14/12/2018
Larreta le cuida los negocios a Macri y a la banda de amigos del Newman
El jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, se encargó de mantener los negocios del club de amigos del presidente de la Nación, Mauricio Macri, con un mega decretazo. El vínculo vía autopistas, garantizado por 30 años más gracias a una firma. El entramado de negocios entre lo público y lo privado.

Desde 2007, el PRO gobierna en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Claro está, en aquel año se dio la primera victoria electoral del hoy presidente Mauricio Macri. Allí, se impuso en primera y segunda vuelta al kirchnerista Daniel Filmus. De esa manera, reemplazó a Jorge Telerman, quien había tomado el poder tras la salida de Aníbal Ibarra luego de lo que fue la tragedia de Cromañón.

El desembarco a la actividad estatal como mandamás porteño del ex presidente del Club Atlético Boca Juniors y hombre con larga trayectoria en el mundo privado, no fue en soledad. Varios representantes del empresariado que formaban parte de su círculo de amistades además de los vínculos vías negocios entre las firmas, llegaron a la órbita pública para extender sus dominios.

Uno de ellos es Carlos María Frugoni, quien fue designado por el propio Macri en 2007 a cargo de Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA) y en ningún momento de todos los mandatos PRO corrió algún tipo de riesgo. Si bien Frugoni es una figura que pasa desapercibida, bien podría tratarse de Luis o Nicky Caputo, o hasta de Angelo Calcaterra. Por caso, es uno de los integrantes de la banda del Newman, integrante del círculo de amistades que Mauricio Macri formó en sus años de estudiantes en el colegio privado de San Isidro.

El hombre en cuestión, sigue al frente de AUSA, aunque ahora lo hace bajo la conducción de Horacio Rodríguez Larreta, quien tomó la batuta de parte de Macri y le aseguró algo clave: profundizar los negocios. Es que, mientras el Jefe de Gobierno porteño piensa en iniciar la campaña 2019 para renovar por cuatro años frente a la Ciudad, no deja de lado la herencia recibida por el Jefe de Estado y fortaleció el vínculo entre lo público y lo privado.

En definitiva, Larreta garantizó que AUSA, empresa mixta de la cual Frugoni se declara “CEO” y no “director o presidente”, tenga la concesión hasta el año 2049 para explotar la Red de Autopistas y Vías Interconectadas de la Ciudad, más los puentes de conexión física con la provincia de Buenos Aires. La extensión por 31 años no es lo único, sino que liberó la tasa de peajes y podrá ser determinado de acuerdo con “horarios, flujo de tránsito, estacionalidad, condiciones económico – financieras y condiciones generales del desenvolvimiento de la red vial”. Es decir, una normativa a gusto del amigo del Presidente desde los años mozos del Newman.

Pero eso no es todo y el entramado de beneficios tiene antecedentes que llegan hasta el seno del clan Macri.

Es que, la firma del Jefe de Gobierno porteño para beneficiar a AUSA no encontró ningún impedimento en la denuncia realizada por la Auditoría General de la Ciudad. Claro, el modus operandi del club de amigos del Newman no resiste oportunidad de beneficiarse y las obras públicas como principal forma de retribución son moneda corriente.

Allí es donde el trío Larreta, Macri y Frugoni se convierte en un cuarteto para incorporar nada más y nada menos que a Angelo Calcaterra a través de la firma IECSA. En definitiva, desde 2009, AUSA tiene como actividad principal la realización de obras viales en el territorio porteño y como por arte de magia, en varias oportunidades el primo del Presidente fue beneficiado con contratos millonarios.

La última denuncia, con fecha del 20 de noviembre último, fue realizado por Cecilia Segura, titular de la Auditoría General de CABA, por “haber favorecido en la licitación pública del Paseo del Bajo a la empresa IECSA”, incluso, durante dicho trámite, en 2016, Calcaterra mantenía la presidencia de la firma. Al año de asumir, Larreta a través de Frugoni, garantizó una obra clave multimillonaria para la firma de la familia presidencial.
 

En ese marco, Cecilia Segura, aseveró tener la “fundada sospecha de que se han incumplido leyes para beneficiar a IECSA, que fuera propiedad de la familia del Presidente, produciendo un grave perjuicio económico al Estado”. La licitación en cuestión supera los 3 mil millones de pesos ($3.183.000.000). En tanto, la denuncia apuntó justamente contra Frugoni, Rodríguez Larreta, al ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, y a su par porteño, Franco Moccia.

Conforme a lo denunciado, se derogó el orden de apertura de sobres, por lo cual IECSA pudo competir sin problemas para quedarse con la licitación del tramo más caro del Paseo del Bajo, el “C”. La derogación no fue explicada en el documento. En caso de seguir con la licitación en su modo original, el orden de tramos a licitar quedaba primero el C, con un presupuesto estimado de 4.480 millones de pesos; segundo el B, de 2.350 millones; y tercero el A, por 1.870 millones. “De este modo, el Estado se garantiza la mayor concurrencia y el mayor ahorro en el tramo más caro de la obra, excluyendo a la empresa con mejores precios de los tramos más baratos y garantizándose su participación en el tramo más oneroso”, explicaron. No obstante, se modificó y el primo de Macri quedó como ganador del tramo más sustancioso.

De esta manera, y con el reciente antecedente de beneficios para el club de amigos del Newman, el jefe de Gobierno porteño vuelve a poner en la mesa de las concesiones a un hombre del círculo íntimo del Presidente. Está vez fue sin una licitación a medida, solo necesitó una firma para extender el vínculo por 31 años.
 

Los pulpos de AUSA

Como los negocios no son únicamente entre las cabecillas de cada área, la segunda línea de Autopista Urbanas Sociedad Anónima no podía quedarse afuera. Por caso, el vicepresidente segundo de AUSA, Esteban Bellomo, tiene la particularidad de ser socio en la firma Trespuntozero desde su creación en 2012. La consultora, no solo extiende su vínculo a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sino también a la presidencia de la Nación.

Por caso, solo por citar algunos sucesos, el vicepresidente de la empresa mixta ganó licitaciones por más de dos millones de pesos ($2.359.500) para que realice un estudio de percepción de Cultura Ciudadana y Convivencia. En octubre de 2016, la Secretaría de Cultura Ciudadana ya había contratado a Trespuntozero para la prestación de un servicio de consultoría que realizaría 2.400 encuestas de modalidad presencial y por un monto de $799.200.

En la órbita nacional, de la mano de Marcos Peña, en abril de 2017 ganó una licitación por $12.232.040. Fue mediante el Acuerdo Marco para la contratación de Servicios de realización de Estudios de Opinión Pública que impulsó el Jefe de Gabinete.

Las autopistas, un viejo conocido para los Macri

En los últimos días se conoció la citación a declaración indagatoria a Franco y Gianfranco Macri en el marco de la denominada Causa de los Cuadernos K. En definitiva, se los citó por las firmas Acceso Norte y la firma Autopistas del Sol S.A. Entre las imputaciones, a los Macri se los investiga por la presunción de haber pagado coimas por el acceso Oeste a través del grupo concesionario Oeste SA.

Asimismo, la mano de Macri también dice presente en un negocio internacional justamente con la concesión de las autopistas de acceso Oeste. Es que, en julio de este año, el gigante europeo Abertis renovó la concesión por 12 años, es decir hasta 2030. La firma está relacionada con el presidente del club español Real Madrid, Florentino Pérez, que además es un empresario reconocido en el mundo de la infraestructura.

Vale remarcar que, cuando Carlos Menem otorgó las autopistas al clan Macri, lo hizo junto a Abertis, en lo que fue un binomio entre la firma internacional y Sideco, que se quedó con el 23 por ciento de las acciones. Recién en 2017, los Macri debieron salir del negocio del acceso Oeste por resolución judicial, la compradora fue una socia de Abertis, anterior socio de Sideco en la explotación de la red vial allá por los noventa.

Silencio oficial
Desde las filas del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de Autopistas Urbanas Sociedad Anónima no respondieron las preguntas de La Tecla.info.