POTENCIA EL DESEO
01/08
Hacé del invierno tu estación más hot
Cada estación del año, tiene sus ventajas para los encuentros íntimos; y aunque muchos consideran que el verano tiene las características más aptas, el invierno también puede ser fogoso
Con la llegada del invierno, el frío y los días más cortos se plantea un nuevo desafío: no “hibernar”. Un reto que se ve potenciado en tiempos de pandemia, luego de más de 120 días de encierro.

Si bien es sabido que el verano es el aliado de la lujuria, debido a condiciones climáticas que influyen a nivel hormonal, predisponiendo a las personas a vivir fugaces, pero vivaces encuentros amorosos; el invierno también tiene sus ventajas y, en esta nota La Tecla expone los beneficios para que explores tu sexualidad, la lleves al máximo y amplies tu repertorio sexual.

Solo que antes de pasar a desarrollarlos, vamos a recordar que pese a que el 43% de los argentinos rompió la cuarentena para tener relaciones sexuales, los expertos recomiendan el sexo solo en el caso de aquellas personas que vivan bajo el mismo techo. Mientras que quienes hayan quedado distanciados por la cuarentena, deberán optar por otro tipo de prácticas tales como la masturbación y el sexting. 

Hecha esta salvedad, pasamos a enumerar las ventajas del sexo invernal y, en primer lugar, hay que destacar que las bajas temperaturas son ideales para mantener el contacto físico, que terminará por desatar la pasión: de hacer “cucharita” para combatir el frío a comenzar a acariciarse y besarse solo habrá un paso.

Por otro lado, hay que considerar que una buena estrategia para levantar la temperatura es recurrir a comestibles que asimismo pueden ser afrodisíacos, tales es el caso del vino y los chocolates. Y en este sentido, es necesario destacar que la ausencia de calor permitirá gozar de encuentros tan intensos como extensos, repletos de juegos y preliminares, lo que te garantizará quemar las calorías ingeridas. 

Por último, como suele decirse, el sexo alarga la vida y retrasa el envejecimiento, así que que el invierno no te acobarde. Encendé la calefacción y disfruta plenamente de la intimidad con tu pareja, porque su práctica va más allá de la temporada y su frecuencia hace maravillas en la salud y el estado anímico.

Alimentá el deseo y combatí la rutina

Una buena manera de calentar el ambiente y combatir la rutina pese a la pandemia es dar inicio al encuentro romántico con una rica comida acompañada de vino tinto, la bebida afrodisíaca por excelencia, y algo de buena música. 

Luego, podrán recostarse en el sillón cubiertos con una manta y ver una película romántica o erótica que haga que ambos deseen pasar a escribir su propia historia; o una de terror o suspenso que los haga querer abrazarse para jamás soltarse. Seguramente, no terminen de ver el filme, pero para entonces ella llevará puesto un conjunto de ropa interior de encaje será la coronación para una noche delicada, pero súper hot donde los sentidos se exploten al máximo.  

Preliminares infalibles

El frío permite encuentros intensos y extensos. Aquí no puede faltar el sexo oral que, si bien es una práctica en sí misma, es un gran preliminar. Pero otra opción es slow sex and keep calm, es decir, varía las velocidades de manera tal que, cuando alguno de los dos esté por llegar al clímax, deba parar. El primero de los dos en alcanzar el orgasmo… ¡pierde!

Las posiciones más románticas

Si de romance se trata, hay tres posiciones estrellas: el clásico misionero y su variante invertida, donde la mujer se ubica por encima del hombre para tomar el control; “la cargada”, en la que él la toma por las caderas y la carga alcanzando una profunda penetración; y la “vaquera en la silla”, donde él se sienta y ella, encima suyo, se apodera del mando.

Filmes y novelas que abran el abanico

La literatura y las producciones audiovisuales pueden ser una gran fuente de excitación, pero también de ideas y sugerencias. No es necesario que sea algo pornográfico, de hecho muchos prefieren volcarse al erotismo. En esta línea, Netflix está abriendo el juego y animándose más y a sus habituales propuestas, recientemente sumó 365 days, un polémico filme.

Los beneficios de amarse

Estudios demuestran que hacer el amor ralentiza el envejecimiento, mejora el sistema inmunológico, aumenta la circulación y prolonga la vida. Tener intimidad tres veces a la semana, puede hacerte ver entre 4 y 7 años más joven.

¿Es igual un touch and go?

Los expertos coinciden en que beneficios de la juventud serían exclusivos para quienes tienen relaciones sexuales como parte de un vínculo ya que una relación sana “debe combinar lazos físicos y psicológicos".