CORONAVIRUS
25/06
Fernández, Larreta y Kicillof se reúnen para acordar la vuelta a una cuarentena más estricta
Debido al aumento de contagios los tres funcionarios buscarán generar una cuarentena más estricta. Todavía hay discusiones por los comercios de barrio. Habría bancos. Buscan restringir al máximo el uso del transporte público aunque el jefe de gobierno porteño se rehúsa a tamaña decisión.

Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof coinciden en que hay que endurecer la cuarentena que vence el domingo para evitar un colapso del sistema sanitario. Pero aún hay diferencias en torno a la implementación y el anuncio de las nuevas restricciones, que podría ser a última hora.

Con la preocupación por la suba de contagios y el incremento en la ocupación de camas de terapia intensiva el jefe de Estado, el jefe de Gobierno y el gobernador volverán a verse las caras para resolver la vuelta a una fase más dura del aislamiento que tiene en Kicillof a uno de los principales promotores.

Un síntoma de que la etapa más cruda de la pandemia empieza a asomar es que el reporte oficial del Ministerio de Salud de todas las noches, que ya registró un nuevo récord de 2.635 contagios -1.463 en la Provincia y 1.012 en la Ciudad-, ahora viene anexado con el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva: 52% en el AMBA.

Rodríguez Larreta es el más reticente: preferiría esperar unos días más para anunciar la marcha atrás, aunque sabe que no tiene demasiado margen para insistir con sus planteos. “Es parte de las decisiones que se tienen que tomar hoy”, explicaban anoche en el entorno del jefe de Gobierno.

En la Ciudad daban por descontado anoche que las salidas de menores de los fines de semana seguirán habilitadas, que el ejercicio al aire libre, fuertemente cuestionado por la Provincia, volverá a ser restringido y que los bancos, a diferencia de la fase 1 del confinamiento decretado por primera vez el 19 de marzo, esta vez continuarán abiertos.

A pesar de que los encargados del Transporte de la Nación y las dos jurisdicciones del AMBA no habían sido convocados formalmente para debatir la cuestión, se había descartado casi por completo una clausura total de los servicios de trenes, subtes y colectivos, como circuló durante más de un día después de que Sergio Berni, el ministro de Seguridad bonaerense, aconsejara la idea. Por el contrario, apuntan a revisar permisos y habilitar, por dos semanas, solo a esenciales.