río, Ilhabela y Punta del Este, US$ 2.109 en cabina con vista al mar y balcón.

Este último barco será, además, escenario de los seis cruceros temáticos de la temporada: Fitness (el 7/12, US$ 1.791 con balcón y vista al mar), Baila Conmigo (el 31/1, US$ 1.863, también en cabina con balcón), Circo (17/2), Bienestar (26/2), Moda (7/3) y Gastronómico (el 15/3, desde US$ 1.304 en cabina interna).

Bajo el simpático título “Ritmos radiantes”, Oceania propone disfrutar de la costa brasileña a bordo de su barco Marina en un itinerario que parte de Río y llega a Buenos Aires. Sale el 10 de diciembre y cuesta desde US$ 1.196 por persona, base doble, en cabina externa con balcón.

L a naviera SilverSea ofrece un itinerario de 8 días a bordo del barco Silver Cloud. Comienza en Río de Janeiro y recorre Paraty y Santos en Brasil, continúa por Punta del Este, Montevideo y finaliza en Buenos Aires. Sale el 15/12 y cuesta US$ 2.659, por persona en base doble (no incluye impuestos).

La empresa Carnival ofrece dos itinerarios que recorren Brasil y el Caribe. Con salida el 26/1, Carnival hace un recorrido de 19 noches: parte de Fort Lauderdale (EE. UU.) y pasa por St. Thomas, Antigua, Barbados, Trinidad, Fortaleza, Salvador, Río de Janeiro y finaliza en Buenos Aires. Cuesta US$ 1.889, en cabina interna, por persona (con impuestos y asistencia al viajero). El otro es de 18 días, a bordo del Carnival Splendor, que parte de Buenos Aires y termina en Nueva York. Parte el 5/3 y cuesta US$ 1.594.

Patagonia: Argentina y Chile
Fauna marina, paisajes extremos cautivantes, mares bravos, fiordos y glaciares. Las costas del sur también protagonizan la temporada en Sudamérica.

P rincess Cruises cuenta con diversos recorridos por la Patagonia. Los trayectos unen Buenos Aires con Valparaíso y viceversa. Tienen escalas en Puerto Montt, Punta Arenas, Ushuaia, Cabo de Hornos, Islas Malvinas, Puerto Madryn y Montevideo. La salida del 17/1 o el 12/2 a bordo del Star Princess (Valparaíso a Buenos Aires) cuesta US$ 1.999. Incluye 13 noches de crucero en cabina interna, pasajes aéreos, traslados, asistencia al viajero e impuestos. De Buenos Aires a Valparaíso hay salidas el 25 de febrero, por ejemplo, y cuesta US$ 2.299.

H olland America Line ofrece diversos itinerarios en esta región. Uno de ellos, a bordo del Ms. Veendam, realiza un recorrido de 13 días, que comienza en Buenos Aires y finaliza en Valparaíso. Visita Montevideo, Puerto Madryn, navega el Estrecho de Magallanes, continúa por Punta Arenas y el Canal Cockburn y el Canal de Beagle. Su recorrido sigue por el Glaciar Alley, Ushuaia, Cabo de Hornos, Canal Sarmiento, Glaciar Amalia, fiordos chilenos y Puerto Montt. Parte el 5/3 y en cabina interna, tarifas desde US$ 1.199, por persona (no incluye impuestos).

La Patagonia y los fiordos chilenos también son parte de las alternativas de Oceania Cruises , que con su barco Marina, propone una travesía de 12 días, de Buenos Aires a Valparaíso. Salida el 15 de diciembre, desde US$ 2.849.

Caribe, playas y palmeras
Las playas del Caribe, de aguas transparentes y cálidas parecen resumir el concepto de vacaciones perfectas. A veces cuesta decidir qué isla, qué playa elegir. El crucero corre con ventaja: un viaje, varios destinos, diversas culturas, sabores, experiencias.

A bordo del Costa Luminosa, Costa Cruceros propone el circuito “Perlas del Caribe”, de 7 noches, con salida de La Romana, República Dominicana. Las escalas: Isla Catalina, Tórtola, Antigua, Martinica, Guadalupe, St. Maarten. Desde US$ 731 para salidas del 14, 21 y 28 de enero(sólo crucero).

MSC Cruceros tiene varias propuestas. Con el MSC Lirica, 7 noches de crucero saliendo de Fort de France, Martinica, desde US$ 770 (sin aéreos). La salida de 15 noches, el 23/2, US$ 1.341. El MSC Poesia ofrece itinerarios de 7 y 10 noches, con salida de Fort Lauderdale y Port Everglades, Estados Unidos, según la salida elegida. Por ejemplo, la salida del 12 de enero, desde Port Everglades, pasa por Cozumel, Roatán, islas Caymán y Jamaica, y cuesta US$ 517 (7 noches).

P rincess Cruises propone recorrer en 14 noches el Caribe a bordo de los barcos Coral Princess y Island Princess, en un itinerario que comienza en Ft. Lauderdale y visita Aruba, Cartagena (Colombia), Canal de Panamá, Puntarenas (Costa Rica), San Juan del Sur (Nicaragua), Cabo San Lucas (México) y finaliza en Los Angeles (EE.UU.). Hay salidas de septiembre a abril 2013 y cuesta US$ 1.469, por persona en base doble, en cabina interna.

L a misma compañía propone un crucero por el Caribe Sur a bordo del Caribbean Princess. Comienza y finaliza en Ft. Lauderdale y en 7 noches recorre Princess Cays (Bahamas), Curacao y Aruba. Hay salidas en noviembre y diciembre con tarifas de US$ 679, por persona en base doble, en cabina interna. Y el Ruby Princess realiza recorridos por el Caribe Este desde US$ 759, por persona.

La exclusiva empresa Regent Seven Seas Cruises propone el itinerario de 10 noches “Arrecifes y selvas tropicales”, con partida y regreso a Miami, Estados Unidos, a bordo del barco Seven Seas Navigator, desde US$ 3.974. Las salidas varían en sus puertos intermedios. Por ejemplo, la salida del 17/1 pasa por Key West, George Town (islas Cayman), Cozumel, Belice, Santo Tomás de Castilla (Guatemala), Roatán (Honduras) y Costa Maya.

En cambio, las salidas del 27/1 y del 26/2 pasan por Nassau (Bahamas), San Juan (Puerto Rico), Gustavia (St. Barth), St. John’s (Antigua), Castries (St. Lucia) y Philipsburg (St. Maarten), para luego terminar en Miami, Estados Unidos.

“Escondites del Caribe” es la propuesta de Oceania Cruises , con su buque Riviera, que parte y regresa a Miami. Son 10 días de crucero, sale el 3 de enero de 2013 y cuesta US$ 2.189.

Transatlánticos
Las grandes compañías inauguran y cierran la temporada de Sudamérica con los famosos transatlánticos, viajes que permiten movilizar los barcos siguiendo la temporada alta en cada región y, al pasajero, le brinda la oportunidad de realizar un viaje emblemático.

El 25/11 parte el Costa Serena de Savona y tras 19 noches en las que pasa por Barcelona, Casablanca, Santa Cruz de Tenerife, Recife, Maceió, Salvador, Río de Janeiro, Santos, Punta del Este, llega a Buenos Aires. Cuesta US$ 2.923 y el segundo pasajero paga US$ 694.

En el sentido inverso, el 6 de marzo parte el Grand Mistral de Buenos Aires, toca la costa brasileña y tras 20 días arriba a Valencia. Cuesta US$ 2.472 y el segundo pasajero paga US$ 730.

Con el MSC Musica , el 18/11 se parte de Venecia hacia Buenos Aires, 19 noches: US$ 2.791 (el segundo pasajero sólo paga US$ 340). Escalas: Malta, Barcelona, Casablanca, Canarias, Salvador, Río de Janeiro y Buenos Aires.

Exóticos y lejanos
Princess Cruises tiene diversos itinerarios por la Polinesia Francesa. Uno de ellos recorre Papeete, Huahine, Rangiroa, Raiatea, Bora Bora y Moorea: 1 noche de precrucero en Papeete y 3 noches post crucero en Moorea, 10 noches de crucero en cabina externa, salida el 29/1, cuesta US$ 5.809 por persona, base doble, con aéreos Buenos Aires/Papeete/Buenos Aires, traslados, asistencial viajero e impuestos.

H olland America Line cuenta con un crucero de siete días a bordo del MS Ryndam, con ida y vuelta desde El Pireo en Atenas, Grecia, con paradas en diversos puertos de Turquía y Grecia, incluyendo una noche en Estambul. El barco sale el 5 de octubre. Las tarifas comienzan en 1.099 dólares por persona, en base doble.

Regent propone “Puertas de la Antigüedad”, un crucero de 14 noches que parte de Luxor (Safaga) y llega a Roma, con salida el 5 de mayo del próximo año. Desde US$ 6.945.

El Seven Seas Voyager pasa por Petra, Sharm El Sheik en Egipto, Jerusalén, Tel Aviv, Limassol (Chipre), Rodas (Grecia), Efeso (Turquía), Atenas, Taormina y Sorrento/Capri (US$ 8.499).

Si la idea es dar la vuelta al mundo, Cunard tiene propuestas tentadoras: el Queen Victoria parte el 10 de enero de Southhampton, Inglaterra y ofrece 105 noches de navegación por el Caribe, Canal de Panamá, la costa mexicana del Pacífico, Hawaii, Australia, el Sudeste asiático, Emiratos Arabes Unidos, Egipto, Italia y Portugal, desde US$ 16.899.

De 30 noches, el Queen Mary II propone un recorrido saliendo de Southhampton y con escalas en Barcelona, Atenas, Port Said, Canal de Suez, Sokhna, Dubai, Abu Dhabi, Cochin, Colombo, Langkawi, Kuala Lumpur y Singapur. Cuesta US$ 5.469.

SilverSea invita con un itinerario de 7 días en el Silver Wind. Parte y finaliza en Dubai (EAU) y recorre Abu Dhabi, Kuwait, Bahrain, Doha y Oman. Sale el 28/11 y cuesta US$ 4.199 por persona, más impuestos.

Antártida
A bordo del MS Veendam, la compañía Holland America Line ofrece un gran crucero de 21 días por Sudamérica que llega hasta la Península Antártica. Parte el 30 de enero de Buenos Aires y llega a Valparaíso, haciendo puerto tanto en Ushuaia como en varios puertos de los fiordos chilenos. En cada uno de ellos se organizan excursiones que pueden contratarse a bordo. Sale el 30 de enero y su precio comienza en US$ 2.199, en cabina interna en camarote categoría MM, por persona, en base doble (no incluye impuestos).

H urtigruten cuenta con diversos itinerarios por la Antártida, desde 10 a 17 días. Christmas Expedition, 17 días para pasar Navidad a bordo con salida y regreso Ushuaia a bordo del Ms. Fram. Recorrido: Islas Malvinas, Islas Georgias del Sur (Fiordo Drygalski y Bahía Fortuna; Stromness y Grytviken), las Islas Orcadas del Sur y el Mar de Escocia (Estrecho de Washington e Isla Coronación) y la Antártida, donde se visitan Isla Decepción e Islas Shetland del Sur, Bahía Ballenero (Base Inglesa), Isla Medialuna y Puerto Yankee, Isla Cuverville (colonia más grande de pingüinos Gentoo en Antártida), Puerto Neko, Bahía Paraíso (Bases Argentina y Chilena), Canal Lemaire, Isla Patermann, Puerto Lockroy, Bahía Wilhelmina, Iceberg Alley y el Acantilado Marrón. Parte el 17/12 y las excursiones son en inglés.

El itinerario Weddel Sea Adventure (sale el 20/1) es un recorrido de 13 días, parte de Ushuaia y cuesta desde US$ 9.172 por persona en cabina externa con aéreos, pensión completa, expediciones, actividades a bordo, asistencia al viajero e impuestos.

Propuestas para todos los gustos. Ahora, a elegir y soñar.

Compartir
Negocios

Papá Noel sale caro

El Gobierno porteño inauguró la quinta edición del Parque Navideño, que ya funciona en el barrio de Palermo y que le...


→ Leer más
?