SE PLANTEAN AJUSTES TECNICOS
09/09
Amplia Audiencia Pública por el Código Urbanístico
Vecinos, funcionarios, profesionales y legisladores debatieron sobre las actualizaciones y correcciones a la ley que reúne todas las normas de edificación en la Ciudad de Buenos Aires. Durante dos jornadas, 141 de los 224 inscriptos y 7 expositores expresaron su opinión sobre el proyecto del Poder Ejecutivo porteño.

Las modificaciones al nuevo Código Urbanístico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -aprobadas en primera lectura pero requieren de una segunda votación- fueron discutidas ampliamente este lunes en Audiencia Pública, realizada desde el salón San Martín de la Legislatura, con participación virtual de todos los interesados en la temática. La deliberación continuará mañana.

Participaron en videoconferencia decenas de vecinos previamente inscriptos, funcionarios del Poder Ejecutivo, directivos de asociaciones profesionales y cámaras empresariales, profesionales a título personal, agentes inmobiliarios, constructores y diputados porteños,en una deliberación conducida por la presidenta de la Comisión de Planeamiento Urbano, diputada Victoria Roldán Méndez.

Con esta propuesta se plantean ajustes técnicos y de redacción para mejorar la implementación del Código Urbanístico sancionado en 2018, en reemplazo del Código de Planeamiento Urbano que regía desde 1977 en la Ciudad de Buenos Aires. El proyecto fue aprobado en primera lectura en diciembre del año pasado y debe ser puesto a consideración en una segunda instancia para su sanción definitiva.       

Recordemos que el Código Urbanístico se sancionó luego de tres años de tratamiento a través de distintas herramientas de participación ciudadana en las comunas y en la Legislatura de la Ciudad.

Estas convocatorias incluyeron mesas de trabajo en las que intercambiaron ideas representantes de instituciones, organizaciones barriales y civiles, vecinos, arquitectos, urbanistas, el sector académico, juntas comunales y organismos de gobierno junto a diputados, asesores y comisiones especiales, como la de Preservación del Patrimonio Histórico Cultural de la Ciudad.

El Código Urbanístico regula las alturas de las construcciones, sus criterios, los usos del suelo, los mecanismos de control ambiental y la protección del patrimonio histórico de la Ciudad. Además, permite diseñar una ciudad a escala humana que persigue la identidad colectiva, en lugar de la sumatoria de identidades individuales.