BAJA EN LA COPARTICIPACION
22/09
Lousteau y Batakis fueron los protagonistas, pase de factura y justificaciones en el Senado
La oposición cuestionó que los recursos de la seguridad porteña queden atados a una negociación con el gobierno nacional, cada año. La iniciativa fue defendida por Silvina Batakis y por los senadores del Frente de Todos, que justificaron la necesidad de una distribución más equitativa de la coparticipación.

Un plenario de comisiones del Senado comenzó a discutir el proyecto de ley que establece el presupuesto anual que recibirá la Ciudad por el traspaso de los servicios de la Policía Federal a la Policía de la Ciudad, como parte de la quita de recursos que impulsa el gobierno nacional contra la Capital.
 
La iniciativa fue defendida por Silvina Batakis, secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, y por los senadores del Frente de Todos, que cerraron filas en torno al discurso del Poder Ejecutivo, que justifica el ajuste de fondos por la necesidad de una distribución más equitativa de la coparticipación.

La contracara fueron los senadores de Juntos por el Cambio, que en línea con los argumentos de la Ciudad, cuestionaron la medida por considerarla discrecional e inconsulta, además de que reedita la vieja disputa entre la Capital y el interior del país.

"Este proyecto establece exactamente cuál es el monto que le corresponde a la ciudad por los servicios transferidos, en este caso la policía", afirmó Batakis.

En ese sentido, la funcionaria aseguró que la Capital venía recibiendo "recursos excesivos" y que, por lo tanto, se decidió incluir ese financiamiento en el presupuesto nacional. La cifra se actualizará mediante una fórmula compuesta por el índice de variación salarial (80%) y por el índice de precios al consumidor (20%), tomando como punto de partida los fondos correspondientes a 2016.

"Estos números no cuentan servicios adicionales ni incorporan el valor de los bienes, tangibles e intangibles, transferidos", destacó Batakis al defender la partida de 24.500 millones de pesos, una cifra inferior a la prevista, que le corresponderán este año a la ciudad de Buenos Aires.

Pero las discrepancias por parte de la oposición no tardaron en llegar. si bien habló Guadalupe Tagliaferri y Luis Naidenoff, fue Martín Lousteau quien se quedó con el protagonismo opositor en el debate.

"Si queremos ver cómo logramos un desarrollo más equivalente, tenemos que ser más rigurosos", dijo el exministro de Economía y cuestionó que "no vimos ni una sola fundamentación con número. Poder discutir en base a números, de dónde sale y por qué y eso tiene que estar en función de cuánto sale el gasto de la seguridad de la Ciudad de Buenos Aires".

"No solamente que de la noche a la mañana, por un conflicto, se nos anuncia que la Ciudad de Buenos Aires va a recibir menos plata, sino que no hay una base de cálculo y además el mecanismo va a ser distinto que al resto de las jurisdicciones de la Argentina. No va a ser automático como el resto, va a ser distinto de lo que hace con todos los recursos para todas las provincias del país".

“Dicen que el motivo es el desarrollo equivalente para todas las jurisdicciones,  para alcanzar el desarrollo está por un lado el stock de lo que se crea que es el sector privado y, por otro, lo que pueda aportar el Estado y ver cómo compensa eso y que el Estado nacional garantice la igualdad" arremetió el senador porteño y recordó que cuando uno mira eso “Neuquén gasta el doble por habitante que la Ciudad de Buenos Aires, Santa Cruz gasta más que la Ciudad, Chubut, Catamarca y Formosa gastan más que la Ciudad por habitante”.

"Desde 2007 al 2015 el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no transfirió ni un solo peso relacionado a las competencias transferidas a la Ciudad".

El senador porteño sostuvo que “si queremos ver exactamente cómo logramos un desarrollo equivalente tenemos que ser más rigurosos y eso vale para la fundamentación pública de los actos de gobierno porque ya tuvimos un decreto y un proyecto de Ley y no vimos un solo número”.

“No entiendo porque hacemos un tratamiento diferente con la Ciudad de Buenos Aires, porque en el 92 se transfirieron la salud y la educación a las provincias y las transferencias son automáticas”, dijo Lousteau y agregó que “este proyecto va a contramano de lo que se hizo con Tierra del Fuego y con la transferencia de salud y de educación a la provincias”.

Lousteau recordó que “la Ciudad recibía 1.8 antes de la Constitución del 94, y recibe 1,4 después de la reforma, es decir cuándo se transforma en una provincia más, baja lo que recibe”.

Según consignó el medio Parlamentario, en su tercera intervención, Lousteau advirtió que “si uno mira el presupuesto que ustedes estipularon, la Ciudad tendría  menos presupuesto para seguridad que varias provincias, menos que Santa Fe, Mendoza y Córdoba que tendrían el 50% más que la Ciudad”.

“Si computo que en la ciudad viven 3 millones de personas y la visitan a diario otros 3 millones, la ciudad sería la jurisdicción que menos recibe en materia de seguridad por habitante”, agregó Lousteau, que remarcó que “cuándo se traspasa una competencia, se traspasa con los recursos”.