OPINION PUBLICA
26/10
Política o economía: quién es el responsable de la suba del dólar en Argentina
Los consultores Lucas Romero y Shila Vilker dialogaron con La Tecla sobre el impacto de la volatilidad del precio de la moneda estadounidense en la sociedad. La "falta de liderazgo" como posible causa y el estado de "eterna crisis" de la Argentina.
Una vez más, la economía argentina baila al compás del dólar. El Gobierno de Alberto Fernández busca desesperadamente la contención del precio de la divisa norteamericana, sin rifar sus reservas ni recurrir a una devaluación.

La Tecla dialogó con dos consultores, Lucas Romero y Shila Vilker, respecto a qué observan en la percepción de la opinión pública sobre el dólar y su volatilidad.

Romero, director de Synopsis Consultores, indicó que "probablemente, los movimientos en dólares estén generando incertidumbre y mas pesimismo hacia el futuro".

"Más del 60 por ciento de la gente cree que el país va a estar peor en un año. Cuando se ve desde la perspectiva personal, un 48 por ciento cree que su situación va a empeorar en el año. En agosto habíamos visto una pequeña recuperación de las expectativas, pero en septiembre y octubre se obturaron. Quizás esto esté asociado a la incertidumbre económica que tuvo al dólar como protagonista", señaló.

Vilker, directora de Trespuntozero, por su parte, señaló que hicieron un estudio respecto a la percepción del dolar en la opinión pública y señaló "el efecto imaginado" de la moneda estadounidense en la vida cotidiana de la gente.

"Le preguntamos a la gente sobre las restricciones y la compra de dólares y qué es lo que más la afecta en su vida personal y encontramos que 1 de cada 3 argentinos conecta la idea del dólar con la pérdida de poder adquisitivo, con la inflación y la suba de alimentos", informó.

Según analizó, "la cabeza del argentino termina siendo bimonetaria: mira el dólar para ver el impacto en sus pesos". Del estudio, se desprendió que en los niveles educativos más bajos y las "franjas intermedias en las que recae esta cuestión de parar la olla", la asociación está ligada a la "suba de los alimentos".

"No es un problema del ahorro ni irse al exterior, sino de vida cotidiana. Por eso esta incertidumbre que generan estos saltos en la brecha cambiaria o el tema del dolar blue"


¿Política o economía?

Una de las principales dudas que conlleva la incertidumbre cambiaria es si se trata de un problema económico o político. Romero analizó que en las decisiones económicas "que son negativas", se pueden encontrar condicionantes políticos referentes a la "toma de decisiones".

"Esa falta de rumbo en algún punto están condicionadas por la situación social, que limita los márgenes de acción, y la falta de consenso interno dentro la coalición, en la que no se resuelve por el liderazgo. No hay líder que diga que hay que ir para un lado. Parece que está buscando los acuerdos interno para definir a dónde ir y eso termina traduciéndose en la perspectiva externa como una falta de rumbo", señaló.

Por su parte, Vilker se refirió a otro punto estudiado por su consultora, la idea del "eterno retorno de la crisis" en Argentina.

"Hicimos un estudio en octubre en el  que preguntamos si Argentina estaba en crisis y 9 de cada 10 nos respondieron que estamos en una crisis. Pero lo interesante es que hay una naturalización de que Argentina vive en crisis", informó.

En ese contexto, indicó que esa situación da lugar a dos aspectos: el de "bajarle el precio a la crisis actual" y que, en una eventual salida, el retorno a esa situación "como un destino, también está y se empieza a consolidar".

Por último, respecto a la posibilidad de que un cambios de nombres en el equipo económico del Frente de Todos pueda revertir la política económica y la confianza, Romero opinó que "la opinión pública demanda cambios", amparándose en estudios sobre la imagen positiva de Fernández y su manejo de la situación económica  y sanitaria en la pandemia.

"Pero con esta idea de esta suerte de estigma de que no hay un plan, que probablemente se termine filtrando a la opinión pública en general, quizás se esté poniendo el foco en el liderazgo. Eso es complicado, porque el origen de este proceso político, tan particular, en el que la vicepresidenta (Cristina Fernández) nominó al candidato a presidente, lo ponga la necesidad de Alberto Fernández de consolidar su autoridad al frente a la coalición gobierno", cerró.