EN PLENA CUARENTENA
26/06
La estrategia de Larreta para vender inmuebles "innecesarios para la gestión del Gobierno"
Astuto el gobierno porteño aprovechará las audiencias públicas virtuales para continuar con el tratamiento de una ley que permitirá vender medio centenar de inmuebles que considera innecesarios para su administración.
Legisladores que responden al jefe de gobierno porteño lograron modificar a fines de mayo la ley N° 6, que funciona como uno de los pilares fundamentales para la participación ciudadana en CABA. Se trata de la norma que habilita las audiencias públicas que ahora podrán ser virtuales.

La ambición del larretismo con los negocios inmobiliarios, la venta de tierras e inmuebles trasciende la pandemia. Es que la desafectación de inmuebles medio centenar de inmuebles de dominio público, será el primer tema  para tratar a través de la modalidad virtual, cabe recordar que las audiencias públicas no son vinculantes.

La audiencia pública virtual para tratar ese tema fue convocada para el 12 de agosto y se llevará a cabo a través de la plataforma digital de videoconferencias “Zoom”, a la que accederán las personas que se inscriban previamente en el sitio web de la legislatura.

Quiénes quieran participar deberán acreditar su identidad con DNI, LC o LE el día de la Audiencia Pública. Las personas jurídicas deberán hacerlo únicamente a través de sus representantes legales acreditando personería jurídica a través de correo electrónico  y llamando a la Dirección General de Gestión y Participación Ciudadana de la Casa.
 

Localizaciones de los inmuebles que Larreta considera innecesarios

Avenida Juan Bautista Alberdi 2345 con 10 unidades funcionales; avenida Córdoba 6196/6200, 1738/44/50 y 5652/5656/5658/5670; avenida Corrientes 3451/3453/3455 y 3436/3438; avenida Don Pedro de Mendoza 2249; avenida Federico Lacroze 3601/3607/3611/3615 con dos unidades funcionales; avenida Ingeniero Huergo 1179/1185, con dos unidades funcionales;  avenida Juan Bautista Alberdi 2632; avenida La Plata 1115/1117; avenida Paseo Colón 245/255/265; avenida San Juan 250/270; Balcarce N° 1234; avenida San Pedrito 1088; avenida Santa Fe N° 4358/4364; Azul N° 593 esquina Tandil N° 3409;; Brandsen 1474 y 1481; Carbajal 4184; Chacabuco 1248/1252, con sus 6 unidades funcionales; Charlone 1553/57/59/61/63; Cochabamba 2616/2618; Curapaligüe 525; Gral. César Díaz N° 2979/2985, con 10 unidades funcionales y 2669; Gascón 921/923/927/931/933 8° "33" y Gregoria Perez 3621/3623, con dos unidades funcionales.

También inmuebles de Zabala 3654, México 1392, con 15 unidades funcionales; Miller 2751, Nicaragua 6054/6058; Perón 2640/2652 UF 4; Pringles 354; Remedios  4269/4271, tres unidades funcionales; Riglos 984, UF 4; Ruy Díaz de Guzmán 171/173, Teniente General Juan Domingo Perón 3227/3241/3263/3269/3271 y N° 2640/2652, dos unidades funcionales; Timoteo Gordillo  2212; Virrey Avilés 3188, Zuviría 3461, avenida Juan de Garay 184 y avenida General Paz en su intersección con Del Libertador.


Audiencias públicas virtuales
Una de las principales críticas que tanto la ciudadanía, como organismos sociales y la oposición le hace al gobierno porteño, es avasallamiento sobre la participación ciudadana en la toma de decisiones con respecto a la audiencias públicas que se realizan por ley, desde la creación de la Constitución de la Ciudad en 1996.

Una de las dificultades que tiene el sistema de audiencias públicas es que no son vinculantes, pero se trata de una de las pocas posibilidades en las que el ciudadano puede expresar su voluntad sobre las leyes, además de cuando ejerce su derecho al voto electoral.

Lo que ha sucedido en muchísimas oportunidades es que las audiencias se llevan a cabo como un mero paso burocrático, porque en la mayoría de los casos el oficialismo suele tener los votos para aprobar las leyes, pero no suele tomar nota sobre la voz de los vecinos cuando las manifestaciones son en contra del proyecto.

Como para muestra basta un botón, sucedió con la aprobación del código de planeamiento urbano, la creación de la Universidad docente mejor conocida como UNICABA, y con otras leyes de gran envergadura donde muchísimos de los vecinos se manifestaron en contra de las iniciativas, y si bien los legisladores que trabajaron las leyes tomaron nota, no se realizan cambios significativos y se sigue la bajada de línea del gobierno. Son contadas las veces que el Ejecutivo debió dar un giro sobre los proyectos por tener a la ciudadanía en contra.

Como anticipó Revista Qué el oficialismo fue por más y logró modificar la ley N°6 que refiere a las Audiencias Públicas de la Ciudad. El objetivo de tamaña decisión es para poder incorporar la posibilidad de hacerlas de forma virtual

En un principio la iniciativa de autoría de Martín Ocampo que terminó en un texto consensuado con otros espacios, no tenía los votos necesarios para ser tratados sobre tablas, pero la ausencia de dos legisladores en el momento de la votación fue el paso necesario para que el oficialismo lograra habilitar el tratamiento.

Es que la norma tuvo 38 votos positivos y 19 negativos con 57 presentes a la hora de votar, lo que permitió que la iniciativa para modificar la ley N°6 sea sancionada. En ese marco, el legislador Martín Ocampo, miembro informante fue claro "las matemáticas no fallan".

Desde la oposición dijeron a este medio, que bajo ningún punto de vista podrían acompañar "una iniciativa que va en contra lo que realmente es el espíritu de la ley y de los principios de participación ciudadana". Además recordaron que es "el PRO siempre se ha caracterizado por no respetar la opinión de los vecinos".