CORONAVIRUS
19/08
Crudo informe de residentes y concurrentes: falta de camas de terapia intensiva y colapso de hospitales en la Ciudad
La Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA presentaron el segundo informe sobre el estado del sistema de salud pública de la Ciudad. El documento enfatiza en el "colapso de hospitales y la falta de personal y camas de terapia intensiva". Además remarca que no hay datos del sector privado no se conocen con exactitud.
La Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA realizó el segundo informe de situación sobre las condiciones en las que trabajan diariamente, denuncian que "trabajan al límite, sin protocolos efectivos, ni equipos de protección en cantidad y/o calidad necesaria, laboralmente precarizados, agotados, sin licencias teniendo más del doble de trabajo, y con los salarios congelados enfrentamos el peor momento de la pandemia".

"Ante la falta de respuestas al primer relevamiento de la Asamblea de Residentes y Concurrentes CABA, desarrollamos un nuevo informe actualizado del estado de situación de los efectores públicos de la CABA", comienza el documento.
 
En primer lugar de acuerdo a los datos obtenido,  se desprende que los residentes se encuentra a cargo de las guardias. El 78% está a cargo de las salas de guardia y un 47% a cargo de las guardias de UTI. Estas guardias en su mayoría son trabajo no pago: 85% en sala y 56% en UTI". Residentes y Concurrentes señalan que están estamos expuestos a "una sobrecarga laboral ya que solo se incorporó personal en un 61% en sala y en un 50% en UTI y la demanda se incrementó exponencialmente. Aun así, un gran número de concurrentes, profesionales en capacitación, continúan trabajando sin percibir salario, y sin ser contratados para estas funciones".

En segundo lugar, marcan que se encuentran expuestos ya que "no han habido protocolos nuevos, lo que se visualiza en un 68% de las respuestas, ni capacitaciones (78%) en el último mes. Dichas capacitaciones podrían haber servido para mejorar medidas de cuidado del personal y de pacientes". Solo el 22% contestó afirmativamente a la pregunta de si hubo mejoras en sus espacios de trabajo y con respecto a la cohortización.

En tercer lugar, el documento enfatiza sobre el número real de camas de Terapia Intensiva disponibles para pacientes con COVID 19 en estado de gravedad del total de los efectores públicos, así como también un estado de situación de la mayoría de los 34 efectores.

El documento marca que el mientras el Gobierno contabiliza 450 camas de UTI, los trabajadores de la salud pudieron contabilizar 274. "Se estima que el GCBA contabiliza como camas de UTIs aquellas que no tienen ni el equipamiento, ni el personal para ser consideradas como tales. A la fecha de cierre de este informe, el GCBA informa que existen 291 casos graves internados en el sistema público de salud (Fuente MinSal CABA), concluyendo que 17 pacientes, por lo menos, se encuentran internados en salas no UTIs, aunque requieren cuidado intensivo".

"El colapso de los hospitales está en desarrollo. Actualmente más del 40% de los efectores cuenta con el 100% de camas ocupadas, principalmente los hospitales agudos. De las camas COVID en salas de internación, el 87% están ocupadas, acorde a lo que se ha relevado desde la Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA. Esta situación se manifiesta en las dificultades cotidianas para encontrar camas de UTIs y el rechazo de derivaciones. Lo que tiene como consecuencia una mayor mortalidad de les pacientes que finalmente llegan a la UTI en un grado de mayor deterioro y por lo tanto con mayor mortalidad, elevando la tasa de letalidad por pacientes infectados como se puede observar en los números de los últimos días".

"Por otra parte, los datos del sector privado de la salud, de mayor capacidad que el público, no se conocen con exactitud. Según lo informado por las autoridades de estas entidades, también se encuentra al borde del colapso. La fragmentación del sistema de salud y el interés privado de los empresarios, impiden contar con la información y los recursos necesarios para atender a la población de manera igualitaria. Esta situación, que venimos denunciando hace meses, nos encuentra a les trabajadores de la salud al límite. Sin protocolos efectivos, ni Equipos de Protección en cantidad y/o calidad necesaria, laboralmente precarizades, agotades, sin licencias teniendo más del doble de trabajo, y con los salarios congelados enfrentamos el peor momento de la pandemia", finaliza el documento.