SON 3 LOS FALLECIDOS
16/06
Con operativo frío de por medio, murió otra persona en situación de calle
El ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat cambió la operatoria del programa que ayuda a los sin techo, debido al coronavirus. Son tres las personas fallecidas que se encontraban en situación de calle desde que comenzó la pandemia.
La Ciudad de Buenos Aires suma 3 muertos en situación de calle desde que comenzó la pandemia: el último fallecido fue un hombre diabético de 63 años, en México al 2000; esperan los resultados por COVID-19 ya que tenía fiebre y tos. Una semana atrás, otro hombre con síntomas de COVID que no fue derivado al sistema de salud por el BAP, murió luego de ser desalojado ilegalmente de un hotel.

La primera víctima fue un adolescente de 16, al que se le cayó una mampostería mientras dormía. Las organizaciones sociales que trabajan con las personas en situación de calle denuncian la desidia y falta de políticas del gobierno porteño.

Si bien el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires agregó dispositivos de alojamiento y suma 43 en total con 3.379 plazas, resulta insuficiente para las 7251 personas en situación de calle relevadas en el Segundo Censo Popular del 2019.

En tanto, el Ministerio que conduce María Migliore debió lanzar el primer Operativo Frío extraordinario. Casi tres meses después del inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio,  el equipo del programa Buenos Aires Presente (BAP), compuesto por más de 400 personas del gobierno porteño, la Defensoría del Pueblo y voluntarios de la Iglesia Evangélica, salió a recorrer las calles.

Este año, por el contexto de pandemia, hubo que cambiar la operatoria para asistir a quienes permanecen en la calle y reemplazar cocinas de campaña para evitar aglomeraciones, afirmaron desde el ministerio. Por eso, se realizaron recorridos con 40 móviles en las zonas identificadas con mayor densidad y, se entregaron viandas calientes para la cena y packs hipocalóricos (barras de cereal, frutos secos, agua) a todas aquellas personas que lo necesitaran. Además, se entrega ropa de abrigo (frazadas, guantes y gorros) y kits de higiene y prevención (con jabón blanco y alcohol en gel).

“Desde que se inició la cuarentena el número de llamados al 108 fue en aumento. Eso nos indica que, en el marco de esta pandemia, más vecinos tomaron conciencia sobre la importancia de alertar a la Ciudad si ven que una persona necesita ayuda. Seguimos insistiendo a cada vecina y vecino que nos llame para poder ir al encuentro de las personas que lo necesitan, más en esta época del año, dijo la ministra Migliore.

Las organizaciones sociales que se autogestionaron y organizaron desde el inicio de la cuarentena para seguir con sus recorridas de comida caliente indicaron que la Línea 108 está saturada y que el personal del BAP no es suficiente para la demanda.  También denunciaron la falta de una política integral como lo establece la Ley 3706 del año 2010. 

La legisladora porteña y presidenta de la Comisión de Promoción Integral Lorena Pokoik,  se manifestó luego de que se diera a conocer la nueva muerte de una persona en situación de calle. "Nuevamente otra persona falleció en la Ciudad de Buenos Aires, abandonada en medio de la noche y en principio con síntomas de haber contraído coronavirus. Murió Sergio, de 63 años, dormía en la esquina de México y Sánchez de Loria, San Cristóbal”, manifiesta la legisladora porteña y agregó: “El sábado 30 de mayo murió Agustín Lara, de 16 años, al caérsele un pedazo de mampostería mientras dormía en la calle. Hace una semana fue Leonardo, un hombre en situación de calle que fue desalojado de un hotel y que presentaba síntomas de Covid y del que todavía esperamos los resultados de su autopsia” recuerda Pokoik, “y hoy nos enteramos de esta tragedia, que no es tragedia, es desidia del gobierno porteño. Todas estas muertes son evitables”, agrega la diputada.

Sergio era diabético y paso la noche con fiebre y una tos prolongada. Al llegar al lugar, personal del SAME confirmó su fallecimiento. “Nuevamente el Estado llegó tarde a este caso. Tres muertes en dos semanas. Esto no da para más Horacio Rodríguez Larreta”, alerta Pokoik.

“El 108 colapsa para recibir denuncias sobre personas en situación de calle, el SAME llega luego de varias horas, la única solución que les brindan a las personas que duermen en la calle son frazadas y comida caliente, o llevarlos a un parador donde corren riesgo de contagiarse coronavirus ¿Dónde está el gobierno que flexibiliza la cuarentena pero no se hace cargo de las consecuencias”, pregunta la diputada.

“En el peor momento, el Estado porteño no prevé estas situaciones y su principal política es netamente asistencial. Necesitamos que empiece a gobernar señor jefe de gobierno. Es urgente que piense en los que peor la están pasando. Queremos que ponga todas las herramientas del Estado al servicio de los más postergados. Cuenta con todo el presupuesto y recursos: es una decisión política”, asevera Pokoik

A mediados de mayo, la Asamblea Popular por los Derechos de las Personas en situación de calle le envió una carta a la ministra de Desarrollo Social y  Hábitat porteña, María Migliore, con algunas sugerencias de medidas en el marco de la pandemia. Entre ellas, las incorporación de postas sanitarias y alimentarias en diferentes puntos de la ciudad, con baños químicos, “donde se realicen controles de salud por sintomatología del virus, además de la entrega de comida, agua, elementos de higiene y repelentes para prevención de dengue”.
 
Horacio Avila, referente de Proyecto 7 que agrupa cinco refugios que dan asilo a 375 personas,  indicó que los hoteles “están abarrotados” y que “el hacinamiento es mucho mayor que en los dispositivos”. “Desde algunos lugares se asusta un poco a la gente con esto de que en los dispositivos supuestamente hay contagios masivos que no son reales. Si hay una posibilidad de contagio en los dispositivos en los hoteles es cien veces mayor porque tampoco hay protocolos para los hoteles. En la mayoría los baños son compartidos, las cocinas con pocas hornallas, los baños con pocas duchas. La higiene no es la mejor. Estar focalizando en ese tipo de cuestiones cuando no son posibles no ayuda demasiado. A mi me parece que hay que tratar de salvar la mayor cantidad de personas que se pueda”, dijo a Nuestras Voces.