14/07
Larreta insiste en regular apps de delivery y el peronismo tiene contrapropuesta
Aunque el peronismo insistió en archivar el proyecto. El bloque del oficialismo porteño firmó el dictamen favorable del proyecto para regular la actividad de los repartidores y de las plataformas de aplicaciones de delivery. Ahora iden fijar un tope del 15 % para las comisiones que cobran.

Días atrás, el oficialismo porteño en la Legislatura firmó un dictamen favorable del proyecto para regular la actividad de los repartidores y de las plataformas de aplicaciones de delivery.  La iniciativa se tratará la próxima sesión ordinaria, el 16 de julio, pese a que la oposición pidió más tiempo para debatir y archivar el proyecto.

El proyecto contempla una extensa normativa para ordenar esta modalidad de trabajo, que adquirió protagonismo desde que comenzó la cuarentena y abarca al servicio de mensajería y reparto de sustancias alimenticias popularizados con el crecimiento de plataformas tecnológicas como Rappi, Glovo, PedidosYa y Uber Eats.

En la actualidad, existe una ley que regula la actividad de los deliverys, pero no prevé la modalidad bajo la cual trabajan esas operadoras digitales, mediante las cuales, los usuarios pueden realizar los pedidos a través del teléfono celular, contactar los locales de gastronomía o enviar correspondencia.

El proyecto del oficialismo porteño, firmado por la legisladora Cristina García y Marcelo Guouman, propone la creación de un registro de las operadoras digitales y los repartidores y mensajeros, e incorpora requisitos para ambas partes, como estar inscriptos en la AFIP y tener domicilio en el distrito.

En tanto, el legislador porteño, Santiago Roberto, con el apoyo de María Rosa Muiños, Claudia Neira y Matías Barroetaveña, presentó un proyecto de ley que establece que las aplicaciones de delivery le cobren a los comercios una comisión que no exceda el 15 % del valor total de lo entregado con el IVA incluido.

Sobre la propuesta, Roberto señaló: "Las Apps de delivery han incrementado sus ganancias exponencialmente en tiempos de pandemia porque ofrecen un servicio fundamental para no salir de casa en el contexto de aislamiento. Pero los comercios que utilizan estas plataformas para vender sus productos tienen que pagar comisiones abusivas, que promedian el 30 por ciento, y se ven obligados a trasladar ese gasto al precio de venta al público. Este fuerte aumento, sumado al descenso de las ventas hace imposible que los comercios puedan sostenerse en pie".

Por otro lado, el proyecto también crea un marco para la protección de los usuarios de las apps, estableciendo canales de reclamos efectivos e inmediatos en casos de devoluciones o reintegros, sin perjudicar a los repartidores.

En tanto, los comerciantes pueden reclamar a las empresas si se ven perjudicados por fallas en las aplicaciones o en el caso de que se demore la entrega de los productos.

Finalmente, Roberto, Presidente de la Comisión de Legislación del Trabajo, expresó que " es la Ciudad quien tiene que regular la situación de desbalance que hay entre las aplicaciones de delivery y los comercios. Al fijar un tope máximo del 15% en las comisiones que cobran las empresas a los locales este desequilibrio se podría revertir, sobre todo teniendo en cuenta que desde el gobierno porteño no hubo ninguna política que ayude a los comercios a sobrellevar esta crisis".