UNA BUENA PARA CABALLITO
08/08
El gobierno porteño reconoció que la obra en las tierras de IRSA es ilegal
El Gobierno de la Ciudad reconoció que la obra ubicada en los terrenos de la calle Avellaneda al 1300, del barrio de Caballito, "no cuenta con el permiso" requerido para su habilitación en el marco de la cuarentena por el coronavirus

En medio de la nueva cuarentena estricta, vecinos del barrio de Caballito denunciaron el inicio de obras de excavación en parte de un predio en el que se levantarán cuatro complejos de viviendas multifamiliar con galerías y cocheras comerciales

Pese a que desde el gobierno de la Ciudad habían anunciado que la obra esta autorizada, ahora, la Dirección General de Fiscalización y Control de Obras de la Ciudad reconoció la falta de la autorización en un documento presentado ante el Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario Nº 24.

La Justicia porteña recibió la nota del organismo que fiscaliza y controla las obras luego del amparo motorizado por los integrantes del Consejo Consultivo, acompañados por los comuneros del Frente de Todos, Osvaldo Balossi y Agustina Quinteros, ante el juzgado a cargo del magistrado Norberto Brotto para pedir "la nulidad de todos los permisos de obra por el impacto negativo" que el emprendimiento podría ocasionar a la zona.

Los terrenos pertenecen al grupo IRSA, que desde hace una década intenta construir allí un shopping y un conglomerado de departamentos, no se logró concretar ya que, para eso, requiere de un cambio de zonificación de la superficie por parte de una ley de la Legislatura porteña.

En sus cinco intentos, el proyecto de cambio de norma urbana no fue aprobado debido a la falta de los votos necesarios para habilitar un emprendimiento con un tope de 28.000 metros cuadrados para un centro comercial que tendría nueve pisos de altura, cines y un estacionamiento.