27 Nov 2016 - “ISIS es el peor enemigo de los musulmanes”

El legislador porteño del PRO, Omar Abboud, en un mano a mano con Qué, dialogó sobre la fe islámica, ISIS, la situación de los refugiados en Argentina, la relación de amistad que mantiene con el papa Francisco y su visión sobre el triunfo de Trump en los Estados Unidos.

Entrevista Omar Abboud #111

Omar Abboud, diputado del PRO en la Ciudad de Bue-nos Aires, accedió a una entrevista con Qué para hablar sobre religión, su postura sobre la organización ISIS, el triunfo de Trump y su visión de la labor parlamentaria en su primera experiencia legislativa.

-¿Cómo surge su fe islámica?
-Es de familia, mis cuatro abuelos vinieron de Oriente Medio (Siria y Líbano). Lo hereditario implicó la religiosidad, y en un momento de mi vida fue una elección.

-¿Practica la religión?
-Soy una persona que culturalmente, en términos de fe, pertenece a la religión, pero que no lleva adelante actos de culto.

-¿Cómo define a la fe islámica?
-En el islam hay distintas visiones, percepciones, culturas, diferentes formatos, (igual que en el cristianismo), compartimos las mismas prácticas y seguimos el mismo libro.

-¿Cuál es su visión de ISIS?
– ISIS es el estado antiislámico y, si se puede hablar de enemigos que hayan te-nido los musulmanes, ISIS es el peor de todos, y el mejor aliado para muchos intereses oscuros.

-¿Cuáles son los negocios oscuros que tiene ISIS?
-Se sabe que ISIS vende petróleo en negro y las preguntas a hacerse son dos, que se las escuché al Papa, ¿Quién le vende armas a esta gente? Y la segunda, que yo también me hago: ¿Dónde termina el petróleo que vende, en los motores de qué países?

-¿ISIS pregona el islam?
-Isis pregona un tipo de islam que no existe, que no practica nadie, es el enemigo perfecto porque se autodeclara y todos le creen cuando dicen ‘fuimos nosotros’.

-¿Qué otra característica tienen?
-Deben tener una cantidad importante de adherentes, porque han devastado fronteras y han dejado a miles de personas sin nada que perder que se terminan plegando a ISIS.

-¿Qué tipo de enemigo es?
-ISIS es un enemigo raro, no existe na-da parecido en la historia de los musulmanes. Nosotros lo llamamos Daesh, que significa Estado de Levante.

-¿Cree que ISIS va a desaparecer?
-Claro, ISIS es una organización que va a desaparecer de un día para el otro, no es una organización que esté destinada a perdurar, porque no tiene el consenso de los musulmanes y a mí me resulta altamente sospechosa.

-¿De qué duda?
-Básicamente, porque en su conformación y en sus filas, más de una de las personas que aparecen no tienen origen islámico ni árabe. Son muchos musulmanes que vienen de Europa, y muchos de ellos tienen un pasado de militancia política. No lo digo yo, lo dicen muchos analistas europeos.

-¿Considera que Argentina le ha dado refugio apropiado a los inmigrantes de Siria?
-Sí, absolutamente. No son muchos, pero el Centro Islámico se ha ocupado. Han venido alrededor de 200 personas, se les han facilitado herramientas para que puedan integrarse, y la mayoría ya tiene trabajo.

-¿Se adaptan con facilidad?
-Es difícil la cuestión cultural, son personas que tienen otra visión de la vida, del tiempo. Ninguno de ellos comprendería lo que es la cultura subsidiaria que a veces tenemos en Argentina, en referencia a las cuestiones que brinda y proporciona el Estado, porque en Siria no existe nada parecido.

-¿Van a llegar más refugiados al país?
-Desde el Gobierno dijeron que iban a llegar alrededor de tres mil; si eso sucede, hay que procurar que se encuentre un camino viable, porque se está hablando de alrededor de 800 familias.

-¿Cuál sería ese camino?
-Podríamos ubicar 40 familias en cada una de las provincias y adoptar un sistema de tutelaje.

¿Qué sería lo más complejo?
-Lo más complejo de resolver es cuando tenés una familia en situación de vulnerabilidad. Pero por el tipo de idiosincrasia que tienen, seguramente van a encontrar trabajo, tienen una forma de autosustento que es su forma de concebir la vida.

-¿Cuál es su relación con el papa Francisco?
-Yo soy amigo de Jorge Mario Bergo-glio, lo conozco desde hace muchos años, en términos de establecer un tipo de relación. La mía es de aprendizaje, y cuando nos vemos tenemos la oportunidad de dialogar desde lo afectivo.

-¿Cómo se conocieron?
-Nos conocimos cuando yo era secretario general del Centro Islámico, en el 1999, 2000, participando con la iglesia católica en actividades que tenían que ver con la realidad que vivía el país en términos de pobreza, pero compartido con las tres religiones; y ahí empezamos a generar un vínculo de amistad.

-¿Comparten las mismas visiones de vida?
-Sí, generamos un vínculo y compartimos las mismas visiones de la vida, de la sociedad. Bergoglio viene diciendo las mismas cosas desde hace años en referencia a la pobreza, al fundamentalismo económico reinante y de-terminante. En ese sentido, en la actualidad, nuestro vínculo es seguir trabajando en el ámbito interreligioso.

-¿Qué genera la figura del Papa?
-La figura de Francisco hace que uno trabaje desde otra perspectiva. Gracias a él yo soy, no por mérito propio, debo reconocerlo, miembro del instituto Real islámico, cuestión impensada para un argentino.

-¿Cuál es su visión sobre el triunfo de Trump en Argentina?
-Creo que es una lección para la política, porque considero que mucha gente lo subestimó.

-¿Cree que va a influir en Argentina?
-Todo lo que ocurra en los Estados Unidos repercute en todos los países del mundo, de una u otra manera. Como dijo Napoleón: “Finalmente, prevalece la moral de la artillería más pesada”.