05/10
El peronismo pide al Gobierno porteño informes sobre las pistolas Taser
La Legisladora porteña Claudia Neira solicitó al Ejecutivo Porteño que informe si la Policía de la Ciudad cuenta actualmente con pistolas Taser. Además pide especificidades especificando sobre la cantidad y distribución entre el personal policial y, que se detalle la clase de armas no letales y de baja letalidad que forman parte de la Fuerza.
La Legisladora del Frente de Todos Claudia Neira solicitó al Ejecutivo Porteño que informe si la Policía de la Ciudad cuenta actualmente con pistolas Taser, especificando cantidad y distribución entre el personal policial y, además, que se detalle tanto la cantidad como la clase de armas no letales y de baja letalidad que forman parte de la Fuerza.

Neira señaló que “es indispensable contar con la información completa acerca de la adquisición de pistolas Taser por parte del Ministerio de Seguridad (porteño), no sólo las dotaciones actuales y sus criterios de asignación, que deben estar acompañados por los informes técnicos pertinentes, sino también la planificación de futuras adquisiciones”.

La legisladora que integra la Comisión de Seguridad en la Legislatura, solicitó al Ejecutivo que especifique si existe una planificación para avanzar con la adquisición de las mencionadas pistolas, detallando cuándo está previsto comenzar el proceso licitatorio anunciado en los medios de comunicación por funcionarios del gobierno, como así también la cantidad, el costo y la partida presupuestaria destinada a esa compra.

Además, solicitó se indique cuál será la capacitación y distribución previstas dentro de la de Policía de la Ciudad, aclarando si estas armas estarán destinadas a todo el personal o a sectores específicos de la fuerza.

“Entendemos que el debate debe darse siguiendo las recomendaciones de la ONU sobre el marco, los límites y los niveles de profesionalización para el empleo de la fuerza y de armas de fuego", dijo Neira en un comunicado.

Agregó que "cada Estado debe definir, a partir de las características de sus propias fuerzas de seguridad, qué armas no letales o de menor letalidad deben ser utilizadas para cada territorio y clase de delitos, sin dejar de lado un cuidadoso control sobre su uso para reducir al mínimo el riesgo de lesiones a terceros".

Además, aclaró que "la utilización de las armas no letales o de menor letalidad merece un debate sin demagogia, sin apelar el dolor de hechos terribles como el del pasado lunes, y fuera de todo prejuicio ideológico".

"Debemos contar con la información necesaria para poder construir consensos democráticos que garanticen a la ciudadanía tanto políticas de seguridad efectivas como los límites del uso de la fuerza por parte del Estado” concluyó Neira.