Revista Qué

10 Feb 2016 | Lujo para pocos

Vacaciones: navegar en yate

Definitivamente, hay pocas actividades que proporcionan más satisfacción y una vivencia singular como lo es navegar. Convivir con gaviotas, marsopas, y un cielo lleno de estrellas, sumado a la tranquilidad y el silencio de un mar calmo.

yate yate 2Así de simple es hacerse a la mar por la propulsión motora de un yate y surcar océanos, bordear litorales, andar en bahías o esteros, al menos por unos días o meses, es decir, alejarse de tierra firme…

Desde luego, hoy navegar -elección de muchos famosos a la hora de tomarse vacaciones- es mucho más cómodo y placentero y llega a ser un lujo para pocos accesible, aunque cabe mencionar que la navegación tiene muchas opciones, desde un velero hasta un yate clase A súper lujoso y al estilo premium, donde lo único que falta comparado con un hotel de gran turismo es la calle.

Hay sin duda quienes pueden invertir en estas naves, o rentarlas para pasar una pequeña travesía, ya sea sabiendo navegar o llevando una pequeña tripulación.

Pero al final, por más o me-nos tiempo, por más hobby o verdadera pasión, es una experiencia que quien la ha vivido nunca la olvida, y quien no lo ha hecho, debe realizarlo a la primera oportunidad.

Entre algunas de las naves más top y lujosas podemos ubicar Azimut 47, un yate a todo lujo de 47 ft. de eslora, que alcanza una velocidad crucero de 25 nudos, tiene una sala panorámica y 4 cabinas con todo el confort imaginable, otro es el Ferreti Altura 690 de 21 ft. de eslora, 6 camarotes de ensueño, y un jacuzzi al lado del puente de mando.

Sunseeker 90, cuyo salón principal es digno de un loft monaguesco, su más-ter suite, y sus 4 cabinas permiten que naveguen hasta 10 personas más 6 tripulantes a una velocidad crucero de 25 nudos.

Por su parte Astondoa presentó su versión 72 plus, de una nave de 72 pies de eslora con cuatro cabinas suite y alcanza los 30 nudos. En el Uniesse MY pueden navegar hasta 16 personas, con cinco camarotes y cuatro salas de estar.

El Antago 72 Open con tres cabinas repartidas en un total de 22 m de eslora, en donde seis estancias dan comodidad total a sus tripulan-tes. El Rod-man 64 tiene camarotes VIP y su fly bridge doble sobre una cubierta que alcanza los 20 m de eslora.

 

LOS FAMOSOS PREFIEREN YATES

Cada vez son más los que eligen vacacionar arriba de un lujosos yate, ya sea por privacidad o tranquilidad. Elton John y Giorgio Armani son algunos de los que tienen sus yates propios.

Como así también Nicole Kidman, quien ha comprado un yate de súper lujo, con cinco camarotes, cuartos privados para ocho personas, y sala de video.

Hay otros actores, sin embargo que suelen alquilar yates para vacacionar como Leonardo DiCaprio y Sylvester Stallone. Y Beyoncé ha celebrado sus 32 años en un yate con seis camarotes, terrazas, jacuzzi y su propio helipuerto. La cantante desembolsó un total de 280.000 euros a la semana.

La última en comprarse un yate para vacacionar fue la autora de ‘Harry Potter’, J.K. Rowling, con capacidad para diez personas y nueve tripulantes, a un costo de 30 millones de euros.

 

LUGAR Y PRECIOS DE YATE PARA ALQUILAR

Alquilar un yate en Ibiza, la playa elegida por los famosos varía mucho los precios, según el yate elegido. Un Azimut 116 cuesta 84.000 €/semana (IVA no incluido en ninguno).

Un Azimut 98, un modelo más bajo, entre 8.000 y 6.000 €/Día, de acuerdo a la temporada.

Por su parte el Sunseeker Predator 82 desde 7.000 €/día. Ya alquilar un yate de lujo como el Elegance 82 tiene un costo desde 26.000 €/semana, o el Vitech 80 desde 22.000 €/S por semana.
n En Mallorca, van desde el yate más chico, el Fairline Phantom 46 con un precio de 10.400 €/S por semana al lujoso Princess V65 por 24.000 €/S por semana.

 

Compartir
?