DEL CENTRO DE COSTA SALGUERO
28/07
Denuncian que el gobierno porteño echó a más de 30 trabajadores de la salud
Se trata de empleados que habían sido contratados bajo la figura del “promotor de salud” que abarcaba a estudiantes por graduarse y profesionales de medicina, enfermería, asistencia social, entre otros. 

En pleno pico de contagios de coronavirus, el gobierno de la Ciudad despidió al menos a 30 médicos, psicólogos y enfermeros que se desempeñaban en el centro de aislamiento de Costa Salguero.

Desde el ejecutivo que comanda Horacio Rodríguez Larreta justificaron ante los trabajadores que los despidos se deben a la falta de pacientes en los pabellones de Costa Salguero.

Se trata de empleados que habían sido contratados bajo la figura del “promotor de salud” que abarcaba a estudiantes por graduarse y profesionales de medicina, enfermería, asistencia social, entre otros. Como no transcurrieron 3 meses del inicio del contrato, no cobrarán la (doble) indemnización.

“El 7 de julio me llega una llamada de whatsapp informándome que no me tenía que presentar más a mi puesto de trabajo porque el Gobierno porteño había realizado una reducción  de personal”, explicó Marlene Vargas, ex promotora de salud del centro de aislamiento a AM570.

“Aún no tenemos liquidación final. Sabemos que todavía hay pacientes que están ingresando” agregó la trabajadora despedida. “Somos un grupo grande de profesionales que nos quedamos en la calle. Hay compañeros a los que todavía no les llegó su telegrama”, advirtió la trabajdora de la salud.

“Los despidos nos generaron sorpresas porque sabíamos que estamos atravesando un pico alto de la pandemia”, indica Sergio Castillo, psicólogo echado de Costa Salguero al mismo medio radial.

Por el momento el predio está lejos de contar con ocupación plena. Con una capacidad para 789 personas distribuidas en 5 pabellones, en la actualidad sólo dos cuentan con pacientes y el resto fue desprovisto de personal.

La decisión estaría vinculada con la viralización de un video de incidentes que se produjeron allí por el robo de un celular. “Teníamos prohibido cualquier contacto con la prensa y nos prohibían entrar a trabajar con nuestros teléfonos”, remarca Gastón, promotor médico despedido.

Ante el temor a nuevos disturbios se habría optado por limitar la cantidad de personas aisladas en el predio y echar a los trabajadores que los asistían.

Llamativamente, los profesionales no pertenecían a la órbita del ministerio de Salud sino a Desarrollo Económico por lo que ese encuadre dificultaría su reubicación en la atención de la pandemia en hospitales u otros espacios requeridos.

“Estamos reclamando la falta de personal en todos los paradores asistenciales. La gente en situación de calle no está aislada. Faltan médicos, enfermeros, psicólogos sociales”, señala a AM750 la legisladora Lorena Pokoik, presidenta de la Comisión de Promoción e Integración Social. 

Los despedidos se encuentran en contacto con el sindicato de Sanidad para intentar encauzar el reclamo. Mientras, los profesionales que siguen trabajando en Costa Salguero están temerosos de correr la misma suerte y terminar en la calle a pesar de ser esenciales en una pandemia.